Revista teatros

Actualidad

volver

Publicado el 10 de Octubre de 2017 a las 12:58 horas

Clara Sanchis revive y redice a Virginia Woolf en "Una habitación propia"

Clara Sanchis revive y redice a Virginia Woolf en

“Su lectura me quitó el sueño. Me conmovió y me sacudió. Virginia Woolf era un tigre colorido merodeando alrededor de su presa hasta morderla en el cuello. La presa era yo. No pegué ojo en toda la noche. ¿Por qué me duele y me ilumina este discurso, si son cosas dichas hace casi un siglo?”. Sola en escena, sin más compañía que unos libros, un piano y palabras afiladas, irónica a ratos, inteligente siempre, divertida, ácida, luminosa, Clara Sanchis –“Festen”, “El alcade de Zalamea”, “Isabel” y un largo etcétera– vuelve a Virginia Woolf. La revive, la redice y la respira en este espectáculo tan necesario como aplaudido cuya dirección y adaptación firma María Ruiz. Del 11 al 29 de octubre en el Teatro Español.

Una escritora da una conferencia ante unas jóvenes estudiantes, sobre el tema de «las mujeres y la literatura», en 1928. Sus palabras, irónicas y afiladas, son el relato vivo de un descubrimiento: para dedicarse a la literatura, una mujer necesita dinero y una habitación propia. Sólo hace nueve años que se le ha concedido el voto a la mujer.

La dinámica de esta falsa conferencia es una experiencia imaginaria, vívida y humorística, que desemboca como un río inexorable en algunas de las ideas más inteligentes y de apariencia más sencilla sobre el darse cuenta de las mujeres de su lugar en el mundo, en el momento mismo en que está sucediendo la mayor revolución social de todos los tiempos: la igualdad de hombres y mujeres ante la ley. 

**Recomendamos al público interesado en las funciones sobretituladas que reserven sus entradas a partir de la fila 6, si es en la sala Principal y a partir de la fila 3 si se trata de la sala Margarita Xirgu para garantizar la buena visibilidad de los sobretítulos.

La crítica ha dicho

“Magistral. Y en el cuerpo a cuerpo con el espectador (...) soberbia Clara Sanchis”, El Mundo.

“Histórico gran alegato feminista”, ABC.

“(…) la actriz lagrimea, ríe o toca el piano con la misma destreza con la que hace reír o emociona”, La Vanguardia.

“Un montaje tan singular como interesante, tan irónico como provocador, tan sorprendente como evidente, tan duro y aplastante como hermoso e hiriente”, Diariocrítico.com.