Revista teatros

Entrevistas

volver
Entrevista a Natalia Menéndez y Mona Martínez por Queen Lear

Publicado el 01 de Septiembre de 2022

Entrevista a Natalia Menéndez y Mona Martínez por Queen Lear

Obra: Queen Lear - Teatro Español

 “Es una nueva obra, rezuma por todos los costados al bardo, pero ofrece una mirada y unos temas diferentes, que me apelan y me conmueven”, Natalia

“La visión de lo femenino en medio del mundo del poder está cambiando en nuestro lenguaje y forma de observarlo”, Mona

¿Qué diferencia un rey de una reina? ¿Por qué utilizar el pasado para tratar la complacencia y la soberbia? ¿El ejercicio del poder desde el modelo de patriarcado conlleva la violencia o pretende la paz? Dicen que el teatro nos pone un espejo delante y nos sirve como reflexión, como posibilidad de transformación o como ventana de libertad. Esa es también la esencia de esta pieza escrita por Juan Carlos Rubio, proponer otra manera amable y concreta de ejercer el poder y sus variedades. Charlamos de todo esto con dos mujeres, pesos pesados de la profesión y de este montaje, la directora Natalia Menéndez y la actriz Mona Martínez. Por VANESSA RAMIRO. Fotos CORAL ORTIZ

Natalia Menéndez y Mona Martínez vuelven a coincidir después de “Las dos en punto”. ¿Qué tal el reencuentro?

Mona: Hermosamente grato, enriquecido por el tiempo, la experiencia y la confianza de Natalia.

Natalia: Es mágica la relación con Mona Martínez, nos conocemos sin casi conocernos. Necesitamos poco para entendernos. Compartimos una intuición y una confianza extraordinarias; el humor ha sido capital para nuestro encuentro. Caminamos sin miedo al riesgo, avanzamos en el diálogo teatral con atrevimiento desde una ética común y una estética similar.


 

Se reencuentran para abrir temporada y nada menos que la del Teatro Español. Imagino que los estrenos siempre lo son, pero ¿este es un poquito más especial?

Natalia: Este montaje está impregnado de seres queridos que ya no están y a quienes les dedico esta aventura, tal vez por eso sea especial. También porque llevo con Juan Carlos Rubio caminando cuatro años para sacar a la luz esta obra. Y para acabar, porque me siento afortunada de haber elegido a este equipo de creación con el que estoy disfrutando profundamente.

Mona: Si reúnes en tu equipo a Shakespeare, Menéndez, Rubio, Valcárcel, Barajas, Chamizo, Perdiguero, Cobo, Ling y Valenciano y para crear... Tienes la respuesta.

 


 

Antes de levantar el telón y descubrir un poquito más de esta “Queen Lear”, Natalia, ¿satisfecha con la temporada?

Natalia: Bajo el lema SED DE TEATRO presentamos la temporada 22/23, hacemos hincapié en la autoría contemporánea, en nuestro amor por los jóvenes creadores y en nuestros artistas mayores que nos aportan riqueza. Enfocamos los variados espectáculos familiares durante todo el año. Creemos en la diversidad de las formas escénicas: teatro, danza, música, instalaciones, etc.

Homenajeamos a Benavente y Nieva y a las Naves del Español que este año cumplen quince años. Apreciamos el humor y el drama, la reflexión y el divertimento; espero que los espectadores se permitan el disfrute y el descubrimiento.

 


 

Seguro que Mona Martínez ya tiene sus imprescindibles, ¿verdad?

Mona: Asistí a la presentación de la temporada y recuerdo que cada título me parecía más imprescindible que el anterior. La temporada está repleta de imprescindibles, de directoras, autores, creadores en lo general-particular con mucho y muy bueno que contar. Aunque, te confieso que hay un nombre entre los nombres. Rocío Molina.


 

15 de septiembre, Shakespeare, Lear, pero no es rey, sino reina. ¿El femenino cambia mucho la historia?

