Revista teatros

Actualidad

volver

Publicado el 29 de Noviembre de 2019 a las 13:16 horas

Julián Fuentes Reta estrena en el Canal "Las cosas que sé que son verdad" con Verónica Forqué

Julián Fuentes Reta estrena en el Canal

Julián Fuentes Reta estrena en el Canal "Las cosas que sé que son verdad" con Verónica Forqué. Ganadores de los premios Max a la Mejor Obra Teatral y a la Mejor Dirección en 2015 con el espectáculo Cuando deje de llover –que también se alzó con el Max a la Mejor Actriz Secundaria–el dramaturgo Andrew Bovell y el director Julián Fuentes Reta coinciden de nuevo en un proyecto teatral que sitúa los mecanismos familiares en el centro de su eje argumental. En los Teatros del Canal a partir del 30 de noviembre.

Un retrato complejo de los mecanismos de la familia -y del matrimonio- desde el punto de vista de cuatro hijos, estreno que se produce en el marco del Festival de Otoño y que permanecerá en cartel en la programación regular del teatro hasta el 15 de diembre. Sus protagonistas, Verónica Forqué, Julio Vélez, Pilar Gómez, Jorge Muriel, Borja Maestre y Candela Salguero.

Esta obra plantea los vínculos entre los seres humanos y la naturaleza a través de la historia de una pareja y sus cuatro hijos. Vemos cómo en el transcurso de un año deben enfrentarse al mundo y los cambios que este está viviendo en este siglo.

Los más urgentes del mundo occidental: género, identidad y conflicto de clases y social. Estos temas “macro” traen consigo los “micro”, o de cómo una familia de clase media puede confrontar que el mundo ya no es como era a finales del siglo XX. El impacto de todo esto en la vida de todos y todas es inmenso. La pieza habla de todos nosotros, de esa clase media y trabajadora en riesgo de extinción por la subida del umbral de pobreza y el engorde de las clases altas, Julián Fuentes Reta

En una casa suburbana, con un pequeño jardín, una familia de clase media afronta el paso de un año decisivo. A través de la metáfora material del transcurso de las cuatro estaciones, que condensarán el crecimiento y cambio de cuatro hermanos y hermanas y sus vínculos con su padre y su madre, el público asistirá al desarrollo de un organismo que mutará, se agitará y morirá, para seguir, siempre, incontenible e imparable, respirando y transformándose.

Bovell firma un texto que parte de los esfuerzos de cuatro hijos por ser sí mismos, más allá de las expectativas proyectadas por sus progenitores, que han trabajado muy duro a lo largo de su vida con el fin de forjar un futuro lleno de posibilidades para su prole: las que ellos nunca tuvieron. La obra presenta un retrato complejo e intenso sobre las relaciones del núcleo familiar, destapando las fisuras que ponen en cuestión aquellos lazos que aparentaban ser firmes. Las cosas que sé que son verdad se sustenta en los principios de un teatro comprometido con el tiempo presente y que explora las emociones que nos conmueven. 

Con una gran contención, la pieza sigue explorando un tema constante en la imaginería de Bovell: la relaciones, las fisuras y los vínculos de las personas con la naturaleza. Con aquello que está más allá del conocimiento y del dominio humano. Aquello que, en suma, a pesar de nuestra ilusión del control, va trazando el transcurso de nuestra vida.