Revista teatros

Entrevistas

volver
Entrevista a Emilio Gavira, Juan Ceacero y Paco Déniz por La Ternura

Publicado el 01 de Enero de 2020

Entrevista a Emilio Gavira, Juan Ceacero y Paco Déniz por La Ternura

Obra: La ternura

 “Las mujeres son chismosas, pesadas, manipuladoras y retorcidas”, Emilio, Leñador Marrón

“Las mujeres son monstruos de un solo ojo y piel de sapo”, Juan, Leñador Azulcielo

“Las mujeres son selvas en las que se entra encantado y se sale escaldado”, Paco, Leñador Verdemar

 

 “Hijos, celebremos que hoy hace veinte años que vivimos felices sin mujeres. No os podéis ni imaginar la alegría tan grande que siento al veros así de bien. Que pasen otros veinte años sin mujeres, y otros veinte, y otros veinte”. Sí, en la isla que parecía desierta viven un leñador y sus dos hijos. que huyeron allí para no volver a ver una mujer en su vida. ¿Les suena? Y ahí comienza esta aventura, un Shakespeare del siglo XXI, una joya brillante de un luminoso Alfredo Sanzol. Enfrentamos a princesas y leñadores.  Por VANESSA RAMIRO 

Conozcamos ahora a los hombres.

EMILIO: El Leñador Marrón es un padre que quiere alejar a sus hijos del sufrimiento.

JUAN: El Leñador Azulcielo es un joven a punto de ser hombre, valiente, asilvestrado y lleno de sombras que le impiden dar la inmensa ternura que tiene en el pecho.

PACO: El Leñador Verdemar es de entrada bruto, retrógrado, básico y acomodado en la vida salvaje de la isla. Noble con su hermano y fiel a los ideales de su padre.


 Su idea de felicidad es...

EMILIO: Vivir lejos de las mujeres que provocan tanto dolor.

JUAN:  La felicidad de mi personaje está relacionada con el descubrimiento de que las mujeres no son aquellos monstruos delos cuentos de su padre y su hermano, sino seres hermosos que le harán sentir lo que nunca antes había sentido, el amor. 

PACO: Vivir en la isla desierta en la que se encuentra lejos de las mujeres y junto a su hermano y su padre. Así de simple. 


La mayor desgracia que podría ocurrirle a su personaje sería… 

EMILIO: Que sus hijos sufran.

JUAN: No llegar a ver nunca a una mujer y permanecer para siempre aislado en la isla bajo la influencia de su padre y hermano. 

PACO: Seguramente familiar. Alguna pérdida o desgracia. Está muy unido a los suyos. A las mujeres les tiene un temor casi telúrico pero las siente lejos. No se le ocurre que puedan aparecer en ningún momento.


¿Por qué odian a las mujeres?

EMILIO: Las mujeres son chismosas, pesadas, manipuladoras y retorcidas. Las odia porque le hicieron sufrir.

JUAN: Al principio define a las mujeres como “monstruos de un solo ojo y piel de sapo”, pero acabará diciendo que son “la belleza hecha carne”. No las odia, simplemente les tiene miedo por la imagen monstruosa que le ha contado su padre.

PACO: “Las mujeres son selvas en las que se entra encantado y se sale escaldado”. Estuvo casado dos veces. Con “las alegres comadres de Windsor”. “Recordar la amar-gura amarga tanto como vivirla”, dice.

 


 

¿Por qué nunca se ha planteado el Leñador Marrón dejar libres a sus hijos?

EMILIO: Sé más que ellos, he vivido más.


 

Y ellos, ¿no cuestionan a su padre?

JUAN: No sabe por qué todos los animales tienen la compañía de una hembra mientras que él ni si quiera sabe cómo era su madre. Quiere conocerlas, pero ese impulso no es lo suficientemente maduro aún para plantearse salir de la isla.

PACO: Dice: “Nosotros elegimos venir a esta isla siendo adultos y libres”. Es consciente de su decisión y sus consecuencias. Sufre por su hermano, no ha podido decidir.


 

¿Cómo es su vida en la isla?

EMILIO: Cazan, pescan, cortan leña, pasean, viven la vida bucólica del campo con camaradería y amistad fraternal.

JUAN: Está entre la vida natural en el bosque, donde la relación con la naturaleza y los animales es la que manda, y su mundo interior, lleno de sueños y de amigos imaginarios con los que compartir pensamientos.

PACO: Cantan. Beben. Cortan leña y cuidan de ‘la borrega’. Sin muchos sobresaltos.


 

Su primer encuentro con una mujer...

EMILIO: Es un terremoto vital, su mundo se tambalea.

JUAN: Su primera reacción es la de dudar si lo que está viendo es real o es un sueño.

PACO: Es una sorpresa y a la vez un alivio.


 

El momento más tierno que viven...

EMILIO: Cuando reconoce que necesita la ternura de un abrazo para poder derramar algunas lágrimas, pero es rechazado, como ltantas veces, por la Reina Esmeralda.

JUAN: Cuando reconoce el amor que siente por el Alférez –la Princesa Salmón–. Más allá de que sea una mujer disfrazada de hombre, le dice que a su lado “ya no se siente mitad, sino uno entero”.

PACO: Para ver qué ocurre nada mejor que venir a ver la función...


Al final, aprende que...

EMILIO: Aunque se sufra y produzca dolor, la aventura de la vida merece la pena arriesgar por vivirla con plenitud.

JUAN: La vida, la verdad y el amor están más allá de esa ‘isla’ imaginaria y reductora que ha creado su padre para protegerlo del dolor que produce vivir.

PACO: Que la vida siempre va por delante, que el amor es la llave ante todos los miedos y que hay que cuestionarse las cosas para crecer y avanzar.

  • Entrevista a María Pujalte por Las criadas
  • Entrevista a Pablo Messiez por Los días felices
  • Entrevista a Fernanda Orazi por Los días felices
  • Entrevista a Anabel Alonso en Las mujeres de la escena
  • Entrevista a Ernesto Arias por Querella de Lope y las mujeres
  • Entrevista a Carolina Calema por Querella de Lope y las mujeres
  • Entrevista a Melani Olivares en Las mujeres de la escena
  • Entrevista a Jorge Calvo por Las criadas
  • Entrevista a Francesco Carril por Los días felices
  • Entrevista a Bárbara Lluch por Sueño de una noche de verano
  • Entrevista a Miguel Ribagorda por Opera Divertimento
  • Entrevista a Carla Postigo por La función que sale mal
  • Entrevista a Víctor Parrado por El peliculero
  • Entrevista a Marta Belenguer y Jorge Bosch por El método Grönholm
  • Entrevista a Rafael Álvarez El Brujo por Esquilo, nacimiento y muerte de la tragedia
  • Entrevista a Raúl Arévalo, Irene Arcos y Miki Esparbé por Traición
La nube blanca lat
Ópera Divertimento 202 lat
CDN Los días felices lat
Umbral 207 lat
Carolina Calema 207 lat
La ternura 204 lat
Función que sale mal 204 lat
Copenhague 207 lat
Traición 207 lat
Cenicienta Barbarie 206 lat
Tribueñe 204 lat
El tiempo todo locura 206 lat
Ellas crean 207 laat
Antropoceno lat