Revista teatros

Entrevistas

volver
Entrevista a Imanol Arias por La vida a palos, testamento

Publicado el 03 de Julio de 2018

Entrevista a Imanol Arias por La vida a palos, testamento

Obra: La vida a palos. Testamento

 Estas semanas previas a abrazar al público y demostrarles cómo soy, mi momento, son un subidón de adrenalina

 Ni uno ni dos: 24 años. Casi un cuarto de siglo es el tiempo que los teatros han contado con la permanente presencia de este popular actor leonés solo desde la butaca, lejos del escenario. Dirigido y coreografiado por Carlota Ferrer y acompañado en escena por Aitor Luna y Guadalupe Lancho, charlamos con un Imanol absolutamente entusiasmado ante este vibrante regreso y descubrimos, de su mano, este doble viaje apasionante por el mundo del arte flamenco y el de la relación entre un padre y un hijo.

¡24 años sin pisar las tablas! ¿Qué ha motivado este regreso al teatro y a qué se debe tan larga espera?

¡Uno nunca se va del teatro! Yo me he despistado unos cuantos años pero, al final, la posibilidad de hacer una función todos los días y de subirse a un escenario es parte del trabajo y la vida de un actor a la que no quiero renunciar.


 
• ¿Qué es “La vida a palos” y qué historia traslada?

Es un recorrido a través de un texto flamenco sobre la relación de un padre y un hijo. Una historia sobre legados, viajes, amo-res y desamores. Un racconto de vida que tiene como hilo conductor los diferentes to-nos de los palos de flamenco: martinete, taranto, soleá…

 


 

 

• ¿Quién y cómo es su personaje?

Es un personaje doble. Por un lado, el protagonista de la historia, el hilo conductor que es El Alcayata: un cantaor que tocaba el cielo cada vez que cantaba, pero que optó por la vida más que por el arte. Viajó y no se ocupó de su legado ni de su herencia. El otro es Manuel Casado, un buen amigo de él que le perdonó todo lo que le hizo al sentir por él un ‘amor blanco’. A pesar de todo el daño que le hizo, también se ocupó de su hijo, de su legado, de su familia.

 


 

 

• ¿Qué circunstancia forma la parte central de la pieza?

El reencuentro entre Manuel Casado con el hijo de El Alcayata y la rememoración de su testamento.

 


 

 

• Una de las frases más arrebatadoras que pronuncia en escena es…

”La vida nos arrastra de muchas maneras que no podemos controlar y casi nada permanece con nosotros. Muere cuando nosotros morimos y, la muerte, es algo que no sucede todos los días”.

 


 

 

• ¿Cómo es su hijo en esta ficción?

Es un personaje contemporáneo, moderno, rock and roll. Aitor Luna le da una dimensión estética y conceptual. Es un hombre en busca de sus orígenes pero que ya ha desistido. Ahora vive en un pueblo de Portugal y escribe sobre lo que sueña, pero sin la intención de que nadie lo lea. El reencuentro con el legado y el amigo de su padre le hace revivir incluso su propia paternidad –él cree que tiene un hijo– y la esencia del flamenco. Empieza a entender que su padre se crió a la intemperie, de feria en feria, huyendo siempre en la noche y empieza a encontrar ese mundo, hasta que lo consigue casi en forma de fantasma.

 


 

 

•Danza, música, performances… Aparte del texto y sus interpretaciones, ¿qué otros alicientes encontraremos en esta puesta en escena?

Hay dos elementos que son los que más me ilusionan y apasionan: una producción con proyección internacional acostumbrada a hacer espectáculos musicales –tanto de ópera como de danza– y teatrales. Y encontrarme con Carlota Ferrer, que es una de las directoras más importantes del momento. Ella tiene algo y, cuando lo vives y lo encuentras, suma muchísimo.

 


 

 

• ¿Qué le provoca una irremediable subida de adrenalina a Imanol Arias?

Estas semanas previas a enfrentarme con el público en el mejor sentido de la palabra, el de abrazarlo y demostrarles cómo soy, cómo estoy, mi momento.

 


 

 

• Si le dieran un mes de vacaciones con todos los gastos pagados, ¿cómo lo aprovecharía?

Con una girita por el mundo para ver tea-tro –Londres, Nueva York…–, para comer buena comida contemporánea y sana, para dar paseos y para llenarme un poco de la evolución teatral, puesto que soy un enfer-mo de ese negocio y necesito ver ballets, óperas, teatros.

 


 

 

• ¿Cuál es el proyecto que más noto-riedad cree que le ha dado a su carrera?

Tuve una carrera cinematográfica con una gran fortuna en los años 80 y 90 con la confianza de directores de muchísimo talento. “La muerte de Mikel” o “El Lute” podrían ser las películas punteras en todo ese recorrido de cuarentaytantas películas. Luego, mi relación con la TV, a la que nunca vine para quedarme. Poder hacer un personaje 17 años –Antonio Alcántara en “Cuéntame cómo pasó”– es un caso único, una circunstancia que te desarrolla y te ayuda a configurar un trabajo muy grande.


 

• ¿Y ése con el que siempre sonreirá al recordarlo por haberle conquistado en lo personal?

Mi temporada 1994 en Buenos Aires ha-ciendo “Calígula” durante un año entero es algo que me recuerda y me ayuda a plan-tearme este viaje con el anhelo de una expe-riencia similar. • Una fantasía interpretativa: No hay un personaje especial, aunque uno siempre dice ‘ojalá hacer el Rey Lear’, porque eso significaría que, siendo muy ma-yor, todavía tendré fuerza y memoria para estar en un escenario.

  • Entrevista a Mela Lenoir por Sueño de una noche de verano
  • Entrevista a Andrés Lima por El pan y la sal
  • Entrevista a José Carlos Plaza por Auto de los inocentes
  • Entrevista a Israel Elejalde por Un enemigo del pueblo
  • Entrevista a Sergio Peris Mencheta por Lehman Trilogy
  • Entrevista a Marcela Paoli por Viva Broadway 3
  • Entrevista a Cristina Esteban por Estrógenos
  • Entrevista a Juanan Lumbreras por La ternura
  • Entrevista a Ignasi Vidal por Sueño de una noche de verano
  • Entrevista a Lluís Homar por Tierra baja
  • Entrevista a Lolita Flores por Fedra
  • Entrevista a Irene Escolar por Un enemigo del pueblo
  • Entrevista a Lola Herrera por Cinco horas con Mario
  • Entrevista a Álex Villazán por El curioso incidente del perro a medianoche
  • Entrevista a Elena González por La ternura
  • Entrevista a Paco Déniz por La ternura
Tierra baja 190 lat
Itaca 190 lat
Scaena 188 lat
Español 190 lat
FEstival Vitoria 190 lat
Algún día... 190 lat
CDN 190 lat
El molino rojo 190 lat
Enemigo pueblo 190 lat
Accion escena 188 lat
Estrógenos lat 190
Todas lat 189
Cristina Rota 188 lat
Lado luna lat 189
Tinder 190 lat
La ternura 190 lat
Otelo a juicio 190 lat
Escuela Mendez-Leite 188 lat
Viva Broadway 3 lat