Revista teatros

Entrevistas

volver
Entrevista a Enrique Viana por Benamor

Publicado el 30 de Marzo de 2021

Entrevista a Enrique Viana por Benamor

Obra: Benamor - Teatro de la Zarzuela

 Esta pieza es muy increíble, muy disparatada y a mí me gusta es sacar adelante los disparates y que la gente se divierta

 “Banalités y Vianalités”, “La locura de un tenor”, “Tenor, rojo... y al vivo”, “Rossiniana, alta en calorías” y “Algo se cuece en la Plaza”, “Ni fú ni fa#”... Dicen que “inventó la ópera cabaré solo en el escenario: cosiendo y cantando” y que “renovó el teatro musical en España”. Hablar con Enrique Viana es añorar el olor de los teatros de cuando era pequeño y el sonido de la orquesta afinando aun cuando tú no lo has vivido. Dice entre risas que está deseando que le contraten para hacer papeles de viejos, “que es ya lo que soy”, y puede que lo sea porque su voz está llena de sabiduría.

Éxito rotundo en su estreno y parece que la obra se haya guardado en un cajón. ¿Qué pasó con “Benamor”?

Son estas cosas inexplicables del teatro. Son tres actos, es zarzuela grande, grande, que necesita un montaje caro, no es una zarzuela baratita en la que todo pasa en una plaza… Estos músicos escribían para cantantes vivos e igual estaban comprometidos… Pueden intervenir muchas cosas.

Reponer una zarzuela grande no es tan fácil, pasó con muchas, no es lo mismo que reponer una obra de género chico, que puedes llevar a muchos sitios y no necesita toda esa parafernalia. Otra de las cosas que yo creo que tuvo en contra es que en el año 1923 se estrenó “Doña Francisquita”, que fue un grandísimo éxito y fagocitó el año.


¿Cómo surge la idea de recuperar esta pieza del maestro Pablo Luna?

Le propuse a Daniel Bianco que el Teatro de la Zarzuela no había completado la ‘Trilogía de Oriente’. Había hecho “El niño judío” y “El asombro de Damasco” y faltaba “Benamor”, que era la más desconocida siendo la que más éxito tuvo. A él le pareció muy bien la propuesta. La escenografía es suya y ha hecho una especie de recreación de cuento de “Las mil y una noches”, que es un poco lo que es “Benamor”, un cuento muy increíble.


Cuéntenos algo más de la pieza...

Es una pieza curiosa porque se dan varios ingredientes del teatro que a mí me gustan mucho. Primero, el equívoco, el juego, la ambigüedad de los sexos, eso me apasiona; además tiene el vodevil y después que es una época que me gusta mucho, los felices años 20 del siglo pasado, ¡porque mira cómo están siendo estos, nos podíamos haber saltado la década!

Con los ingredientes de la opereta, que entonces estaba muy en boga, es una cosa bien vestida, de visualidad muy sugerente. La música es muy agradable de oír, es muy inspirada, como la mayor parte de las músicas del maestro Luna. Es muy increíble, es muy disparatada, pero a mí lo que me gusta es sacar adelante los disparates y que la gente se divierta. Tiene todos los ingredientes para gustar mucho.


El libreto es de Antonio Paso y Ricardo González del Toro y usted ha hecho una versión. ¿Qué queda del original y qué es marca Enrique Viana?

Del original quedan la trama y la disposición de las escenas… En los libretos de la época había muchas alusiones políticas que hoy nadie colige que aquello quiere decir lo que quería decir en el momento. Entonces, hay mucho de Enrique Viana, digamos mitad y mitad (risas).

Yo he metido dos ingredientes, que son el pastelero y la confitera, que son, digamos, las dos conexiones con el estreno real, con el año 1923. He intentado que esto tenga que ver con el público de hoy. Hay contados anacronismos que se meten desde el punto de vista del absurdo.


¿El montaje sí es Viana cien por cien?

El montaje es mucho Daniel Bianco –escenografía– y Gabriela Salaverri –vestuario–. La trama intrínseca de la manera de decir de cada una de las escenas es muy Enrique Viana, salvo la escena del pastelero y de la confitera que eso soy yo completamente (risas).

Todo está inspirado en cuando yo era pequeño e iba a la Zarzuela. Yo paseaba para ir al teatro, iba cada jueves, y en la calle de la Virgen de los Peligros había una pastelería que se llamaba La Mahonesa y a partir de ese confitero de entonces y su mujer fragüé un poco lo que podría ser “Benamor” y ubiqué en los años 20 esa parte más cercana. Siendo un montaje bastante realista, pero de pinturas bonitas de la época y de figurines de entonces con el ingrediente del cuento oriental.


¿Qué le diría el Enrique de hoy a aquel niño que iba cada jueves al teatro?

“No te dediques a esto” (risas). Aquel Enrique se emocionaba como espectador, que iba una vez a la semana al teatro y tenía la ilusión la noche anterior por ir al día siguiente y la noche posterior por haber ido. Creo que en el momento en que empiezas a pensar en esta vida tuya como una vida profesional del teatro pierdes un poco el gusanillo, la ilusión y ese sentarte virgen en la butaca. Le diría a aquel Enrique “Piénsatelo un poco, piénsatelo porque vas a perder algo que quizás te compensa o quizás no”.

VENTA DE ENTRADAS

  • Entrevista a Natalia Millán por El mensaje
  • Entrevista a César Camino, Paúl Peña y Antonio Hortelano por La cuenta
  • Entrevista a Silvia Abril por El éxito de la temporada
  • Entrevista a Adriana Ozores por Troyanas
  • Entrevista a Sergio Peris-Mencheta por Castelvines y Monteses
  • Entrevista a Carme Portaceli por La casa de los espíritus
  • Entrevista a Carlos Marquerie por Descendimiento
  • Entrevista a Joaquín de Luz por CND en los Teatros del Canal
  • Entrevista a Aaron Lee y  Zenón Recalde por Yo soy el que soy
  • Entrevista a Ana Azorín por el mensaje
  • Entrevista a Enrique Viana por Benamor
  • Entrevista a David Fernandez por El éxito de la temporada
  • Entrevista a Natalia Menéndez por Las dos en punto
  • Entrevista a Jordi Rios por El éxito de la temporada
  • Entrevista a Fermi Fernandez por El éxito de la temporada
  • Entrevista a Monica Pérez por El éxito de la temporada
Mónica Tello lat
heaven 215 lat
amaya 215 lat
Ira lat
La Porteña Teruel lat
Cádiz 215 lat
Tyl tyl 215 lat
Maribel Mesón 215 lat ok
Fernán Gómez 215 15ab lat
Yo soy el que soy 215 lat
El mensaje 215 lat
BB 215 lat
Próximo 214 lat
Iñaki Urrutia lat
Fabiolo 214-215 lat
madrid en danza 215 lat
Rita 214 lat
Las dos en punto 215 lat
Umbral 214 lat
Mutant 215 lat
CDN 215 el combate lat
oro y plata de ramon 215 lat
La cuenta 214 lat
el éxito 215 lat
El abrazo 215 lat
Abadía 215 lat
Burundanga 214 lat
Tarambana 215 lat
Miguel de Molina 214 lat

¡Apúntate a nuestra newsletter!

Recibirás un email quincenal con la revista completa, la actualidad destacada y ventajas exclusivas

  He leído y acepto la política de privacidad.