Revista teatros

Entrevistas

volver
Entrevista a Rafa Maza por Fabiolo Connection

Publicado el 01 de Marzo de 2019

Entrevista a Rafa Maza por Fabiolo Connection

Obra: Fabiolo Connection

 Mis personajes hacen fantasía de algo muy real, pero así se reflexiona. La risa libera y ayuda a entender

 Tras su paso por las pistas más cool de la Península, Florida y Barbados, Fabiolo es contratado para dar clases de tenis a la hija del jeque de un poderoso emirato árabe. Aquí comienza un nuevo periplo vital para el pijo más deslenguado y vivaz de Sotogrande. Nadie que haya visto “Sólo Fabiolo Glam Slam” o “Hey Bro! Hipster Show”, aún en cartel, puede permanecer indiferente a esa máquina de hacer reír que es Rafa Maza. Hilarante, inclasificable, polifacético, un auténtico crack que vuelve con su criatura más entrañable. Estrenado el show en Sevilla, ya se pasea con éxito por teatros y ferias de toda España –se presenta en DFeria Donostia el 11 de marzo–. Por V. R.
 

¿Quién es Fabiolo?

Fabiolo es el pijo de la Moraleja madrileña, un bufón que dice cosas que otros no se atreverían a decir. Desde el alto standing que tiene, parece que él disfruta de la vida como otros no saben y viene a darnos lecciones de cómo hacerlo, pero lo hace desde su superficialidad e ‘ignorancia’. Se crea una extraña relación con el público porque, además, el tío desprende alegría, buen rollo. Es un personaje que empieza a caerte mal y acaba cayéndote súper bien.


Nos consta que esta secuela ha sido posible gracias a la legión de fans de Fabiolo... ¿Cuál es el secreto?

Fabiolo se va nutriendo del público. Uno de los fuertes de Fabiolo es que le habla directamente. Es lo que más le gusta a la gente. Se ha convertido ya en trending topic el “Qué pavo”, una frase que todo el mundo adora, y ahora viene el “Perdona”, que también está calando, “¿Y tú qué vas a saber?” o “Qué ordinario” (risas).


Imitaciones, humor, malabares, ñus, un africano entrañable… ¿Qué hay en “Fabiolo Connection…” de “Solo Fabiolo…”?

No parece que haya muchas ansias de hablar del futuro, porque para unos viene como una losa, para otros como algo que va a romper el paradigma de la sociedad en este siglo XXI, pero me gustaba la idea de hablar de futuro desde un punto de vista ‘fabiolero’ (risas).


¿Y cómo es eso?

Fabiolo se ha hecho con la última tecnología en realidad virtual y en inteligencia artificial y juega a que está actuando en dos sitios a la vez. Viene a orientar como un coach y como buen orientador él explica que hay que viajar a Oriente para descubrir qué nos va a deparar el futuro. Las arenas del desierto esconden mucha magia y mucho humor.


¿Algún adelanto?

Vamos a meternos dentro de una jaima, van a venir personajes variopintos, algunos rescatados de “Solo Fabiolo…” y otros nuevos. Hay un homenaje a Cantinflas, distintos acentos árabes, no hay ñus, pero sí historias de caminantes del desierto y de sultanes que se casan con princesas, hay chistes-cuentos o cuentos-chistes… Por-que cuando hablamos de futuro también lo hacemos con la duda de qué va a pasar cuando llegue, el futuro para todos es la jubilación, cómo están esas pensiones en España (risas)...


¿Algún espectador se ha enfadado? ¿Algún pijo se ha enfadado?

Me sorprende que no. A alguien que odiaría a los pijos le encanta Fabiolo y a alguien muy muy pijo también. Me gusta que una esos extremos. Les encanta a los mayores y a los niños (risas). Fabiolo tiene bastante ironía, pero no maldad y ese es el secreto del enganche con el público.


¿Qué aprende de sus personajes?

De Fabiolo que siempre va a haber un Fabiolo que pueda reírse de todo, también de las preocupaciones y a decirme a mí mismo “Qué pavo” (risas). Y del hipster he aprendido a ser más creativo, a hacer de la creatividad un medio de vida.


¿“Solo Fabiolo…”, “Hey Bro!...”, “Fabiolo Connection…” esconden un ‘zasca’ o es puro divertimento?

Para crear este universo que intento plasmar en escena bebo del surrealismo de todo el humor surrealista que ha habido en este país, desde escritores como Gómez de la Serna, “La Codorniz”, Gila… Este humor ha intentado sacar a la luz los problemas de una sociedad y yo quiero reflexionar sobre eso. Siempre va a haber una crítica a la situación política o social, a los problemas de la actualidad. Mis personajes hacen fantasía de algo que es muy real, a veces puede parecer que es superficial, pero precisamente a través de esa manera de plasmarlo se reflexiona. La risa libera y ayuda a entender.

  • Entrevista a Natalia Millán por Billy Elliot, el musical
  • Entrevista a Imanol Arias por El coronel no tiene quien le escriba
  • Entrevista a Cristina Clementa por Andrea pixelada
  • Entrevista a Manuel Bandera y Bibiana Fernández por El amor está en el aire
  • Entrevistas a Carlos Hipólito y Emilio Gutiérrez-Caba por Copenhague
  • Entrevista a Lluís Pasqual por Doña Francisquita
  • Entrevista a Benjamín Prado por La hija del aire
  • Entrevista a Laia Manzanares por Tres sombreros de copa
  • Entrevista a Pablo Gómez-Pando por Tres sombreros de copa
  • entrevista a Víctor Parrado por El Peliculero
  • Entrevista a Ignacio Nacho y Carmen Baquero por Mi hijo es imbécil
  • Entrevista a Blanca Portillo por Mrs. Dalloway
  • Entrevista a Aitana Sánchez-Gijón por La vuelta de Nora
  • Entrevista a Ernesto Alterio por Shock
  • Entrevista a Miguel del Arco por Jauría
  • Entrevista a José Luis Gómez por Unamuno, vencereis pero no convencereis
La ternura 198 lat
La Maquineta 198 lat
El viaje 198 lat
Kamino de risas 197 lat
Nueve Norte 197 lat
West Side Story 197 lat
Billy Elliot 197 lat
Extafadas Banner lat
Solo para adultos 197 lat
La vuelta de nora 197 lat
CND 198 lat
CDN 198 tres sombreros lat
Abadía 197 lat
España baila flamenco 198 lat
Conversaciones con mamá 198 lat
Cosacos de Rusia 197 lat
Mérida 198 lat
Cüá 197 lat
La casa de Bernarda Alba 195 lat
Facyl 198 lat
Copenhague 198 lat
Mostra Alcoi 198 lat
Andrea pixelada lat
Ben-Hur 196 lat
Padres 197 lat
TFM 198 lat
Español 198 lat
We love Queen 198 lat