Revista teatros

Entrevistas

volver
Entrevista a Álex O'Dogherty por Imbécil (midiendo las palabras)

Publicado el 01 de Enero de 2020

Entrevista a Álex O'Dogherty por Imbécil (midiendo las palabras)

Obra: Imbécil (midiendo las palabras)

 “Cualquier palabra en diminutivo mola. Un dictador es algo malo, pero un ‘dictadorcito’ produce ternura”

 

Una palabra es sólo una reunión de letras, pero puede hacerte reír, llorar, sorprenderte, sonrojarte, enamorarte, enfadarte… Bueno, la palabra no, la persona que la utiliza. Entonces, ¡¿por qué nos afectan tanto?! Álex abre las puertas de su último y divertidísimo one-man-show para dar respuesta a estas cuestiones y, sobre todo, para reivindicar eso que todos estábamos esperando: nuestro derecho a ser y a hacer el imbécil. Por ANA VILLA


• ¿Qué nos trae en su nuevo show?

En este, mi cuarto ‘solo show’, presento un espectáculo cargado de humor, pero también de reflexión, de juegos y un poquito de música. Un show que habla sobre lo mucho que medimos las palabras últimamente, pero que no habla sobre el poder de las palabras, si no sobre el poder que tenemos los que las usamos. Las palabras no tienen la culpa de nada (risas). Nosotros tenemos el poder de hacer o no hacer daño con ellas, o de permitir que nos lo hagan.


• ¿Por qué nos afectan tanto las palabras?

Porque somos Imbéciles, para empezar. Imbécil antiguamente significaba débil, frágil, vulnerable. Y así nos vemos cuando alguien no usa bien sus palabras con nosotros. Posiblemente haya algo de vanidad en ello. Y de contradicción. No nos gusta que se metan con nosotros, pero sí nos gusta meternos con los demás… Yo por eso recomiendo en el show insultar por lo bajini o por la espalda, ¡es mucho más sano! Te relaja y te evita problemas y disgustos.


• ¿Si todo el mundo insultara por la espalda viviríamos más tranquilos?

Cualquiera tiene derecho a opinar que yo o mi show es una mierda, pero si me etiquetas para que yo lo lea, enton-ces eres un hijo de puta cuyo objetivo no es simplemente opinar, si no hacerme daño.


• ¿Qué tiene de bueno ser un imbécil?

Imbécil también puede significar tonto, payaso o divertido y eso da mucho gusto. Nos suele dar vergüenza ha-cer el tonto, payasear, como si estuviera mal visto, cuando en realidad es lo mejor que podemos hacer. Nos divertimos nosotros y diverti-mos a los demás. Le quitamos valor a algo si tiene humor y le tenemos respeto a la gente seria y recia. ¿Qué locura es esa? Posiblemente, por eso luego se premia más al drama que a la comedia. Para mí tiene el mismo valor Jerry Lewis que Robert de Niro o Gila que Luis Tosar.


• ¿Qué viene a reivindicar?

Que se usa muy mal la palabra payaso de forma despectiva, cuando debería ser un piropo. Aquí reivindico imbécil como sinó-nimo de payaso. Ese amigo que está todo el día haciendo tonterías y, en consecuencia, alegrándole la vida a los demás… ese es el imbécil que a mí me gusta.


• ¿Podemos conseguir que dejen de afectarnos las palabras? ¿cómo?

No abriendo twitter (risas). ¡No lo sé...! Por un lado, me afectan mucho las palabras, por otro, me molesta mucho tener que andar midiéndolas, autocensurándome. Le damos un poder a las palabras que no tienen y tenemos que revertir eso. Posiblemente usando mejor las nuestras. Verbalizando más lo bueno que lo malo, que no tenemos costumbre, y a la gente de vez en cuando le gusta oír cosas bonitas, para compensar…


• En este show habla de palabras, palabritas y palabrotas. ¿Puede darnos su ejemplo favorito de cada una de ellas?

Palabra: una de las ultimas que he descubierto es ‘ataraxia’ (serenidad, ausencia de turbación), que tiene mucho que ver con lo que habla este show. Palabrita: cualquier palabra en diminutivo mola. Un dictador es algo malo, pero un ‘dictadorcito’ produce ternura. Palabrota: sin duda, hijo de puta es mi favorita. Es fonéticamente perfecta y así lo explico en el show.


• Y usted, ¿por qué se considera un completo imbécil?

Porque me afectan las palabras, porque me encanta hacer el payaso y porque a veces soy un poco desagradable. ¡Tengo el combo completo!


• Uno de los actos más imbéciles que cometió en su vida fue...

Hacer este espectáculo, sin duda.


• Aparte de este show, ¿en qué otros proyectos podemos encontrarle?

La próxima primavera se estrena mi última película: “Salir del Ropero”, de Ángeles Reiné, con Rosa Mª Sardá y Verónica Forqué. Además, seguiré tocando con mi Bizarrería y se avecina un 2020 cargado de cosas ilusionantes pero, sobre todo, tenemos que explotar a este “Imbécil”.

  • Entrevista a Carmen Machi, Nathalie Poza y Carolina Yuste por Prostitución
  • Entrevista a María Botto por Sobre Holderlin
  • Entrevista a Juan Diego Botto por Sobre Whitman en la mirador
  • Entrevista a Emilio Gavira, Juan Ceacero y Paco Déniz por La Ternura
  • Entrevista a Marta Etura. Escuela de Interpretación Cristina Rota
  • Entrevista a Iván Morales por Desayuna conmigo
  • Entrevista a Elaine Álvarez por Cecilia Valdés
  • Entrevista a Elizabeth Caballero por Cecilia Valdés
  • Entrevista a Jacobo Dicenta por Drácula, biografía no autorizada
  • Entrevista a Pepa Pedroche, directora de Reinar después de morir
  • Entrevista a Alejandro Pelayo por Sobre Whitman y Sobre Holderlin
  • Entrevista a Manuela Velasco. Estudio Corazza para el Actor
  • Entrevista a Álex García. Escuela de Interpretación Cristina Rota
  • Entrevista a Claudia Salas. Arte 4 Estudio de Actores
  • Entrevista a Amaia Aberasturi. Escuela para el Arte del Actor
  • Entrevista a Carlos Moreno e Itziar Manero. Escuela Nave 73
Escuela Mendez Leite 205 lat
Perfectos desconocidos 204 lat
Jauría 204 lat
Nave 73 205 lat
español 205 lat
Domingos de Vermut 205 lat
Emociones 205 lat
Función que sale mal 204 lat
Corazza 205 lat
Tribueñe 204 lat
La ternura 204 lat
Todas las noches de un día 205 lat
Cristina Rota 205 lat
Peter Pan 202 lat
Drácula 205 lat
Mirador 205 lat
Flashdance 205 lat
Asalto a la sede 204 lat
Arte 4 205 lat
Como una perra 205 lat
Ópera Divertimento 202 lat
Dubbi  kids 204 lat
La Cubana 203 lat
Cartas de amor 205 lat
Banner 33 el musical 202 lat