Mona: Las historias cambian, y cambian tantas veces como espectadores hayan sido llamados ese día a la representación. La visión de lo femenino en medio del mundo del poder está cambiando en nuestro lenguaje y en nuestra forma de observarlo. La pieza habla de una mujer predestinada a perpetuar y honrar el legado de su sangre real. Lo femenino siempre va a teñir cualquier acción que emprenda.

Natalia: Es una nueva obra, rezuma por todos los costados al bardo, pero ofrece una mirada y unos temas diferentes, que me apelan y me conmueven. Nos preguntamos acerca de la posibilidad de ejercer una forma nueva de poder más cerca de la sensibilidad y de la bondad. Nos brinda la oportunidad de elegir cómo queremos que nos traten y cómo mejorar en la calidad de mostrar nuestro amor. Esta obra camina hacia la esperanza para vivir mejor consigo y con los demás.


 

¿Qué les removió, a qué reflexión les llevó “Queen Lear” para apostar por ella?

Natalia: Juan Carlos Rubio me llamó en el 2018 y me dijo que quería trabajar conmigo sobre una “Queen Lear”, yo le pregunté “¿Por qué?” y él me dijo “¿Por qué no? Se trata de que encontremos lo que queremos contar”. Enseguida le dije que sí. Llevamos todo este tiempo disfrutando de la creación de la obra. Juan Carlos ha tenido una humildad y escucha fuera de lo común. Hemos jugado y, poco a poco, con gran exigencia y sin prisa, se ha ido levantando esta obra. Me siento agradecida con el autor por haberme permitido colaborar en este proceso.

Mona: ¿Qué te puedo decir? Quién se resiste a contar esta historia, decir estas palabras, pensarlas, hacer o acercarse a semejante experiencia. La única respuesta posible es SÍ. Esta función, en su totalidad, va más allá de un desafío actoral. Aún estamos en proceso así que... ¿lo hablamos en diciembre?


 

¿Qué cuenta esta obra?

Mona: “Queen Lear” cuenta la historia de una Reina que decide dividir el reino y repartir así su herencia entre sus tres hijas y descansar de sus obligaciones en la recta final de su vida. A cambio quiere oír de cada una, cuál la ama más para decidir, según su manifestación del amor que la profesan, la parte del reino que otorga a cada una ellas. Sus dos hijas mayores expresan su amor incondicional y prometen, a través de sus actos, agradecer tanta gratitud. Es aquí cuando la menor de sus hijas se opone a declarar dicho amor de la manera que su madre espera escuchar y la decisión de la Reina cambia entonces el curso de sus deseos primeros. Lear emprenderá un camino donde todo lo aprendido cambia de sitio, donde el poder pierde su valor y nada se cumple según lo establecido. Hasta enfrentarse a sus propias preguntas, para saber quién es realmente Lear.

Natalia: Trata desde el dolor, la ironía, la rabia, el sarcasmo, el deseo, la venganza, el desprecio y mucho más, la tensión existente entre los valores y las conductas reprobables.


Mona, usted es Queen Lear...

Mona: Una mujer que fue la hija de un Rey, después fue Reina y después fue madre y después todo a la vez, todo el tiempo.


Natalia, ¿cómo son el resto de los personajes que pueblan esta historia?

Natalia: En la obra conviven siete personajes, permítanme que no los destripe, prefiero que vengan a ver la obra. Solo decir que cada cual hace un viaje iniciático hacia el bien o hacia el mal y obtendrá unas consecuencias en función de su comportamiento, de su actitud vital. Las actrices y actores que interpretan estos personajes son magníficos y en cada ensayo se dejan la piel por conseguir los recovecos propuestos.


¿Cómo es el Juan Carlos Rubio que firma esta pieza?

Natalia: Juan Carlos Rubio es generoso, atento, delicado, con gran sentido del humor y amor por el teatro. Conoce tanto la miseria como la bondad humana y no ha tenido pudor ni miedo para llegar a la médula y, al tiempo, usar un lenguaje tan cercano a Shakespeare que atraviesa los siglos desde el arañazo y la caricia.

