Revista teatros

Entrevistas

volver
Entrevista a Amaia Aberasturi. Escuela para el Arte del Actor

Publicado el 01 de Enero de 2020

Entrevista a Amaia Aberasturi. Escuela para el Arte del Actor

Obra: Especial formación

 El hecho de “darme permiso”, no tener miedo a hacerlo mal y disfrutar del proceso ha sido la gran lección que aprendí.

 A pesar de su juventud, Amaia Aberasturi ya ha demostrado desenvolverse como pez en el agua en este oficio. La hemos visto haciendo muchos cortos, pero también teatro musical –”Let’s Dance”, “Dioses”...–, TV –”45 revoluciones”, “Hospital Valle Norte”, “Cuéntame”...– y cine –“Nora”, “Akelarre”...–.

¿Puede contarnos uno de sus primeros recuerdos que tengan que ver con la interpretación, con el cine, con el teatro, con querer dedicarse a este oficio?

Siempre he tenido la necesidad de expresarme a través de mi cuerpo. Mi madre me suele recordar cómo ya con 6 años quise participar en un concurso de baile en mi pueblo. Era un poco tímida y pensó que no sería capaz de bailar sola delante de tanta gente, por lo que me puso en contexto explicándome que si decidía hacerlo, no podía echarme atrás una vez allí; a lo que yo contesté “Ama, si quiero ser artista…, lo voy a hacer”.  A través del baile, por casualidad, di con la interpretación y me fascinó.


 

¿Qué diferencias hay entre un actor digamos autodidacta o que no ha pasado por una escuela como tal y un actor que se ha formado en una escuela de interpretación?

Creo que formarse como actor es imprescindible para poder adquirir las herramientas necesarias que sirven para encarnar a diferentes personajes. Puede ser que no teniendo formación se defiendan bien varios personajes, pero creo que eso tiene un límite y se corre el riesgo de estancarse y acabar haciendo siempre lo mismo, precisamente por falta de herramientas. En una escuela de interpretación se te ofrece una paleta de colores y ejemplos para que finalmente puedas pintar tu propio cuadro.


¿Qué herramientas son imprescindibles para su oficio?

Me es difícil contestar porque creo que aun me quedan muchas herramientas por descubrir. En este momento considero imprescindibles el autoconocimiento, la escucha, el aprender a “darme permiso” y el hecho de jugar.


Cuando uno toma la decisión de ingresar en una escuela, ¿qué ha de tener en cuenta a la hora de elegir una u otra y qué le atrapó a usted de Escuela para el Arte del Actor? ¿Qué motivó su elección por esta escuela?

Creo que para elegir una escuela es importante saber qué es lo que uno busca y necesita en ese momento; yo sabia que el trabajo corporal era importante para mi.

La elección de la Escuela para el Arte del Actor fue una elección instintiva. Conocí a Clara Méndez Leite en otra formación, era mi profesora de cuerpo y sus clases me llamaron mucho la atención, tenía claro que quería seguir investigando por ese camino sin realmente saber por qué. Lo que finalmente hizo que me decidiera fue el trato que recibí: cercano, personalizado, me sentía escuchada y atendida, sabía que estaba en el sitio correcto.  


¿Cómo describiría la línea pedagógica del centro?

La escuela tiene un claro enfoque corporal en su formación pero se trabaja desde un lugar a la vez interdisciplinar. Destacaría el hecho de cómo los profesores nos acompañan y guían en nuestro proceso de aprendizaje y de investigación, con respeto hacia nosotros y nuestro trabajo.


¿Cuál es la lección más importante, esa que le ha salvado cientos de veces, que aprendió en esta escuela?

El hecho de “darme permiso”, no tener miedo a hacerlo mal y disfrutar del proceso.


¿Y alguna anécdota, una lección, un profesor, un recuerdo bonito de entonces, de cuando estudiaba en la escuela, que recuerde con especial cariño?

La escuela es un lugar donde descubres muchas cosas sobre ti mismo tanto actoral como personalmente. Tengo varios momentos importantes en mi vida que han ocurrido en este espacio y recuerdo que todos ellos han sido arropados por mis compañeros y profesores. Todos esos momentos son bonitos, no podría elegir uno. 

  • Entrevista a María Pujalte por Las criadas
  • Entrevista a Pablo Messiez por Los días felices
  • Entrevista a Fernanda Orazi por Los días felices
  • Entrevista a Anabel Alonso en Las mujeres de la escena
  • Entrevista a Ernesto Arias por Querella de Lope y las mujeres
  • Entrevista a Carolina Calema por Querella de Lope y las mujeres
  • Entrevista a Melani Olivares en Las mujeres de la escena
  • Entrevista a Jorge Calvo por Las criadas
  • Entrevista a Francesco Carril por Los días felices
  • Entrevista a Bárbara Lluch por Sueño de una noche de verano
  • Entrevista a Miguel Ribagorda por Opera Divertimento
  • Entrevista a Carla Postigo por La función que sale mal
  • Entrevista a Víctor Parrado por El peliculero
  • Entrevista a Marta Belenguer y Jorge Bosch por El método Grönholm
  • Entrevista a Rafael Álvarez El Brujo por Esquilo, nacimiento y muerte de la tragedia
  • Entrevista a Raúl Arévalo, Irene Arcos y Miki Esparbé por Traición
CDN Los días felices lat
Carolina Calema 207 lat
Umbral 207 lat
Función que sale mal 204 lat
Ellas crean 207 laat
Cenicienta Barbarie 206 lat
La ternura 204 lat
El tiempo todo locura 206 lat
Ópera Divertimento 202 lat
Antropoceno lat
La nube blanca lat
Tribueñe 204 lat
Copenhague 207 lat
Traición 207 lat