Revista teatros

Actualidad

volver

Publicado el 11 de Mayo de 2018 a las 09:55 horas

Naves Matadero estrena la última creación de Mónica Valenciano

Naves Matadero estrena la última creación de Mónica Valenciano

Naves Matadero estrena la última creación de la Premio Nacional de Danza, Mónica Valenciano. Se trata de "IMPRENTA ACÚSTICA en (14 borrones) .. de una APARICIÓN", un trabajo creado en residencia que estará en la cartelera teatral madrileña del 11 al 27 de mayo.

Mónica Valenciano, una figura significativa de la danza contemporánea española, que trabajó en los años 90 con La Ribot, Olga Mesa o Elena Córdoba, entre otras, ha organizado en Naves Matadero bailaderos con artistas de distintas disciplinas, encuentros que la han nutrido en su proceso de creación. 

En el verano de 2016 en L’Animal a l’esquena (Girona) surge el germen de IMPRENTA ACÚSTICA en (14 borrones) .. de una APARICIÓN cuando Mónica Valenciano, Raquel Sánchez, Tania Arias Winogradow, Jorge Rúa y Chefer, se juntan para investigar y probar materiales que Valenciano atesoraba.

Acostumbrada a trabajar con su fragilidad en la intimidad de su equipo, Mónica decide abrirse e invitar a su proceso creativo a inquietos creadores de diferentes disciplinas del baile, la interpretación, las artes plásticas, audiovisuales y del movimiento.

Estos bailaderos, que se han producido cada sábado, desde principios de 2017, en Naves Matadero - Centro Internacional de Artes Vivas, son encuentros donde diversos artistas han compartido lenguajes y búsquedas, investigado desde distintos puntos de vista con posibles diálogos con ella y aportado materiales cuyas esqueléticas han ido creando cuerpos y lugares de trabajo desembocando en IMPRENTA ACÚSTICA en (14 borrones) .. de una APARICIÓN.

“Este encuentro se propone a partir de un mapa-cartografía a transitar, viajando a través de una baraja de imágenes... correspondencia abierta, cartas de una danza en la formulación de su propio tejido. Entonaciones de un gesto, ritmos de un contacto, desplazamientos de una ausencia que juega. Corpografías de una red al encuentro de esa geografía que se abre paso en el interior ... Cuerpos de una voz, ramificándose en múltiples planos. El espacio como protagonista nos vincula en lo que deja... la piel de ese espacio que toca capaz de alojar un blanco inesperado… Y allí donde la mirada nos convoca prende su visión: A Barajar… Arrastres orquestales y a contratiempo el blanco es un circo de ojos, empieza en agujero. La pedrada es otoño... cruzando el canto de una lágrima volviendo, danza, escucha la parada picotear el tiempo. El miedo destiñe? ... Un punto ladrando suena en la saliva y, el testigo paseando en el fondo de tus ojos ...”, Mónica Valenciano.