Revista teatros

Entrevistas

volver
Entrevista a Darío Facal por La leyenda del tiempo

Publicado el 30 de Enero de 2020

Entrevista a Darío Facal por La leyenda del tiempo

Obra: La leyenda del tiempo

 El manuscrito de la obra se firmó el 19 de agosto de 1931, cinco años antes de que ejecutaran a Lorca. Es escalofriante

 Carlota Ferrer y Darío Facal, dos de los directores más vanguardistas de la escena española actual, unen fuerzas, cariño y talento para versionar “Así que pasen cinco años”, uno de los textos más crípticos de Lorca. Escrito en 1931, hoy sigue siendo pura vanguardia. Una propuesta actual que producen Teatro Kamikaze y el Corral de Comedias de Alcalá de Henares, que acogió a finales de diciembre una primera versión de la pieza que ahora llega a Embajadores, 9. “No hay que esperar. Hay que vivir”, se dice en esta obra enigmática. Y eso es lo que hacen estos dos colosos del oficio, vivir y hacernos vivir a través de sus actores: Diego Cabarcos, Carmen Climent, Conchi Espejo, Joaquín Fernández, Tony Galán, Selam Ortega y Alicia P. Mántaras. Charlamos con ellos. Por VANESSA RAMIRO. Foto VANESSA RÁBADE. 
Licenciado en Dirección y Dramaturgia y en Filología Hispánica, estudió también Dirección Cinematográfica, es socio fundador de la compañía de teatro Metatarso, coach de actores y director del Estudio Work in Progress, donde también enseña interpretación. Ha sido director artístico del Corral de Comedias de Alcalá de Henares, del Festival Clásicos en Alcalá y rector de la Escuela Municipal de Cine de Alcorcón. Entre sus trabajos destacan “El corazón de las tinieblas”, “Amor de Don Perlimplín con Belisa en su jardín”, “Sueño de una noche de verano” o “Las amistades peligrosas”.
 

¿Qué relación une a Carlota Ferrer y a Darío Facal con Lorca?

Ambos estamos fascinados con este Lorca hermético del ‘Teatro Imposible’ en el que se enmarca Así que pasen cinco años, que versionamos aquí. Además, Carlota ya estaba muy familiarizada con el trabajo del poeta y dramaturgo: su montaje Esto no es la Casa de Bernarda Alba, inspirado en el icónico texto del artista, es una de las piezas más maravillosas del teatro español de los años recientes, y también fue ayudante de dirección de Àlex Rigola en su montaje de El Público.

Yo, por mi parte, dirigí para el Festival de Otoño una versión de Amor de don Perlimplín con Belisa en su jardín, otra pieza muy compleja del autor. Y ha sido un placer, ahora, desentrañar este texto con Carlota, a quien admiro y a quien me une la amistad, una visión compartida del teatro.


¿Tienen un Lorca favorito? ¿Cuál?

Como os respondo esta entrevista desde Nueva York, diré Poeta en Nueva York. El autor lo escribió entre 1929 y 1930, justo antes de ponerse con Así que pasen cinco años, que inició a la vuelta del viaje y está muy influido por las sensaciones que tuvo Lorca al otro lado del Atlántico. Aún hoy es un poemario visionario y tremendamente moderno en su forma.


A priori, antes de nada, ¿qué deberíamos saber de “Así que pasen cinco años”?

Es una obra onírica sobre el paso del tiempo. Para subrayarlo y desenganchar al público de cualquier prejuicio que pudiera tener sobre la obra ,hemos titulado nuestra versión La leyenda del tiempo, que es otro de los títulos con los que Lorca se refiere a la obra en varias ocasiones. El Joven ha esperado cinco años a su prometida, y aunque apenas la recuerda, ella simboliza todas sus ilusiones futuras. El conflicto se desata cuando llega el momento de que ambos se reencuentren y la Novia rechaza al Joven para fugarse con el Jugador de Rugby, un personaje que representa el prototipo de la “virilidad descerebrada” que Lorca consideraba lo más opuesto a sí mismo.


¿A qué Lorca nos encontramos en “Así que pasen cinco años”?

Al Lorca del ‘Teatro imposible’, una trilogía del autor que integran esta pieza, El público y Comedia sin título (esta última quedó inconclusa). Son textos con un lenguaje y unas pautas muy influidos por el Surrealismo, y por tanto enigmáticos, con una gran carga simbólica y poética, un clima ilógico y confuso, y una estructura hecha a retazos. Son textos crípticos pero a la vez hipnóticos, mágicos. Es, por ello, un gran reto ponerlos en escena, pero también una experiencia única.


