Revista teatros

Entrevistas

volver
Entrevista a Ainhoa Arteta por Katiuska

Publicado el 01 de Octubre de 2018

Entrevista a Ainhoa Arteta por Katiuska

Obra: Katiuska

“Me hace especial ilusión cantar zarzuela, es un género muy nuestro que debemos mantener y defender. Y yo no he tenido muchas oportunidades de hacerla. Esta será la tercera”

 

 Referente de la lírica en nuestro país, la tolosarra Ainhoa Arteta es, sin duda, nuestra soprano más internacional. Sus años de carrera están llenos de aplausos y ovaciones, de grandes críticas, de premios, entre ellos la Medalla de oro al mérito en la Bellas Artes, de personajes y partituras soñadas, pero también de altibajos y polémicas. Y es que además de arte, de coraje, de excelencia… si una palabra define a Ainhoa Arteta es también honestidad. Honestidad para parar, para encajar, para asumir y para contarlo. Charlamos con ella de su carrera, de sus próximos proyectos y, por supuesto, de la Katiuska que la trae a la Zarzuela.

• Si le digo “Katiuska”...

Me hace muchísima ilusión. Primero, porque es de Pablo Sorozábal y luego porque la hago en la Zarzuela con dos primeros espadas maravillosos como son Jorge de León y Carlos Álvarez. Me hace especial ilusión cantar zarzuela, porque es un género muy nuestro, que debemos mantener y defender. Y no he tenido muchas oportunidades de hacerla, esta va a ser mi tercera zarzuela. Así que tiene muchas connotaciones personales importantes para mí. Además, la producción es de Emilio Sagi, otro de mis queridos amigos, y sé que la va a cuidar muchísimo. Es como ir de la mano de los mejores. Es un momento casi histórico para mí.

 


• ¿Y musicalmente?

Musicalmente es una pieza que tiene unas melodías con un carácter muy defini-do y muy ruso. Yo vengo de una cultura en el norte, en el País Vasco, donde se canta mucho ese tipo de música melódica, como triste y melancólica.

 


 

 

• ¿Cómo es Katiuska?

Es una princesa que huye de la problemática política que está sucediendo en Rusia en aquel momento. Es el reflejo de la historia del pueblo ruso. En el camino se enamora de una persona con la que ese amor no es posible por las condiciones políticas de los dos. Pero al final vencen los sentimientos sobre las ideologías de cada uno. Su amor es más fuerte. Es un personaje romántico y a la vez con una verdad histórica que tiene mucha carga.

 


 

 

• A la hora de ponerse delante de una partitura, ¿qué es lo primero?

Intentar leerla con la mayor objetividad posible e intentar plasmar lo que ha escrito el compositor. Nosotros somos vehículos, lo que prevalece es la composición. Hay que meterse en el estudio profundo para poder encontrar las sorpresas que tiene dentro, que normalmente suelen ser muchas. Hay secretos que parece que no, pero están escritos, en el ritmo, en los silencios...

 


 

 

• ¿Qué necesidades tiene que tener una voz para hacer este papel?

Tiene que ser una voz con un centro respetable para que el papel quede lucido, que tenga bien controlado todo lo que es el legato de la melodía. Es un papel que continuamente está cantando melodías y lo más importante es darle ese legato para que la melodía surja con esa melancolía que tiene.

 


 

 

• ¿Alguna vez ha tenido que decir que no a un papel porque no se sentía capaz de hacerlo?

Muchas veces. Mi carrera está hecha de más noes que síes porque muchas veces me han ofrecido roles que no encajaban en mi vocalidad y me ha tocado decir que no. Y menos mal porque si hubiera dicho que sí posiblemente no estaría ahora aquí. Uno es el que más conoce y entiende su instrumento. Obviamente nuestras voces tienen unos pros y unos contras. Aparte de que es un ejercicio de honestidad con la voz, es el único instrumento vivo que existe. Esta es una lección que aprendí yo del grandísimo Kraus, que a la voz hay que escucharla, nunca hay que obligarla.

 


 

 

• Su carrera empezó en el Metropolitan, ¿qué le diría la Ainhoa de hoy a aquella joven de entonces?

Quizás que tenía que haber sido más fría, he sido siempre muy pasional. Y que la voz hay que respetarla. Porque si sigues por el camino de obligarla al final te pasa una factura. A mí me pasó, cuando tenía casi 40 años me quedé prácticamente sin voz. Le hubiera dicho a aquella Ainhoa esperase, pero quizás si lo hubiese hecho tampoco estaría ahora aquí. ¿Quién dice que no al Metropolitan? (risas).

 


 

 

• ¿Dónde más vamos a poder ver a Ainhoa Arteta en los próximos meses?

Estoy compaginando “Katiuska” con “La bohème” en Bilbao, que voy a hacer Mimí. Después estaré en Moscú con “Manon Les-caut” y vuelvo otra vez a España, a Málaga, para hacer “La traviata”, la última ‘traviata’ que quiero hacer, con Juan Jesús Rodrí-guez. Apunta bonito. Después ya me concentro a estudiar “Madame Butterfy”, que será mi debut en enero en el Liceo.

  • Entrevista a Ernesto Caballero por Un bar bajo la arena
  • Entrevista a Andreu Casanova por Tinder sorpresa
  • Entrevista a Tristán Ulloa y Gonzalo de Castro por El precio
  • Entrevista a Manuel Velasco por El funeral
  • Alessandro Riga y Cristina Casas por El Cascanueces
  • Perfectos desconocidos (Olivia Molina, Alicia Borrachero, Jaime Zataraín, Ismael Fristchi, Antonio Pagudo, Elena Ballesteros, Fernando Soto y Daniel Guzmán)
  • Entrevista a Ángel Rojas Teatro Flamenco Madrid
  • Entrevista a Nancho Novo por El Cavernícola
  • Entrevista a Concha Velasco por El Funeral
  • Entrevista a Ariadna Gil por Jane Eyre
  • Entrevista a Nuria Espert por Romancero Gitano
  • Entrevista a Ainhoa Arteta por Katiuska
  • Entrevista a Rafa Maza por Hey Bro! Hipster Show
  • Entrevista a Mela Lenoir por Sueño de una noche de verano
  • Entrevista a Andrés Lima por El pan y la sal
  • Entrevista a José Carlos Plaza por Auto de los inocentes
La ternura 190 lat
Estrógenos lat 190
Cristina Rota 188 lat
CDN 190 lat
Escuela Mendez-Leite 188 lat
Tinder 190 lat
El molino rojo 190 lat
Scaena 188 lat
Itaca 190 lat
FEstival Vitoria 190 lat
Accion escena 188 lat
CDN 191 lat