Revista teatros

Entrevistas

volver
José Luis Gómez

Publicado el 01 de Febrero de 2018

José Luis Gómez

Obra: Unamuno: Venceréis pero no convenceréis

 Azaña y Unamuno no se entendían, pero es muy aleccionador seguirlos. Eran profundamente honrados, coherentes y consecuentes

 Viene de una Celestina memorable que se antoja, con su pragmatismo feroz, la otra cara de la moneda que a partir de ahora muestra. En marzo le espera un feliz reencuentro con el hombre que lleva años acompañando su trayectoria profesional, don Manuel Azaña, en “Azaña, una pasión española”. Pero antes, entre una y otro, ese hombre de teatro con mayúscula que es José Luis Gómez se ha dejado seducir por un Unamuno casi desconocido para él. Sus palabras, sus lúcidas reflexiones, sus cartas y poemas tardíos y su memorable discurso en el paraninfo de la Universidad de Salamanca en 1936 conforman este monólogo intimista en el que laten la inquietud por la Memoria Histórica y el compromiso con la expresión en vida de la lengua castellana de este titán de la actuación.  

Viene de Celestina, que se antoja justo lo opuesto a Unamuno… Uno renuncia a lo que sea por principios y otra los vende a cambio de sobrevivir.

Naturaleza humana. Lo bueno y lo malo lo tenemos dentro en distintas proporciones, no existe la luz sin la oscuridad, ni el negro sin el blanco. El sentido de la vida es trabajar sobre uno mismo para dejar una huella que haga mejor la vida de los demás.


 

¿Cómo está siendo este encuentro?

Leí a Unamuno con 17 o 18 años. Hacer la película “La isla del viento” fue un encuentro impresionante con un Unamuno que yo desconocía, el que vivió la Guerra Civil, que estuvo profundamente escindido, que apoyó el golpe del general Franco siendo un republicano convencido, habiendo procla-mado la República, siendo un hombre de izquierdas, porque creyó que era lo único que podía restablecer el orden ante los desmanes que se estaban produciendo...


 

Y sin embargo...

Al cabo de tres meses tiene ese acto de valentía impresionante, uno de los actos de valentía intelectual más altos de toda la historia española: se enfrenta a un poder omnímodo, el del Movimiento Nacional en la España ocupada, y escupe en la boca del dragón, pero con el dragón ahí delante. No es que escribiera panfletos desde Roma o desde el exilio, no, ahí delante, con Millán Astray detrás y con un auditorio lleno de falangistas y de legionarios. Me conmovió muchísimo y me encendió una llama de curiosidad para inclinarme a estudiar todo ese momento, el momento de Unamuno en la Guerra Civil. Es un tema interminable, extraordinario y trascendente para la vida de los españoles porque entramos en la memoria histórica, un tema mal resuelto.


 

“Mis historiadores contarán mi vida como el mundo la ha visto, no como la he vivido”, dijo Unamuno.

He sido cuidadosísimo. He contado con el consejo de Colette y Jean-Claude Rabaté, que son grandes historiadores, a través de quienes he comprobado la propiedad de cada paso que he dado en el guion del espectáculo. Y he contado con Pollux Hernúñez, gran conocedor y amador extremo de la obra de Unamuno. Con su consejo, he hecho el texto, pero con extremo cuidado.


 

¿Unamuno es incómodo? Tener una referencia moral tan clara y…

Difícilmente estamos a la altura de un personaje así. Te voy a decir en voz alta un texto escrito en el año 1932. Agárrate: “Un referéndum ha venido a ser esa votación del estatuto de Cataluña y la que se ha hecho en mi tierra vasca y que se hará acaso en otros sitios. Pero eso realmente es un absurdo, una cosa compleja no se puede votar. El pueblo nunca se entera suficientemente de eso. Se dice la voluntad popular, pero el pueblo no tiene voluntad en cosas de estas tan complejas, es de unos cuantos que lo dirigen o tra-tan de dirigirlo y la mayor parte de las veces ni se entera el pueblo de lo que ha votado”.


Impresiona...

Estos textos son urgentes hoy. Te digo otro: “Siento que aquella discordia civil se estaba volviendo doméstica, que había familias en lucha intestina, padres contra hijos, hijos contra padres, hermanos contra hermanos. El que entonces no estaba loco en España es que se había vuelto tonto. Locura colectiva”. ¿Qué ha pasado en Cataluña?


Sólo hay que mirar atrás, ¿no?

Para eso hay que estudiar la Historia. A nuestros políticos se les han escapado todos estos hechos de la historia en el momento presente. Por pura honradez personal sólo puedo decir que se nota que se les ha escapado, pero no sé si es un olvido voluntario.


Ha dicho que hay personajes que te dejan huellas muy profundas. Tras Unamuno, en marzo vuelve a Azaña...

El trabajo de La Abadía y el trabajo del teatro siempre ha sido intervenir poéticamente sobre la realidad y yo he sentido ahora mismo el llamamiento de hacer estos dos personajes. Azaña y Unamuno no se entendían, pero es muy aleccionador seguirlos porque eran profundamente honrados y profundamente coherentes y consecuentes consigo mismos, en lo personal y en su vida política.

  • Entrevista a Marta Aledo por Bailar en la oscuridad
  • Entrevista a los actores de Ilusiones
  • Entrevista a El Sevilla por La vida es rocanrol
  • Entrevista a José María Pou por Moby Dick
  • Entrevista a Fernando Gil por El idiota
  • Entrevista a Jesús Noguero por Los otros Gondra
  • Entrevista a Alex Rigola por Machoman
  • Entrevista a Ernesto Caballero por El jardín de los cerezos
  • Entrevista a Lucía Carballal por La resistencia
  • Entrevista a David Navarro por Radiocomedia
  • Entrevista a Eduardo Vasco por Entre bobos anda el juego
  • Entrevista a Toni Cantó y Ruth Gabriel por Linda vista
  • Entrevista a Pepe Viyuela por El sielncio de Elvis
  • Entrevista a Ernesto Arias por Nekrassov
  • Entrevista a Santi Rodríguez por Infarto: ¡no vayas a la luz!
  • Entrevista a Bárbara Lennie e Irene Escolar por Hermanas
Dos más dos Lara 195 lat
TSC Alcalá 194 lat
Moby dick 195 lat
abadía lat 194
Curioso incidente lat
Pequeña bella ópera divertimento 193 lat
El cavernicola lat 195
Trivium lat 194
Timaginas 195 lat
Bululu lat 194
NAve 73 194 lat
Scaena lat
Escuela Cristina Rota 194 lat
Español 195 lat
Tiza peq
Si crees que tienes 195 lat
Sex Escape 195 lat
Todas hieren lat
La casa de Bernarda Alba 195 lat
CDN 195 lat halma
Pagagnini 195 lat
TFM lat 194 ok
Danza 180º lat
El principito 195 lat
El silencio de Elvis 195 lat
Peter Pan lat 194
Ilusiones 195 lat
Flauta ópera divertimento lat 193