Revista teatros

Actualidad

volver

Publicado el 04 de Julio de 2019 a las 18:40 horas

Delibes es para el verano. Vuelve "Cinco horas con Mario"

Delibes es para el verano. Vuelve

El Teatro Bellas Artes recupera este verano el espectacular monólogo de Miguel Delibes "Cinco horas con Mario" que hizo eterno Lola Herrera. La obra, dirigida por Josefina Molina, estará en cartel del 4 de julio al 1 de septiembre.

Estamos en Marzo de 1966. Carmen Sotillo acaba de perder a su marido Mario de forma inesperada. Una vez que las visitas y la familia se han retirado, ella sola vela durante la última noche el cadáver de su marido e inicia con él un monólogo–diálogo en el que descubrimos sus personalidades y los conflictos de su matrimonio.

Con una forma entrecortada, detallista al mínimo, reiterativa y llena de tópicos, Carmen Sotillo dice cosas, manifiesta sentimientos y emite juicios que a muchas personas hoy les pueden parecer increíbles. Pero damos fe de que ese lenguaje existía, de que esos juicios se emitían, de que esas “cosas” de Carmen estaban en la vida de todos los días.

“A Lola Herrera la haría eterna para que siempre representara esta obra”. Hasta Miguel Delibes cayó rendido a los pies de esta dama de la escena. Tanto es así que más de una vez dijo que ya no podía imaginar a Carmen Sotillo sin el rostro y la voz de Lola Herrera. La vallisoletana, colosal como siempre, llena de matices, cálida, intensa, puro teatro, pura vida, vuelve a velar, cinco horas más, 40 años ya, a Mario.

Y le presta sus ojos, su piel, su alma, su voz, sus manos a una mujer que la ha acompañado durante toda su carrera y de la que creyó despedirse en 2005 para siempre. Por suerte, se equivocó y volvieron a encontrarse en 2016 con motivo del 50º aniversario de la publicación de la novela. Y hasta hoy… 40 años con Lola.

Media vida velando a Mario

Lola Herrera estrenó en 1979 con 44 años este personaje y lo hizo con los teatros abarrotados durante 10 años. En 2001 volvió a él cuando tenía 66, repitiendo éxito. Y de nuevo en 2016, a punto de cumplir 81.

Fue una obra de primeras veces: era la primera vez que un texto de Delibes llegaba a la escena, José Sámano debutaba en la producción, Josefina Molina en la dirección, Rafael Palmero en la escenografía y Luis Eduardo Aute en la ilustración musical de una obra de teatro.

Nadie creía en el proyecto y en el ensayo general varios de los asistentes se quedaron dormidos. ¿Nº de funciones y espectadores?

Entre las críticas más recientes:

“Y Dios creó a Lola Herrera”, Diario de Sevilla.

“Recital de una gran actriz”, Ideal. “Lola Herrera, insuperable (…) parece hecha para ese papel”, La Nueva España.

“Interpretación magistral, luminosa, gozosamente alejada de la rutina”, ABC.