Mona: Lo que sé de él... Inteligente, apasionado, sensible, culto, curioso, entusiasta, generoso, observador, Artista y Autor con letra alta, sensible de nuevo, Juan Carlos escribe de lo que no se ve, escribe lo invisible, escribe el dolor, el amor, la vida y la muerte desde un corazón auténtico. Le admiro.


¿Y la puesta en escena?

Natalia: Siento que alma, palabra, gesto, silencios y sombras, todo cuenta y el equipo creativo lo valora y lo expresa con belleza y sufrimiento. Hemos viajado hasta la esencia de cada emoción, sensación; destilado con la fisicidad que nos aportan las palabras. Extraemos cada acorde que nos aportará poesía o dolor. Somos meticulosos en mostrar un vestuario emocional, como la luz o las imágenes, todo revela tragedia y esperanza.


¿Cómo ha de acercarse el público a esta obra y qué les gustaría provocar en él?

Mona: Nada... Que estén. Serán agasajados, seguro.

Natalia: No me atrevo a decir cómo se deben acercar, imagino que motivados por el deseo y la curiosidad. Espero que salgan algo diferentes de como entraron, habiendo vivido un viaje pleno de sensaciones y, tal vez se puedan realizar alguna pregunta sobre el comportamiento humano.


¿El teatro puede ser la receta para entendernos los unos a los otros?

Natalia: Estoy convencida de que el teatro puede mejorar la calidad de vida; nos enseña a concebir e imaginar cómo transformar comportamientos violentos por otros de paz y poderlos aplicar en nuestro cotidiano. Pero no conozco receta si no se prueba y digiere, hay que acercarse, probar y actuar en consecuencia.

Mona: Aquí todo lo poético es posible, TODO. El misterio de su finalidad está servido. Entendiendo el teatro como una receta: más bien la hacemos entre muchos, lo que sí es seguro que somos un ingrediente de calidad.

VENTA DE ENTRADAS

  • Entrevista a Tristán Ulloa y Kike Guaza por True West
  • Entrevista a Rafa Castejón y Jesús Castejón por Los chicos del coro
  • Entrevista a Kery Sankoh por Tina, el musical de Tina Turner
  • Entrevista a José Sacristán por Señora de rojo sobre fondo gris de Delibes
  • Entrevista a Clara Sanchis por Miércoles que parecen jueves
  • Entrevista a Josep Maria Flotats por París 1940
  • Entrevista a Andrea Bayardo por Malinche, el musical
  • Entrevista a Carlos Sobera por Miles Gloriosus
  • Entrevista a Tamzin Townsend por Laponia
  • Entrevista a Paola Matienzo por Lo que quieren las guachas
  • Entrevista a Paola de Diego por El lugar y el mito
  • Entrevista a Laia Marull por El peso de un cuerpo
  • Entrevista a Vanessa Montfort por La Toffana
  • Entrevista a Alberto Conejero por 40 Festival de Otoño
  • Entrevista a Camilo Vásquez por La trilogía sobre la búsqueda de la identidad a través del tiempo
  • Entrevista a Borja Rabanal por ¿Quieres pecar conmigo?
Pasillo verde lat
Las culpables lat
Sombreros olvidados lat
Sgae Bezerra lat
Banner lat Viena en Madrid
Sex escape lat
Tina 232 lat
París 1940 lat
banner cndanza lat
Banner lat quieres pecar
LFQSM lat
Cuento de Navidad lat
Malinche lat
Peso cuerpo lat
Cantando bajo la lluvia lat
Señora de rojo lat
abonos Pentación lat
PAvón 232 lat
Fernán Gómez 232 lat
Temporada Alta lat
Laponia lat
Jamming lat
circular lat
Lo que quieren las guachas lat
Banner Lat Bernarda Alba
Festival de Vitoria lat
Abadía 232 lat
chicos coro lat
Luzia lat

¡Apúntate a nuestra newsletter!

Recibirás un email quincenal con la revista completa, la actualidad destacada y ventajas exclusivas

  He leído y acepto la política de privacidad.