Revista teatros

Actualidad

volver

Publicado el 12 de Abril de 2018 a las 13:37 horas

La Compañía Nacional de Teatro Clásico estrena El burlador de Sevilla

La Compañía Nacional de Teatro Clásico estrena El burlador de Sevilla

La Compañía Nacional de Teatro Clásico estrena "El burlador de Sevilla" en el Teatro de la Comedia dirigido por Josep Maria Mestres. Un mito universal que aguanta, con fuerza, una mirada contemporánea. La versión de Borja Ortiz de Gondra la dice sobre el escenario un maravilloso y extenso reparto de quince actores encabezados por Pepe Viyuela y Raúl Prieto

“Tan largo me lo fiais”. Que don Juan acaba siendo arrastrado a los infiernos por la estatua de don Gonzalo no es un secreto para nadie. Pero el ejemplarizante castigo que le depara Tirso de Molina, su autor y creador, hoy nos deja un poco fríos. “Ahora sabemos que el infierno está en nuestro mundo, a veces muy cerca. Incluso hay quien, como don Juan, lo lleva dentro de sí”, nos cuenta el director Josep Maria Mestres.   

“(...) Y EL MAYOR / gusto que en mí puede haber es burlar una mujer / y dejarla sin honor”. Duelen hoy estos versos tanto como ayer.

“¡Son inaceptables! Pero son sólo la punta del iceberg: unos versos que el autor pone en boca de don Juan, para quien la norma es burla”, afirma el director Josep Maria Mestres y continúa: “Lo que realmente duele y alarma son los prejuicios, las convicciones, los comportamientos profundamente machistas del resto de los personajes masculinos. Y lo que realmente sorprende es sentir aún el eco de este pensamiento arcaico y sórdido en nuestra sociedad actual. Tirso nos lo descubre. Nuestra labor es trabajar para desterrarlo de raíz”.

Un personaje de hoy Por eso en su versión Borja Ortiz de Gondra ha querido jugar al mismo juego que don Juan y “sacar a la luz la palabra olvidada de las víctimas que el arrogante va dejando a su paso”, criados abandonados a su suerte, padres dolientes y, sobre todo, mujeres burladas y enmudecidas.

“Las mujeres de Tirso son de una modernidad radical. Son activas, desean, toman decisiones, denuncian al agresor. ¡El “Me too” no está tan lejos!”, apostilla Mestres.

Envuelto en la poesía, la belleza, la magia y el sentido del humor de Tirso, don Juan, transgresor, egoísta, hedonista, desenfrenado, se ha convertido en un mito universal que resiste con fuerza una mirada contemporánea.

“Queremos acercarnos a don Juan con una mirada despojada de tópicos, con una sensibilidad contemporánea. Queremos aproximarlo a nosotros, mirar de tú a tú a ese transgresor. Dejar que nos interpele, que nos seduzca… mientras intentamos poner de manifiesto su comportamiento psicópata, la absoluta falta de empatía para con sus víctimas y su crueldad gratuita”, nos cuenta el director: “En definitiva, queremos tratar a don Juan como uno de nosotros”.

Raúl Prieto, Pepe Viyuela, Mamen Camacho, Elvira Cuadrupani, Ricardo Reguera, Pedro Miguel Martínez, Samuel Viyuela González, Egoitz Sánchez, Paco Lahoz, Irene Serrano, Juan Calot, Ángel Pardo, José Juan Rodríguez, Lara Grube y José Ramón Iglesias se mueven en un espacio escénico que parte del siglo XVII y desemboca en la contemporaneidad.

Ellos son los encargados de llevarnos directamente a una sociedad en la que don Juan, para el que no hay límites ni nada sagrado, puede permitirse ese tipo de comportamiento amparado en su nobleza, una sociedad que también está plagada de aldeanos poco éticos, una sociedad que, en definitiva, se parece bastante a la nuestra...