Revista teatros

Entrevistas

volver
Entrevista a David Janer y Silvia Marty por Una vez al año

Publicado el 28 de Febrero de 2018

Entrevista a David Janer y Silvia Marty por Una vez al año

Obra: Una vez al año

 “El hecho de que vaya por distintas décadas hace que el espectador recuerde acontecimientos y cómo él estaba en esas épocas.”, Silvia Marty

“Esta función nos remite a una serie de sensaciones y emociones de amor, celos, manías, tics y discusiones muy habituales y naturales en toda pareja.”, David Janer

Premiada con el prestigioso Drama Desk Award, realizada 1.400 veces en Broadway y con una famosísima adaptación cinematográfica que se saldó con un Globo de Oro y varias nominaciones a los Oscar, no es de extrañar que su primera versión nacional se haya alzado como la comedia más vista de la última temporada en Barcelona. El telón del Marquina se abre para acoger a la ya mítica comedia romántica de Bernard Slade. La misma que expone un amor capaz de sobrevivir al paso del tiempo. Y lo hace a través de seis deliciosas escenas dirigidas por Hector Claramunt donde sus protagonistas mostrarán la evolución emocional e histórica de esos 25 años de amor y aventura.
 

¿Qué es “Una vez al año”?

SILVIA MARTY: Una comedia romántica que pasa por varias etapas generacionales.


¿Qué historia plantea?

DAVID JANER: La de una pareja que tiene su mundo montado fuera. No se cono-cen, pero coinciden en un hotel y, a partir de ahí, se enamoran y deciden quedar cada año –un fin de semana– a la misma hora en ese mismo lugar. Construyen una historia de amor que va evolucionando a través de los años y dan rienda suelta a su amor, a sus preocupaciones. Confrontan su mundo exterior con este reducto que es un parador.


Esta obra ha sido la comedia más vista de la última temporada en Barcelona. ¿Cuál es el secreto de su éxito?

DAVID: Que conecta muy bien con el público a través de la nostalgia. Muestra una serie de acontecimientos que se van sucediendo en años puntuales, que repercuten en las emociones y vivencias de los personajes. Nos remite a una serie de sensa-ciones y emociones de amor, celos, manías, tics y discusiones muy habituales y naturales en toda pareja.

SILVIA: Algo tan universal como el amor pero, también, el hecho de que vaya por distintas décadas, porque eso hace que el espectador recuerde acontecimientos y cómo él estaba en esas épocas.


¿Cómo son sus personajes?

SILVIA: Pilar es una chica que empieza la función cuando es muy jovencita. Ella quiere mucho a su marido, pero se casa porque se queda embarazada. Eso le obliga a dejar los estudios. Es una chica creyente y se dedica a cuidar a los niños y su familia. Después hay una evolución que tiene mucho que ver con la que ha ido teniendo la mujer a lo largo de estas décadas que recorremos...

DAVID: Interpreto a Josep, un bonachón ingenuo, un romántico. Él aparece con veintipico años y llega hasta la cincuentena. Muestra esa evolución a nivel físico y emocional de madurez, de búsqueda de identidad, de aceptación del amor. Él y Pilar afrontan el amor de diferente manera, tienen otras vivencias fuera de esta habitación de hotel de La Rioja en la que se van encontrando cada año. En ella, construyen un mundo totalmente diferente y opuesto al real.


¿Con qué rasgo de sus personajes se sienten muy identificados y qué aspecto les parece reprochable?

DAVID: Su parte romántica es algo que me gusta y comparto, me parece entrañable. Lo que menos me gusta de él son algunas ideas de tipo político-ideológico.

SILVIA: Hay un aspecto de ella que me gusta, que es el hecho de no juzgar. La verdad es que estamos en pleno proceso de ensayos, así que…¡lo reprochable te lo cuento la semana que viene! (risas).


La obra acoge referencias históricas sucedidas entre los años 1975 y 2000, que es la duración de la relación que veremos en escena. ¿Algún ejemplo?

DAVID: ¡No podemos desvelar nada! Pero la obra muestra algún que otro estreno musical o de cine que, seguro, va a conectar con el público.

