Revista teatros

Entrevistas

volver
Entrevista a Silvia Marsó por El gran mercado del mundo

Publicado el 02 de Septiembre de 2019

Entrevista a Silvia Marsó por El gran mercado del mundo

Obra: El gran mercado del mundo

 “Las actrices de más de 45 estamos defendiendo nuestro lugar en la profesión. Tenemos mucho que contar”

 En 1992 una joven Silvia Marsó se ponía a las órdenes del gran Adolfo Marsillach. La obra, “La gran sultana”, la casa, la Compañía Nacional de Teatro Clásico. A ella regresa ahora con esta coproducción con el TNC de Cataluña en el papel de la Culpa. Entre ambos trabajos hemos visto crecer y hemos podido disfrutar de una actriz todoterreno, una trabajadora incansable, una soñadora que ha tocado todos los palos de la interpretación, cine, TV y teatro, e, incluso, ha arriesgado para producir sus propios sueños. Tras el éxito de “24 horas en la vida de una mujer”, arranca temporada en el Teatro de la Comedia.

Dice Xavier Albertí que al enfrentarse a un auto sacramental ha tenido que combatir muchos prejuicios, los de otros pero también los suyos propios. ¿A Silvia Marsó le ha pasado algo parecido?

Yo no tenía ningún tipo de prejuicio, dirigiendo Xavier Albertí sabía que no sería un montaje convencional. Sus espectáculos siempre son un despliegue de disciplinas artísticas, mezcladas de una forma magistral y anárquica. Donde nada es previsible. Y este es el tipo de teatro que me gusta. Además, supone mi primer Calderón y le tenía muchas ganas.


No se lo pensó mucho entonces...

Cuando me llamó Xavier hace casi un año, no dudé en ningún momento. Le dije que sí, sin saber, incluso, qué personaje iba a interpretar. Confiaba plenamente en él, tenía muchas ganas de trabajar a sus órdenes.


Cuéntenos algo sobre “El gran mercado del mundo”...

“El gran mercado del mundo” plantea muchas cosas, principalmente, que somos dueños de nuestro propio destino y cómo las elecciones que vamos tomando en la vida pueden influir en nuestro futuro más de lo que somos capaces de percibir. Siempre he imaginado que es un viaje iniciático a través del cual el hombre toma conciencia de lo que son los placeres, el lujo, la belleza, el conocimiento, la fe, la lujuria, la humildad, la libertad.


¿Qué atrae a un espectador de 2019 de una obra escrita entre 1635 y 1640?

Calderón era más moderno y más libre de lo que podían imaginar en su época, se adelantó a su tiempo. A través de este espectáculo uno puede reflexionar sobre la posición que ha tomado frente a la vida y si verdaderamente está consiguiendo vivir acorde con su ideología y su forma de sentir. El texto tiene implicaciones religiosas sí, pero por encima de todo en el estudio del texto hemos visto que Calderón nos muestra planteamientos filosóficos, éticos, psicológicos, científicos y hasta jurídicos.


¿Cómo es la propuesta de Albertí?

Un planteamiento canalla, transgresor e irónico, respetando absolutamente el texto original. En el escenario veremos los personajes alegóricos de Calderón, escucharemos su brillante lenguaje, pero también música en directo, canciones que tienen que ver con el argumento, algunas incluso sórdidas, sacadas del cabaret de principio de siglo XX pero que cuestionan la condición humana, como el propio Calderón.


Usted interpreta a la Culpa.

Representa al pecado original en el que vive el ser humano desde que, por desobediencia, muerde el fruto del árbol del conocimiento en el paraíso. Pero ella defiende este estado de libre albedrío en el que se encuentra el hombre y que le otorga la posibilidad de obrar, elegir y tomar sus propias decisiones a través de su conciencia individual. Y hasta que no aparece la Gracia para ‘salvar’ al hombre con el perdón divino, ella, la culpa, es el estado natural del ser humano, venerada y apoyada por la natu-raleza en todas sus formas y manifestaciones, haciendo que convivan en armonía los Instintos más básicos del cuerpo con la conciencia de libertad. ¡Me encanta mi papel!


No es la primera vez de Silvia Marsó ni con el verso ni con la CNTC. ¿Qué tal esta vuelta?

Tuve la suerte de interpretar la gran Sultana de Cervantes bajo la dirección del inolvidable Adolfo Marsillach y fue una experiencia única y maravillosa. Nunca más he vuelto a pisar la CNTC y han pasado muchos años. Me siento feliz de volver al Teatro de la Comedia. Admiro muchísimo la labor que ha hecho Helena Pimenta, ha contribuido a que la CNTC no sea solo una institución, sino un punto de encuentro para el público joven.


El éxito de “24 horas en la vida de una mujer”, un papel en el spin-off de “Merlí”, “El gran mercado del mundo” y la próxima temporada se incorpora a “El secreto de Puente Viejo”. ¿Feliz?

Lo que más me gusta de todo esto que estoy viviendo es que las actrices de más de 45 años estamos defendiendo nuestro lugar en la profesión. Tenemos mucho que contar, la experiencia es un valor añadido y lo importante es poder compartirlo.

  • Entrevista a Blanca Oteyza por Cuidados intensivos
  • Entrevista a Marta Pazos por Hemos venido a darlo todo
  • Entrevista a Ernesto Caballero por Madre Coraje
  • Entrevista a Laura Ortega por Monsieur Goya
  • Entrevista a Pablo Messiez por Las canciones
  • Entrevista a Gorka Otxoa por Juntos
  • Entrevista a José Sacristán por Señora de rojo sobre fondo gris
  • Entrevista a Eusebio Poncela y Pablo Rivero por El sirviente
  • Entrevista a Silvia Marsó por El gran mercado del mundo
  • Entrevista a Vicky Peña por En casa
  • Entrevista a Fele Martínez por Todas las mujeres en Teatro Príncipe
  • Entrevista a Dani Rovira por ODIO
  • Entrevista a José Soto por Pues amas... ¡Qué cosa es amor!
  • Entrevista a Yllana por Lo mejor de Yllana
  • Entrevista a José Carlos Martínez por Gala 40 aniversario CND
  • Entrevista a Lola Herrera por la vuelta de Cinco horas con Mario
Abadia 2 201 lat
Banner 33 el musical 202 lat
La Cubana 200 lat
Canales 201 lat
Español 201 lat
Madre coraje 201 lat okok
Todas las mujeres 201 lat
Nave 73 199 lat
Festival de Vitoria 201 lat
Señora de rojo 201 lat
TEatro del barrio lat 201
Abadía tuñon 201 lat
Orgasmos 201 lat
Monsieur Goya 201 lat
Emociones 201 lat
Fedra 201 lat
Fiesta Corral Cervantes lat
Pozuelo 201 lat
La función que sale mal 201 lat
Corazza 199 lat
Ballet Igor 200 lat
La fuerza del cariño 201 lat
Canal 201 lat