Revista teatros

Entrevistas

volver
Entrevista a María Pastor por Yerma 2019

Publicado el 30 de Septiembre de 2019

Entrevista a María Pastor por Yerma 2019

Obra: Yerma 2019

 Nos despedimos con “Yerma 2019”. No podemos más, una sala como Guindalera es imposible que continúe sin ayuda

 Dice que cuando tomó conciencia de que realmente quería ser actriz no soñaba con participar en películas de Hollywood o con recibir un Max por un gran papel, sino con poder ser una de las actrices de los montajes que dirigía su padre, Juan Pastor. Sueño que cumplió cuando, tras demostrar a todos su férrea vocación, su padre le dio un papelito en “Bodas de Sangre”. Ahora cierra un círculo que se antoja mágico siendo la protagonista de “Yerma”. Y lo hace en su casa, en el teatro que la vio crecer, en esa Guindalera que se ha ido ganando el corazón de los espectadores y el respeto de la profesión y que, también, se ha ido reinventando a lo largo de los años. En 2020 toca nueva aventura y María Pastor nos lo cuenta... Por V. R. Foto SUSANA MARTÍN MARTÍN
 

Comenzó con un papelito en “Bodas de sangre” cumpliendo así el sueño de ser actriz en la compañía de su padre.

Recuerdo el primer día, estaba muy nerviosa. Sentía mucho respeto hacia los compañeros, los había visto mil veces en el escenario y muchos me habían dado clases. Pero justo antes de salir, al respirar, el tiempo se detuvo y me acuerdo perfectamente de decirme a mí misma “Por fin” (risas) y escuchar como una especie de certeza que decía “Yo he nacido para esto”. Fue muy especial.


Y ahora se enfrenta a una “Yerma” que vuelve a estar dirigida por su padre.

Y me parece una dirección inteligentísima. Lo que más me está gustando de este proceso es ver la maestría de mi padre. Yo he podido asistir a su evolución como profesor y como director y lo estoy viendo en un momento fascinante, me parece de una inteligencia increíble y verdaderamente es magistral cómo lo está enfocando todo.


Háblenos un poco de la propuesta.

Es una obra muy coral donde un grupo de actores revisa el texto de Lorca, haciendo una pequeña adaptación, pero respetando claramente sus palabras, sin añadir ni quitar nada. Es una historia del tiempo de nuestros abuelos pero que cobra una dimensión especial porque Lorca tiene esa dimensión que va mucho más allá de lo cotidiano. El conflicto trasciende, es algo mucho más universal, no se queda en lo anecdótico de esta historia que les pudo pasar a nuestros abuelos, sino que el texto ofrece una atemporalidad que hace que se eleven todos estos conflictos y vayan mucho más lejos.


Así son los grandes autores...

El texto de Lorca es una pasada (risas) porque tiene no solo la poética que puede tener por ejemplo un Shakespeare, donde todo está en lo que se dice, en la riqueza del lenguaje, sino que además tiene todo un mundo de subtexto como podría tener el propio Chéjov, donde también lo que está sucediendo y la corriente subterránea es muy potente y hay que elaborar y crear ese efecto. Es de una riqueza tal que lo que está pidiendo es la mayor limpieza y que el actor y la propuesta escénica se pongan al servicio de esa poética.


¿Y su personaje?

Es una mujer que no puede tener hijos y tiene un conflicto manifiesto con su marido. Tiene un arco precioso porque al principio no sabemos por qué no los puede tener, si es que su marido es impotente, si lo es ella. Antiguamente se tendía a echar la culpa a las mujeres y ella se enfrenta a una presión social tremebunda porque parece que si una mujer no tiene hijos no sirve para nada. Hay una frase de ella que dice: “La mujer de campo que no da hijos es inútil como un manojo de espinos. Y hasta mala”. El hijo no nacido, que es un personaje más, es la única forma que tiene de realizarse como mujer y de crear algo importante. Siente que es el propósito de su vida y cuando a una persona le quitas el propósito de su vida hay una frustración interna. Yerma tiene la dimensión de una heroína trágica.