SILVIA: Para mí lo más destacable es la propia evolución del ser humano que se muestra, los avances que parten de esa necesidad de buscar tu sitio en la sociedad. La mujer, sobre todo en zonas rurales, no tenía acceso a cierta educación, tenía que quedarse en casa ocupándose de la familia y no tenía la opción de explorar más allá. Tanto Josep como Pilar se van encontrando con todo aquello que les falta en su día a día, con las ganas de luchar por algo.


Interpretan la historia de dos amantes capaces de mantener viva la llama a lo largo de 25 años. ¿Les gustaría vivir una experiencia similar?

SILVIA: Me gusta mucho el hecho de que tengan su vida y compartan su pequeño momento una vez al año, ¡me parece muy enriquecedor, la verdad! Así que sí, sabiendo lo que es, me apetecería.

DAVID: ¡Sí, pero no de esta manera…! (risas). Preferiría que no fuera un sólo fin de semana, una vez al año, teniendo que esconderme. Aspiro, como todos, a algo así cada día, aunque luego haya gente que tenga sus cosas más allá.


En su caso personal, ¿qué experiencias se permiten hacer una vez al año... ¡y que no falte!?

DAVID: Las que me puedo permitir, me las permito más de una vez al año, porque son fáciles y accesibles. Por ejemplo, me propuse viajar una vez al año a Venecia y no lo he podido mantener, porque uno no viaja cuando quiere, sino cuando puede.

SILVIA: ¡Viajar! Una o más veces al año, las que hagan falta.


¿Qué proyecto supuso todo un trampolín para sus carreras y cuál recordarán siempre por haberles llegado al corazón?

DAVID: Evidentemente, “Águila roja” marcó un momento muy importante y es lo que más repercusión me ha dado, pero tengo un muy grato recuerdo de “Compañeros”, porque fue la primera serie y, además, mi incursión en Madrid, la puerta de entrada desde Barcelona.

SILVIA: Como trampolín, mi primer proyecto en TV –“Un paso adelante”– me marcó un montón. Le tengo mucho cariño y aprendí muchísimo. Y al corazón me llegaron muchos, porque yo creo que cada proyecto tiene eso de conocer al ser humano, de relacionarte y poder compartir el trabajo con muchísima gente. Es una de las cosas que más me gustan de mi profesión. De todos me llevo algo a nivel humano, que es lo que más se me queda en el corazón siempre.


Aparte de esta función en el teatro Marquina, ¿en qué otros proyectos podemos verles a partir de marzo?

SILVIA: Seguiré con algunas funciones de “Tres hermanas” de Chéjov –en versión y dirección de Raúl Tejón– y estamos a la espera de saber si habrá segunda temporada de “Perdóname Señor” en TV.

DAVID: Creo que ahora en marzo se tiene que estrenar la TVmovie de un relato de Javier Poncela: “Los habitantes de la casa deshabitada”.

  • Entrevista a Mela Lenoir por Sueño de una noche de verano
  • Entrevista a Andrés Lima por El pan y la sal
  • Entrevista a José Carlos Plaza por Auto de los inocentes
  • Entrevista a Israel Elejalde por Un enemigo del pueblo
  • Entrevista a Sergio Peris Mencheta por Lehman Trilogy
  • Entrevista a Marcela Paoli por Viva Broadway 3
  • Entrevista a Cristina Esteban por Estrógenos
  • Entrevista a Juanan Lumbreras por La ternura
  • Entrevista a Ignasi Vidal por Sueño de una noche de verano
  • Entrevista a Lluís Homar por Tierra baja
  • Entrevista a Lolita Flores por Fedra
  • Entrevista a Irene Escolar por Un enemigo del pueblo
  • Entrevista a Lola Herrera por Cinco horas con Mario
  • Entrevista a Álex Villazán por El curioso incidente del perro a medianoche
  • Entrevista a Elena González por La ternura
  • Entrevista a Paco Déniz por La ternura
Algún día... 190 lat
Cristina Rota 188 lat
Español 190 lat
Todas lat 189
Scaena 188 lat
El molino rojo 190 lat
Otelo a juicio 190 lat
FEstival Vitoria 190 lat
La ternura 190 lat
Tinder 190 lat
Escuela Mendez-Leite 188 lat
Accion escena 188 lat
Viva Broadway 3 lat
Estrógenos lat 190
Itaca 190 lat
Lado luna lat 189
Enemigo pueblo 190 lat
CDN 190 lat
Tierra baja 190 lat