Revista teatros

Actualidad

volver

Publicado el 08 de Abril de 2019 a las 10:36 horas

La CNTC continúa con sus puertas abiertas. Turno de Morboria Teatro y "El lindo don Diego"

La CNTC continúa con sus puertas abiertas. Turno de Morboria Teatro y

La CNTC continúa con sus puertas abiertas. Tras los "Desengaños amorosos" de Estival Producciones, llega el turno de Morboria Teatro y "El lindo don Diego". Podremos ver esta original propuesta en el Teatro de la Comedia del 10 al 13 de abril.

Morboria Teatro –compañía madrileña de teatro independiente creada en 1983 por Eva del Palacio y Fernando y Álvaro Aguado– nos invita a disfrutar de esta hilarante y celebrada comedia de Agustín Moreto que, escrita en 1654, nos hace un retrato de lo más actual y lleno de ironía sobre el narcisismo y la vanidad.

“Moreto nos pone un espejo donde mirarnos. En un mundo que rinde culto de manera enfermiza a la belleza, a la juventud, al Yo, el mensaje que nos transmite es de rabiosa actualidad. Don Diego, en nuestro siglo sería el rey del ‘selfie’. Es una crítica al egoísmo, al egocentrismo y a la estupidez, a la forma sin fondo, al parecer y no ser, pero desde la risa y el humor”, nos cuenta Eva del Palacio, responsable de la versión y la dirección.

Un nutrido grupo de actores da vida a esta versión alegre y colorista que ha respetado el texto íntegro, sin amputaciones, aunque se ha permitido cambiar el sexo de dos personajes.

”Ambientarlo en los años 30 del siglo XX, en un club modernista de postín, subraya el carácter festivo y lúdico de la obra y me ha permitido rendir homenaje a grandes artistas de la época, la gran bailarina Tórtola Valencia, a Granados y a la música que empezaba a oírse en esos años”, apunta la directora.

Ritmo, sentido del humor, versos ágiles e inteligentes, refranes y dichos populares, personajes dibujados con maestría y una sociedad llena de claroscuros pueblan este hilarante montaje con música en vivo –clásicos de Jazz y algunos temas originales compuestos por Miguel Barón– y un vestuario precioso y detallista con el que Morboria pisa, tras pasearse por los festivales más importantes, “las tablas del ‘Templo de los Versos’, del ‘Altar del encabalgamiento’, del ‘Santa Sanctorun’ de la sinalefa. Es un enorme placer y un honor”, finaliza.