Revista teatros

Actualidad

volver

Publicado el 16 de Mayo de 2024 a las 10:00 horas

Israel Galván y Natalia Menéndez llegan al Teatro Español con el estreno absoluto de DREAM

Israel Galván y Natalia Menéndez llegan al Teatro Español con el estreno absoluto de DREAM

La Sala Principal del Teatro Español acoge el estreno absoluto de la creación DREAM -anagrama de MADRE-, una propuesta construida al alimón entre la directora Natalia Menéndez y el artista Israel Galván que indaga en las relaciones maternofiliales y que tendrá lugar en ocho únicas funciones, del 17 al 26 de mayo.

Hemos charlado con ambos y nos han contado su visión de esta propuesta:

Israel: Para mí es como las madres mitológicas de antes, todavía en la vida en que vivimos, en esta sociedad, siguen estando, es como que los mitos siguen. Yo bailo como la oportunidad de verme reflejado como niño y como madre… Es un poco como la película Psicosis. Y es una búsqueda también de sonidos y de texturas que son como de dentro de la barriga. Y luego están también los sonidos reales del mundo de fuera.

Natalia: Es una ceremonia interdisciplinar entre sueño y pesadilla que huye y se imanta de esa relación; no se sabe quién es la madre y quien es el hijo, tampoco se pretende contar una historia. Es una búsqueda con o sin piedad, un abismo salpicado de humor y poesía. El teatro impregna este recorrido a través de las trágicas madres griegas y sus semejanzas con el mundo animal. Es también una investigación entre sonidos y músicas muy cercanas y otros sonidos nuevos que extrañan, que golpean o seducen, y, a la vez que se baila la palabra. Es un viaje donde los tiempos se diluyen, se mezcla el ayer trágico con el hoy que también lo es y tal vez lo será mañana.

Natalia Menéndez, quien recientemente ha recibido el rango de Chevalier de l'Ordre des Arts et des Lettres (Orden Ministerial de la República Francesa), ofreció la idea de profundizar en este complejo tema a Israel Galván (Premio Nacional de Danza 2005), quien enseguida acogió el proyecto con entusiasmo. Ambos comenzaron el proceso creativo con la dirección de Menéndez y con la coreografía de Galván. 

En palabras de Menéndez,

"el proceso de investigación y ensayos ha concluido en una creación muy especial que no es teatro, ni danza, ni flamenco, pero que es todo ello al mismo tiempo. Un espectáculo que habita el escenario; donde se crea algo extrañamente familiar, es una celebración, un ritual, una ceremonia del hijo que celebra y huye de la madre atenta y violentada".
 

Con este ritual —entre la invocación y el exorcismo—, que en realidad es el más viejo del mundo, se vuelve a escenificar ese pleito infinito en el que la madre es simultáneamente acusada y defendida, abogada y fiscal. 

En DREAM surge la pregunta sobre cuánto tenemos de animales y cuánto tienen los animales de nosotros. En el escenario se trabajan sonidos nuevos, cotidianos, infantiles unidos a materiales opacos, translúcidos, viscosos, ruidosos, etc., para ir de lo más ligero a lo más profundo del inconsciente. Todos estos elementos son jugados con la extraordinaria singularidad de la coreografía de Israel Galván. Él consigue ofrecernos distintas madres e hijos y no saber por momentos quién es quién, porque no se pretende contar una historia. Se trata de crear sensaciones y emociones dispares, sin juicios y con vértigo.

Menéndez y Galván han contado con María Marín a la guitarra y cante; Antonio Moreno a las percusiones; Juan Jiménez Alba a los vientos; y con la peculiar voz de la abogada Paquita Cobos Gil. En cuanto al equipo artístico, han intervenido Miguel Álvarez-Fernández (asesor musical), Valentín Donaire (iluminación), Pedro León (diseño del espacio sonoro), Micol Notarianni (vestuario), Pepe Barea (diseño de escenografía) y Ana Barceló (ayudante de dirección).


¡Apúntate a nuestra newsletter!

Recibirás un email quincenal con la revista completa, la actualidad destacada y ventajas exclusivas

  He leído y acepto la política de privacidad.