Estará en Guindalera, espacio que nace en 2003 como Centro de creación, formación y plataforma de proyectos. Eso dice la historia, ¿qué es para usted?

Es mi isla creativa, mi hogar, mi casa, donde yo me realizo. Es mi vida entera. Donde he tenido la oportunidad de desarrollarme como artista, de encontrar un lenguaje propio y de construir una forma de trabajo que me gustaría compartir con la gente. Pe-ro, ante todo, ha sido siempre un centro de creación y de investigación, sede de una compañía, y hoy las compañías en residencia, que pueden investigar en búsqueda de un lenguaje propio, lo tenemos muy difícil.


¿Y qué ha supuesto para el panorama teatral de Madrid?

Creo que ha sido un modelo de gestión independiente, un sitio de referencia, donde se han estrenado textos de autores muy sólidos, donde ha habido también un compromiso con dramaturgos españoles de nuestro tiempo. Y, sobre todo, un sitio donde se ha mantenido una integridad y se ha luchado con uñas y dientes por dignificar la profesión. Y también con un contacto muy directo con el espectador. El público ha hecho suyo el teatro y eso ha sido algo mágico.


Se han reinventado tantas veces...

Con “Yerma 2019” nos despedimos de la sala como sede permanente de la compañía de repertorio Guindalera. Un proyecto así sin respaldo institucional es inviable. Estamos cansados de luchar para mantener el rigor y la calidad que nos han definido. No queremos caer en la degradación, hay que saber irse con dignidad y con la satisfacción de un trabajo bien hecho hasta el final. No sé si vamos a anunciar el cierre para 2020 o encontrar creadores o entidades que se hagan cargo de la gestión y poder compartir lo bueno. Pretendo que mi padre siga dirigiendo al menos un montaje al año y que la compañía Guindalera no muera. Esta va a ser mi lucha a partir de ahora. Ojalá pueda de nuevo reinventarse, pero está claro que lo que ha sido Guindalera estos 20 años termina en diciembre. Es el final de una etapa.

  • Entrevista a Olivia Molina por Perfectos desconocidos
  • Entrevistas a María Virumbrales e Inma Mira por 33 el musical
  • Entrevista a Karim por Solo para adultos y Kamino de risas
  • Entrevista a Aitana Sánchez-Gijón por Juana
  • Entrevista a Joaquín de Luz por El cascanueces
  • Entrevista a María Adánez por Divinas palabras
  • Entrevista a Juan Echanove por La fiesta del chivo
  • Entrevista a Carolina Noriega por Ángeles y demonios
  • Entrevista a Claudio Tolcachir por Próximo
  • Entrevista a Antonia Paso por Chicas y chicos
  • Entrevista a Julián Fuentes Reta
  • Entrevista a Fernando Soto por Perfectos desconocidos
  • Entrevista Silvia Abascal por Ecos
  • Entrevista a Lucía Quintana por La fiesta del chivo
  • Entrevista a Alba Quintas por Celia en la revolución
  • Entrevista a Elvira Lindo por El niño y la bestia
El Molino 204 lat
Sanchinarro 204 lat
CDN Man up 204 lat
Yerma 204 lat
Los hijos 203 lat
Ballet San Petersburgo 204 lat
Kamino de risas 203 lat
Jauría 204 lat
La ternura 204 lat
Banner 33 el musical 202 lat
Banner Pulmones lat 203
Karim 201 lat
TFM 204 saturday lat
Fernan Gomez 204 lat
TFM 204 lat zambomba
La fiesta del chivo 203 lat
Un marido ideal 203 lat
Ópera Divertimento 202 lat
Kooza 203 lat
Mussolini 203 lat
Asalto a la sede 204 lat
Susan y el diablo 203 lat
Monica Tello 203 lat
Dubbi  kids 204 lat
Godot 204 lat
La Cubana 203 lat
Tribueñe 204 lat
CND Cascanueces 204 sup
Función que sale mal 204 lat
Perfectos desconocidos 204 lat
Un peral 203 lat
Abadia 204 lat
Tourne 203 lat
Español 204 lat
Peter Pan 202 lat