Revista teatros

Entrevistas

volver
Entrevista a Ernesto Caballero por Madre Coraje

Publicado el 02 de Septiembre de 2019

Entrevista a Ernesto Caballero por Madre Coraje

Obra: Madre coraje

 “Desde el primer momento estoy preparado para decir adiós al CDN. El teatro   me ha enseñado que no existen fotos fijas”

 Profundo conocedor del oficio y hombre de teatro pegado a las tablas, Ernesto Caballero, autor, director, maestro de actores, le dice adiós a una etapa, su dirección al frente del Centro Dramático Nacional, que comenzó en enero de 2012. Una temporada esta especial que ha querido comenzar como mejor sabe, con un autor brutal, al frente de un reparto de auténtica altura y poniendo en escena uno de los textos más emblemáticos del siglo XX. Por V. R.  Foto marcosGpunto

¿Por qué “Madre coraje” para arrancar la temporada, su última temporada, del CDN? ¿Qué razones le llevaron a elegir este texto y este autor?

Es un clásico del repertorio contemporáneo que nos habla de la exigencia de ser productivos en mitad de la batalla de un mundo global donde las guerras comerciales y de las otras (todas los son) determinan nuestro comportamiento.


Para aquellos que no hayan leído el texto, que no hayan visto ninguno de los múltiples montajes que se han hecho, ¿qué es “Madre coraje”, cómo definiría la obra, de qué habla, en qué heridas mete el dedo?

Una mujer necesita la guerra para sacar adelante su negocio, pero la guerra termina con la vida de sus hijos. Parece no querer abrir los ojos ante esto y manifiesta su deseo de que nunca llegue la paz. Pero, ¿puede hacer otra cosa para subsistir? Probablemente hoy sería vilipendiada en las redes sociales desde el confort moral que nos procura hacer click desde un móvil.  Brecht nos alerta acerca de los mecanismos de supervivencia de los seres humanos y de la posibilidad de modificar estructuras que la fuerza interesada de la costumbre hace pasar por naturales.


Brecht, exiliado, escribe “Madre coraje” en 1939 y lo hace esperando que sus obras no sigan siendo actuales en el siglo XXI, pero bien podría haberla escrito ayer mismo. ¿Nos seguimos reconociendo en estos textos, en estos personajes? ¿Usted se reconoce en ellos?

Me reconozco, sobre todo, en la necesidad de comprender los motivos que nos hacen decidir las cosas que decidimos.


¿Cómo es el Brecht que firma “Madre coraje”, qué le caracteriza?

Como sucede con Vida de Galileo (obra que también monté en el CDN), Brecht termina fundiéndose con su protagonista. Las contradicciones de Madre Coraje, su arrasadora vitalidad, la prevención ante lo que la moral burguesa conoce como “buenos sentimientos”, el optimismo y confianza en la capacidad de transformación de los seres humanos, la filantropía como un lujo al alcance de pocos,  el sarcasmo y la lúcida paradoja… son Brecht en estado puro, tan necesario hoy en día.


Brecht se consideraba a sí mismo un hombre de teatro que se había liberado de las tendencias del teatro expresionista para experimentar con nuevas formas. ¿En qué o dónde se nota esa experimentación en “Madre coraje”?

Es el gran innovador de la escena teatro contemporánea. Todo el teatro que se hace en la actualidad es brechtiano, aunque no lo sepa. Le debemos una poética alejada del naturalismo en que los actores dejan muy claro en todo momento que están en el escenario para contar una historia donde el público tiene la última palabra. Esto, resulta sumamente transgresor. Lo que importa es el para qué, y no tanto el cómo. Apostar antes que nada por la “Intención” es un mensaje muy oportuno en estos tiempos de descreimiento y despropósito (esto es, falta de propósito).


La madre coraje de Ernesto Caballero es Blanca Portillo. ¿Por qué ella y qué tiene que tener una actriz, y por ende qué tiene Blanca Portillo, para poder dar vida a un personaje tan brutal?

Porque hay personajes que sólo los pueden desempeñar en toda su dimensión intérpretes extraordinarios, y Blanca lo es.


Si le pido una frase del texto, ¿con cuál se quedaría Ernesto Caballero?