 ¿Qué es “La leyenda del tiempo”? Háblennos de su propuesta, cómo la definirían y a qué nos enfrenta, en qué llagas mete el dedo…

Es una apuesta por el carpe diem y la liberación sexual, y así, tiene una vigencia absoluta. Es una obra muy vitalista que, con un humor macabro y ácido que nosotros enfatizamos, reacciona a la manera como el hombre se siente atrapado en el tiempo, obsesionado con la muerte, los recuerdos y el envejecimiento. Y por otro lado, la obra también aborda una de las obsesiones del artista: la idea de identidad de género como construcción social, el peso de no poder mostrarse tal como era y el conflicto que nacía de esa represión. En este sentido, cuestiona la realidad, formula preguntas para que el espectador se las lleve a casa. Cumple, así, la misión esencial que creo que tiene el teatro, sobre todo en tiempos de dogmatismos.


 ¿Cómo se materializa todo eso sobre el escenario? ¿Qué vamos a ver y a quienes vamos a ver?

Hemos intentado descifrar las claves de esta función dialogando con el texto desde el siglo XXI, trayendo su espíritu a nuestro tiempo. Presentamos un montaje muy plástico, una seña de identidad que compartimos tanto Carlota como yo. Usamos los referentes de Lorca como el circo o el music hall pero fusionándolos y entendiéndolos desde la estética actual, trabajando un universo sonoro muy inmersivo. También hemos querido dotar al protagonista, que interpreta Carmen Climent, de un aspecto andrógino, para jugar con los roles y las alegorías de lo femenino y lo masculino, de la misma manera como Lorca cuestionó, en su día, los géneros y su representación social.


 ¿Nos regalan una frase, un fragmento, del texto? El que más les guste…

Posiblemente el más escalofriante de todos: “Dentro de cinco años existe un pozo en el que caeremos todos”. Lo dice uno de los personajes. El manuscrito de esta obra se firmó el 19 de agosto de 1931, exactamente cinco años antes de que ejecutaran a Lorca. Lo premonitorio de esta frase y del propio título de la obra es realmente escalofriante.


Se ha dicho que el llamado Teatro Imposible de Lorca solo se entendería pasado el tiempo. ¿Ha pasado el suficiente o Lorca sigue siendo futuro, pura vanguardia?

Más allá de la obvia vigencia de los argumentos de la obra (la tensión entre el hombre y el paso del tiempo y la identidad de género), la obra sigue siendo vanguardia porque serlo está en su propio génesis. Nuestro montaje es, esencialmente, una reinterpretación del surrealismo, y para nosotros representa una nueva oportunidad para explorar la convivencia en escena de varias artes: la música, el movimiento y el teatro.


¿En qué otros proyectos andan Carlota Ferrer y Darío Facal, juntos o por separado?

Por mi parte, estoy a punto de iniciar el segundo semestre del curso de la escuela de interpretación que fundé y dirijo, Work in Progress. También sigo al frente de la gestión del Corral de Comedias de Alcalá de Henares y del festival de Clasicos en Alcalá. Además, el 20, 21 y 22 de marzo estaré en Matadero con un nuevo espectáculo titulado La realidad.

 

  • Entrevista a Thaddeus Phillips por Antropoceno
  • Entrevista a Ana Digón por Flashdance
  • Entrevista a Ángel Ruiz, Silvia de Pé y Camila Viyuela por El tiempo todo locura
  • Entrevista a Jesús Noguero por Naufragios de Álvar Núñez
  • Entrevista a Carmelo Gómez y Ana Torrent por Todas las noches de un día
  • Entrevista a Natalie Pinot por Españolas, Franco ha muerto
  • Entrevista a Jessica Belda por Españolas, Franco ha muerto
  • Entrevista a Manuela Rodríguez por Españolas, Franco ha muerto
  • Entrevista a Carmen Gallardo por Rey Lear
  • Entrevista a Carlota Ferrer por La leyenda del tiempo
  • Entrevista a Darío Facal por La leyenda del tiempo
  • Entrevista a Quique y Yeray Bazo en el especial Dramaturgos a escena
  • Entrevista a Albert Boronat en el especial Dramaturgos a escena
  • Entrevista a Rakel Camacho en el especial Dramaturgos a escena
  • Entrevista a Clàudia Cedó en el especial Dramaturgos a escena
  • Entrevista a Alberto Conejero en el especial Dramaturgos a escena
Fernán Gómez 206 lat
Corazza 205 lat
Ópera Divertimento 202 lat
Nave 73 205 lat
Mirador 205 lat
Leyenda tiempo lat
Antropoceno lat
Tribueñe 204 lat
Flashdance 205 lat
Jerusalem lat
Querella Lope 206 lat
Cenicienta Barbarie 206 lat
El tiempo todo locura 206 lat
Función que sale mal 204 lat
Arte 4 205 lat
Cristina Rota 205 lat
Todas las noches de un día 205 lat
Escuela Mendez Leite 205 lat
La ternura 204 lat