Revista teatros

Entrevistas

volver
Entrevista a Iñaki Rikarte por El desdén con el desdén

Publicado el 01 de Marzo de 2019

Entrevista a Iñaki Rikarte por El desdén con el desdén

Obra: El desdén con el desdén

 Desafortunadamente acercarse a los clásicos requiere de un esfuerzo extra para sacudirse la pereza y los prejuicios

 Galardonados algunos de sus espectáculos con premios como el Max, el Ercilla o el Ojo Crítico, Iñaki Rikarte ha firmado trabajos tan espectaculares como “GrisMate”, “Solitudes” o “André y Dorine”. Autor, director y actor, no es la primera vez que disfruta de las mieles de la CNTC, ya las probó en montajes como “Viaje del Parnaso” o “En la vida todo es verdad y todo mentira”.

¿Por qué esta obra, “El desdén con el desdén”, para montar con la quinta promoción de La Joven CNTC? ¿Qué les ofrecía?

La elección del texto correspondió a la Compañía. Después de leerla, me pareció muy adecuada por la propia edad de los personajes (el 90 % de los roles son jóvenes) y por el espíritu adolescente que atraviesa la función. Además, interpretar estos personajes tan pasionales requiere una energía y una frescura extraordinarias.


¿Por qué no es un título habitual en las tablas de nuestro país?

Bueno, yo diría que prácticamente ningún clásico español es un título habitual en nuestro país. Desafortunadamente, acercarse a los clásicos requiere de un esfuerzo extra para sacudirse la pereza y los prejuicios.

Y hablo tanto de los creadores y el público como de los programadores. Con respecto a El desdén, siendo una de las mejores obras de Moreto –si no la mejor-, sorprende que no se monte más porque es francamente divertida.


¿Cómo son, brevemente, los personajes de esta obra?

Por centrarme en los protagonistas: Diana y Carlos son muy similares, con la diferencia de que se encuentran en momentos distintos respecto al amor. Carlos empieza la función enamorado, con todas sus corazas ya rotas.

El proceso de la transformación de Diana hacia el amor es lo que articula la trama. Pero ambos caen en brazos de Cupido de igual forma: picados por el veneno del desdén. Polilla es el gracioso, un puente entre la función y el público que, por momentos, es trasunto del propio Moreto.


¿Qué destacaría de estos jóvenes que ahora ponen en escena “El desdén con el desdén”? ¿Hay cantera?

Me he encontrado con un grupo de actores estupendo. Tienen una entrega y una fe en el trabajo y en las propuestas envidiable. He tenido mucha suerte, está siendo un proceso de creación especialmente agradable.


¿Y qué les ha pedido al trabajar?

Bueno, les pido muchas cosas… jajaja… Algunas contradictorias, puesto que voy descubriendo aspectos de la función a medida que trabajo con ellos. Supongo que la principal cosa que les digo es que se comuniquen, que usen el texto para modificar al otro. En definitiva, que trabajen juntos.


Supongo que para usted como director también será un reto trabajar con ellos. ¿Qué ha aprendido, cómo ha sido el proceso personal y profesionalmente para usted?

Para mí, dirigir en el La Compañía está siendo todo un reto. Nunca antes había dirigido un clásico en estas condiciones y hay muchas cosas que están siendo también nuevas para mí. Me imagino que estoy aprendiendo muchas cosas aunque aún es pronto para saberlo. Lo que sí puedo adelantar es que me está sirviendo para comprender mejor a los directores que me dirigieron antes.


¿Cómo es el Agustín Moreto que firma “El desdén con el desdén”?

Pues a mí me parece un tipo muy inteligente e irónico, con un sentido del humor exquisito y un oficio impresionante. Si la obra ha llegado hasta hoy es por su carpintería y por estar sustentada en una paradoja del alma humana que llega hasta nuestros días: si me enamoro después de un desdén, ¿es verdadero amor o sólo es orgullo?


Háblenos de su propuesta... ¿Qué vamos a ver, dónde ha querido poner el acento?

El objetivo número uno es que el público se identifique con lo que les pasa a los personajes, que lo que sucede en escena no le resulte ajeno. (Parece de Perogrullo, pero es algo que olvidamos con frecuencia.)

Para ello, hemos sacudido el texto de las referencias tanto textuales como contextuales que considerábamos que favorecían más los prejuicios del teatro clásico como algo arcaico y desconectado de nuestra realidad. Además, hemos trabajado la interpretación de la palabra privilegiando el sentido sobre la forma.

La propuesta ha partido de llevar al límite ciertos conflictos para permitir que, en una estructura formal tan rígida, aflore la teatralidad.


No es su primera vez con un espectáculo en esta casa. ¿Cómo ve a la CNTC y qué nos diría del trabajo que ha hecho durante estos últimos años Helena Pimenta?

He tenido la suerte de trabajar como actor en algunos montajes de la Compañía, pero desde luego esta experiencia está permitiéndome concerla desde otra perspectiva mucho más profunda. Estoy muy agradecido a Helena por haberme dado la oportunidad de participar de lo que, para mí,  es un periodo luminoso de la CNTC.


Aparte de este montaje tan especial, ¿algún otro proyecto entre manos que pueda contarse?

En verano empezamos los ensayos de Quitamiedos, un espectáculo de texto producido por la compañía Kulunka e interpretado por Jesús Barranco y Luis Moreno.

  • Entrevista Silvia Abascal por Ecos
  • Entrevista a Lucía Quintana por La fiesta del chivo
  • Entrevista a Alba Quintas por Celia en la revolución
  • Entrevista a Elvira Lindo por El niño y la bestia
  • Entrevista a Josema Yuste y Teté Delgado por Sé infiel y no mires con quien
  • Entrevista a Lucía Carballal por Las bárbaras
  • Entrevista a Adriana Ozores, Joaquín Climent y Susi Sánchez por Los hijos
  • Entrevista a María José Goyanes por Susan y el diablo
  • Entrevista a Juanjo Artero por Un marido ideal
  • Entrevista a Albert Salazar por A.K.A.
  • Entrevista a Nur Levi por Ecos
  • Entrevista a Livija Pandur por Ecos
  • Entrevista a Pepe Viyuela y Alberto Jimenez por Esperando a Godot
  • Entrevista a Chema Cardeña por Susan y el diablo
  • Entrevista a Ricardo Llorca por Tres sombreros de copa
  • Entrevista a Helena Pimenta por La vida es sueño
Madre coraje 201 lat okok
Ricardo III Kamikaze 202 lat
Dama y vagabundo 203 lat
La Mirador lat 203
Banner Pulmones lat 203
Abadía 203 lat
Ópera Divertimento 202 lat
Ballet Igor 202 lat
La Cubana 203 lat
TFM conciertos 203 lat
Kooza 203 lat
Karim 201 lat
La fuerza del cariño 201 lat
Mirador 203 lat
Las bárbaras lat
Peter Pan 202 lat
La fiesta del chivo 203 lat
Un peral 203 lat
Tourne 203 lat
Español 202 lat
TFM Noches Flamencas 203 lat
Kamino de risas 203 lat
Banner 33 el musical 202 lat
Tres sombreros Zarzuela nov lat
Mussolini 203 lat
Los hijos 203 lat
Susan y el diablo 203 lat
Yerma 2019 203 lat
Los madrileños 202 lat
Fernan Gomez 203 lat
Un marido ideal 203 lat
Monica Tello 203 lat