Revista teatros

Entrevistas

volver
Blanca Portillo

Publicado el 01 de Enero de 2018

Blanca Portillo

Obra: El ángel exterminador

 Hay que dejarse llevar. Si nos puede el miedo, ¡no nos movemos!

 Mirar el presente a través de los ojos de Buñuel, volver a mirar a sus personajes y preguntarles qué nos quieren contar y bucear, no sólo en el subconsciente del autor, sino en el nuestro propio, entrar en un mundo lleno de interrogaciones y sin apenas respuestas. Esa es la máxima con la que afronta este trabajo esa bestia escénica que es Blanca Portillo, ‘la Portillo’, como las grandes, como ‘la Xirgu’, como ‘la Espert’. Capaz de enfrentarse a cualquier reto y salir siempre triunfante, la actriz que nos emocionó en su último trabajo, “El cartógrafo”, torna ahora en directora...

Un genio como Buñuel, una gran película, la versión de todo un hombre de teatro y un espectacular reparto, en número y talento. Blanca Portillo cuando se pone a soñar lo hace a lo grande, ¿no? ¿Cómo lo está viviendo?

La propuesta partió de Carme Portaceli… Quedamos un día y me dijo que quería que dirigiera en El Español una versión de El Ángel exterminador. Me asusté, dudé, lo pensé mucho… Hablé con Fernando Sansegundo (con quien ya había trabajado en la versión del cuento de Dürrenmatt, “La Avería) y le pregunté si él lo veía posible… Su respuesta positiva fue lo que me dio el empujón definitivo. Desde entonces ha pasado casi un año…

¿Cómo lo estoy viviendo? Con ilusión y con una sensación de tremenda responsabilidad. Soy consciente de la envergadura del proyecto y de su dificultad. Pero, como siempre, lo importante es rodearse de un buen equipo, ser fiel a una misma y trabajar con honestidad. Será al espectador quien valore el resultado.


Dice Fernando Sansegundo que podría parecer un acto de soberbia, incluso un empeño estéril, versionar a Buñuel. ¿Asusta un poco o en el teatro hay que dejarse llevar por la locura y los sueños?

Creo que sí, que hay que dejarse llevar. Buñuel decía que cualquier creador debe ser fiel a su alma… El Teatro es un territorio de libertad, de experimentación, de imaginación… Si nos puede el miedo, ¡no nos movemos!


¿Por qué Buñuel y por qué “El ángel exterminador”?

Insisto en que la propuesta es de Carme. Pero, sin duda, es un acierto. Buñuel era un amante del teatro y El ángel tiene un gran componente teatral. El punto de partida, el hecho de que una serie de personas se encuentren encerradas en una habitación sin poder salir es una improvisación básica en el teatro. Después, tiene una crítica social implícita de incalculable valor, tiene un sentido del humor ácido, corrosivo… Y un componente onírico, que bucea en el inconsciente, que aporta un espacio de libertad enorme. Creo que es una gran elección.


¿Recuerda la primera vez que vio la película?

Creo que no tenía más de dieciocho años… Me impresionó, me asustó… No sé si la comprendí, pero me dejó un eco de inquietud enorme.


Buñuel está lleno de imágenes muy potentes… Y “El ángel exterminador” también, ese oso en las sombras, la mano ‘andante’… ¿Cómo se piensa y se mira a Buñuel para subirlo a las tablas, cuál es su propuesta?

Cine y teatro son lenguajes muy diferentes… Hemos intentado traducir al lenguaje teatral los elementos cinematográficos. En el teatro es el espectador quien completa las imágenes. El teatro apela al imaginario del espectador a través de sugerencias. Ahí nos hemos movido… Utilizando las herramientas que Buñuel propone (crítica, humor, lo inconsciente, lo sórdido, lo violento…) traducidas al lenguaje teatral.


Ya sólo bucear en lo que se ha escrito sobre esta película es apasionante e inabarcable. ¿Ha caído en la ‘trampa’ de leer y releer interpretaciones? ¿Cuántos interrogantes tiene sin responder?

Empecé leyendo esas interpretaciones y lo dejé… Me centré en Buñuel, en sus comentarios, en sus teorías… Era un hombre muy libre que nunca hablaba de lo que quería contar, siempre dejaba al espectador que sacara sus propias conclusiones… Y traté de escucharme a mí misma, agarrarme a lo que la película producía en mí… Ser fiel a él y a mí misma… Por eso no hay respuestas… Todos los interrogantes quedan abiertos. Y no seré yo quien pretenda dar respuestas que no me corresponden.


