Revista teatros

Actualidad

volver

Publicado el 08 de Enero de 2018 a las 09:58 horas

Vuelve la mágica "Todo el tiempo del mundo" de Pablo Messiez

Vuelve la mágica

Flores es el amable dueño de una zapatería de señoras. Cada noche, al cerrar su negocio, recibe la visita de extrañas personas que le cuentan su futuro, le revelan detalles de su pasado y llegan, incluso, a desvelar sus historias presentes. Historias que conviven a la vez generando incertidumbre y el amor que todo lo salva. El flamante ganador de cinco Premios Max por “La piedra oscura”, Pablo Messiez, firma y dirige esta mágica pieza inspirada en la vida real de su propio abuelo, la misma que, tras un año de exitosa gira nacional, regresa a Madrid con un elenco formado por Carlota Gaviño, Rebeca Hernando, Óscar Velado, María Morales, José Juan Rodríguez, Íñigo Rodríguez Claro y Mikele Urroz. Del 10 al 28 de enero en El Pavón Teatro Kamilaze.

LA CANDIDATA A 9 PREMIOS MAX 2017, “Todo el tiempo del mundo”, se nutre del tiempo y los recuerdos como punto de partida y lo hace a través de la verdadera historia biográfica del señor Flores y su zapatería –abuelo del autor Pablo Messiez–: “Yo pasaba mucho tiempo allí en su zapatería cuando era muy chiquito y siempre me pareció un espacio muy teatral y fascinante. Se me ocurrió escribir esta obra, que aborda la idea del tiempo cronológico versus el tiempo todo junto. Contraponer el tiempo de la historia, el que medimos en minutos y segundos, con el tiempo de las sensaciones, las emociones, de algo más subjetivo, como cuando uno espera al ser amado y el tiempo le parezca larguísimo”.

Contando con las mil y una anécdotas narradas por su madre y la suma de sus propios recuerdos vividos en primera persona, Messiez propone una obra llena de cuestiones tan interesantes como trascendentales, como por ejemplo: “Si alguien tiene una experiencia de la que no hay testigos y la olvida, ¿eso ha pasado? ¿Es acaso nuestra historia algo más que una serie de relatos compartidos? Si el pasado está hecho de relatos y el futuro está hecho de deseos, ¿en qué lugar entre las palabras y las cosas está nuestro presente?”.

Tiempo, familia, recuerdos...

El entorno familiar más íntimo del autor compone los protagonistas que dan vida a la pieza. Así, su abuelo –Héctor Flores–, la abuela Nené y su madre Amelia –la cual no sólo lleva su nombre real, también sus vestidos– son el corazón de esta historia. ¿Su reacción? “Ha sido muy catártico para todos”, apunta Messiez, y concluye: “Esta obra nace de la necesidad de contarla y, por suerte, lleva ya un año encontrando su sentido en las miradas del público. ¡Muchas ganas de encontrarnos ahora con los ojos del público del Kamikaze!”.

La crítica ha dicho...

“Casi todo es prodigioso en “Todo el tiempo del mundo””, Guía del ocio.

“Gran humorada y alta filosofía”, La Razón. “”Todo el tiempo del mundo” es una pieza de orfebrería. Realismo mágico. Belleza. Y una interpretación perfecta”, El Mundo.

“”Todo el tiempo del mundo” es uno de los guiones teatrales más extraordinarios de los últimos tiempos”, La Nueva España.