“Saben muy bien de qué pasta somos y cómo hay que tratarnos. ¡Siéntense! Y ya estamos sentados. Y en cuanto nos sentamos, se acabó el escándalo. Mejor será que no vuelvas a levantarte, porque como estabas ya no vas a estar.”


Y con todo esto, ¿qué ha querido hacer Ernesto Caballero a la hora de llevarlo al escenario? Denos unas pinceladas de su propuesta...

Un espacio escénico elocuente y despojado, concebido por Paco Azorín,  en el que destaca el carro de la Coraje que en sí constituye un escenario dentro del escenario… La música de Paul Dessau tratada con maestría por Luis Miguel Cobo y un vestuario de Gabriela Salaverri cargado de significación que nos acerca de manera perturbadora a nuestra realidad.


Si algo caracteriza a Brecht y su teatro es su intención de sacudir la conciencia del público, de llevarlo de la pasividad a la reflexión y finalmente a la acción. ¿Qué espera Ernesto Caballero de los espectadores de este 2019?

Que disfruten pensando y que piensen disfrutando de una experiencia fundamentalmente artística y comunitaria.


Cogió las riendas del CDN en enero de 2012. ¿Está preparado para decirle adiós a esta etapa?

Desde el primer momento. El teatro me ha enseñado que no existen fotos fijas ni de personas ni de situaciones. Afortunadamente.


Con su última temporada ya cerrada, pero aún poca perspectiva temporal, ¿qué dice el balance de estos años? ¿Qué balance hace de su trabajo?

Se han cumplido con creces los objetivos previstos, no sólo por cómo ha respondido el público a un proyecto basado en la dramaturgia española contemporánea, sino porque hemos logrado, mediante numerosas iniciativas sociales y culturales, afianzar una institución cultural mediante un arte que desde sus orígenes está indisolublemente unido al concepto de ciudadanía.


Le cede el testigo a otro de esos hombres versátiles de la escena teatral española que conoce el oficio como autor, como director, como maestro de actores…¿Qué le parece su sucesor y, lejos de dar consejos, qué le diría desde la experiencia que pueda ayudarlo en tremenda tarea?

Alfredo Sanzol es un excelente hombre de teatro que sabe de sobra lo que tiene que hacer para que el CDN siga siendo, antes que nada, una cálida casa de teatro abierta a todo el mundo, donde prime la excelencia, la diversidad y la libertad de expresión. 

  • Entrevista Silvia Abascal por Ecos
  • Entrevista a Lucía Quintana por La fiesta del chivo
  • Entrevista a Alba Quintas por Celia en la revolución
  • Entrevista a Elvira Lindo por El niño y la bestia
  • Entrevista a Josema Yuste y Teté Delgado por Sé infiel y no mires con quien
  • Entrevista a Lucía Carballal por Las bárbaras
  • Entrevista a Adriana Ozores, Joaquín Climent y Susi Sánchez por Los hijos
  • Entrevista a María José Goyanes por Susan y el diablo
  • Entrevista a Juanjo Artero por Un marido ideal
  • Entrevista a Albert Salazar por A.K.A.
  • Entrevista a Nur Levi por Ecos
  • Entrevista a Livija Pandur por Ecos
  • Entrevista a Pepe Viyuela y Alberto Jimenez por Esperando a Godot
  • Entrevista a Chema Cardeña por Susan y el diablo
  • Entrevista a Ricardo Llorca por Tres sombreros de copa
  • Entrevista a Helena Pimenta por La vida es sueño
Los hijos 203 lat
Tres sombreros Zarzuela nov lat
Las bárbaras lat
Un peral 203 lat
Peter Pan 202 lat
Monica Tello 203 lat
Dama y vagabundo 203 lat
Banner Pulmones lat 203
Karim 201 lat
Fernan Gomez 203 lat
Kamino de risas 203 lat
Abadía 203 lat
Ópera Divertimento 202 lat
TFM Noches Flamencas 203 lat
Ballet Igor 202 lat
Yerma 2019 203 lat
Kooza 203 lat
TFM conciertos 203 lat
Los madrileños 202 lat
Susan y el diablo 203 lat
Banner 33 el musical 202 lat
La fiesta del chivo 203 lat
La Mirador lat 203
Mirador 203 lat
Mussolini 203 lat
Tourne 203 lat
La Cubana 203 lat
Un marido ideal 203 lat