Si su objetivo es mirar el presente a través de los ojos de Buñuel, ¿se están reconociendo, han reconocido a sus personajes como actuales o hemos evolucionado en estos años? Yo pensaba en “Gran Hermano” como “El ángel exterminador” del s. XXI…

¡Sin duda! Sus personajes son perfectamente reconocibles hoy y nos da un espejo a través del que mirarnos y la imagen que nos devuelve no ha cambiado nada…! Se ha dicho muchas veces que El ángel exterminador es la génesis de los realities de convivencia… Y es cierto… Solo que los personajes de El ángel no están encerrados “voluntariamente”… Así que el resultado es mucho más… cruel, doloroso, incisivo...


La premisa de la que parte Buñuel parece muy simple, pero esconde muchas cosas. ¿En qué llagas mete el dedo esta obra?

Leyendo a Buñuel he aprendido algo importantísimo: no hay que contar lo que uno ha querido hacer, hay que hacerlo y que los demás saquen sus conclusiones. Hay muchas llagas en las que meter los dedos, el público hará su lectura. El equipo sabe bien qué estamos contando, solo a ellos les corresponde saber para contar bien la historia, pero el resultado solo lo debe leer el ojo ajeno...


Después de, como siempre, emocionarnos en “El cartógrafo”, vuelve a su faceta de directora. ¿Se llevan bien la Blanca actriz y la Blanca directora, ayuda para entender al otro haberse puesto ambos trajes alguna vez?

Sin duda. Y le alimentan mutuamente. Intento no perder de vista a la actriz cuando dirijo, porque el material de los actores es el que más me importa… Luego, cuando actúo, dirigir me ayuda a ver con una perspectiva más amplia lo que el director quiere contar.


En el estreno, en los ensayos o en las funciones, cuando usted se queda abajo o detrás, ¿siente ‘tentación’ de saltar a escena? ¿Dónde lo pasa mejor o ‘peor’?

No, no… ¡Cuando dirijo disfruto enormemente viendo el trabajo de los actores! Y se pasa bien y mal en ambos sitios… El pánico de salir al escenario… la impotencia, al dirigir, de no poder ayudar más a los actores… cada lado tiene su placer y su horror...


Casos de abuso denunciados en la profesión, la Liga de las Mujeres Profesionales del Teatro publica un manifiesto contra el acoso en el teatro, datos tajantes en cuanto a número de mujeres dramaturgas y directoras que ni siquiera rondan el 25% frente a los hombres, debate en torno a cómo de necesarias o discriminantes, también para las mujeres, son las iniciativas que tienen que ver con la igualdad de oportunidades, con las cuotas de paridad… ¿Cómo viven la Blanca Portillo actriz y la Blanca Portillo directora la situación de la mujer en el teatro actual?

Desde ambos espacios lo vivo como una camino constante, una guerra sin víctimas que consiste en luchar con los hechos para conquistar posiciones… No creo que las mujeres queramos que nos regalen nada por el hecho de ser mujeres, lo que queremos es que, a igual capacidad, nos den las mismas oportunidades y que el hecho de ser mujer no sea un condicionante negativo. Hay que seguir trabajando! Queda mucho por hacer.

  • Entrevista a Jon Plazaola y Noemí Ruiz por Mandíbula afilada
  • Entrevista a Mónica Regueiro por Todas las mujeres
  • Entrevista a Lola Casamayor por Todas las mujeres
  • Entrevista a Lucía Barrado por Todas las mujeres
  • Entrevista a Nuria González por Todas las mujeres
  • Entrevista a Fele Martínez por Todas las mujeres
  • Entrevista a Carlos Romero y Tania Martín por Mudanza Show
  • Entrevista a Úrsula Moreno del Teatro Flamenco Madrid
  • Entrevista a Cristina Plazas por Todas las mujeres
  • Entrevista a Cristina Goyanes y Jorge Valenty por El otro lado de la luna
  • Entrevista a Imanol Arias por La vida a palos, testamento
  • Entrevista a Anthony Blake por Aquí se viene llorao
  • Entrevista a Gon Ramos por La familia no
  • Entrevista a Jesús Castejón por 24 horas mintiendo
  • Entrevista a Álvaro Puertas por Nine, el musical
  • Entrevista a Xavier Alberti por Islandia
Mudanza Show lat
Dos más dos 188 lat
Juicio a una zorra lat 188
Todas lat 189
Escuela Nave 73 188  lat
El tratamiento lat 188
Clásicos en Alcalá 188 lat
San Javier lat
Hipster Show lat 187
TFM 188 lat
Lado luna lat 189
Accion escena 188 lat
Aguacates lat
CCV 188 lat
Ballet St. Peterburgo 188 lat
Mandibula 189 lat
Cristina Rota 188 lat
Escuela Mendez-Leite 188 lat
Scaena 188 lat
Carmen BFM 188 lat ok
Lo que mamá lat 187
Nine lat
Real 187 lat
FEstival antigua mina lat
Almagro lat
Juntos 189 lat
A través de la luz lat
Ítaca 188 lat
Mérida 187 lat
CDN Afasians lat
Rocky Horror 188 lat
Cáceres lat
Blake lat
Corral Cervantes lat