Revista teatros

Entrevistas

volver
Natalia Menéndez

Publicado el 01 de Diciembre de 2017

Natalia Menéndez

Obra: Tebas Land

 Vamos a estar alerta, disfrutando, conmovidos, en reflexión, sorprendidos...

 

¿Cómo es su primer contacto con “Tebas Land” y el trabajo de Sergio Blanco?

Me lo ofrece un hombre que yo no conocía durante el festival y me la leo en vacaciones en el 2015, en agosto, y me enamoro de ella. Así fue. Salvador Collado y yo estábamos trabajando en un proyecto que al final no salió, me preguntó si andaba con otra cosa, le dije que había una obra uruguaya y me dijo él “Tebas Land” (risas). Resulta que conocía a Sergio, que él había traído la versión uruguaya al Festival de Cádiz y decimos “vayamos a por la versión castellana”. Me encontré después con Sergio y nos unen más cosas que no esperábamos… En realidad, no sé si creer en el destino, pero es como que tenía que montar esta obra…


 

¿Qué es “Tebas Land”, cómo definirían la obra y a qué nos enfrenta?

Es un recorrido de la oscuridad a la luz en el que se trata el tema del mito de Edipo, del parricidio, pero a través del maltrato, no del desconocimiento. Aporta un valor de cara a reflexionar acerca de qué pasa con los niños que son maltratados cuando crecen, qué pueden hacer… ¿Y acaso se puede llamar padre a un hombre que está todo el tiempo maltratando a su hijo y a su mujer? Te hace reflexionar un montón acerca de todo esto y al tiempo es una mirada acerca de la creación, por un lado la creación como una profesión que se apropia, que también de alguna manera es oscura y al tiempo es divertida, es humana y eleva… Es decir, es una obra que va a estar haciéndonos sentir vivos permanentemente porque nos cambia de emociones, de ideas, de pensamientos y no nos deja tranquilos en la butaca sin que sea una cosa así forzada, complicada o difícil.


 

¿Cómo ha de acercarse ese espectador al texto?

Con ganas, solamente yendo a la taquilla (risas). Con curiosidad y sin ningún a priori. Además, se pueden acercar desde adolescentes hasta mayores. Es una obra que está bien que la vean adolescentes y también la gente mayor, porque habla de la educación, habla del buen trato. Yo ya llevo varias puestas en escena con respecto al buen trato, al trato, por ejemplo la de Marguerite Duras, que también trataba de un asesinato provocado por un maltrato. Entonces, yo creo que hay que apostar por el buen trato.


 

“Edipo Rey”, “Los hermanos Karamazov”, “Un parricida”, “Dostoievski y el parricidio”… Grandes textos clásicos sobre el parricidio a los que revisita “Tebas Land” y sin embargo la obra, dicen, busca plantear un verdadero desafío de parricidio escénico. ¿Esto así dicho suena muy bien, pero complicado: ¿cómo se lleva a la práctica? ¿Cómo es la atmósfera en la que se desenvuelve “Tebas Land”?

Es una atmósfera que sucede en tres lugares de mirada: uno sería la cárcel, la cancha de baloncesto y la sala de ensayo de teatro. Tres lugares donde uno es mirado, se mira y hay un voyerismo por parte del espectador. Donde hay cámaras de vídeo que están permanentemente mostrando otro punto de vista, donde hay grabaciones, donde hay fotografías… Hay toda una parte de imagen que es muy fuerte y que convive con el escenario y con el teatro. Y luego hay un duelo interpretativo muy potente entre Israel y Pablo que me parece que es lo más significativo.


 

Israel Elejalde y Pablo Espinosa son los responsables de mostrarnos este encuentro poético y terapéutico entre el autor, el parricida y el actor. Natalia Menéndez firma la dirección. ¿Dónde ha querido poner el acento?

Fácil no es, pero va a resultar fácil. El acento está puesto en el buen trato, en la ternura, en ciertas dosis de humor. La ternura es algo que tiene que ver con mi firma.


Una frase…

“Nada es nada” o “¿Cuándo vas a volver?”.


¿Qué nos diría de sus actores, Natalia?

De Israel, es uno de los grandes actores de su generación y en esta ocasión se ha atrevido con este toque de humor y de ternura que demuestra menos actualmente. Y Pablo, se inicia en las tablas porque su carrera tiene más que ver con la televisión y el cine y yo creo que tiene un talento innato y es un gran actor que sabe dónde poner el foco a la hora de ensayar.


¿Por qué no debemos perdernos “Tebas Land”?

Porque vamos a estar alerta, disfrutando, conmovidos, en reflexión, sorprendidos… Vamos a sonreír y vamos a llorar.

 

  • Natalia Menéndez
  • Silvia Marsó
  • Camen Machi
  • Luis Bermejo
  • Antonio Najarro
  • Israel Elejalde
  • Javier Veiga
  • Ariadna Gil
  • Pablo Espinosa
  • Manuel González
  • Alfredo Sanzol
  • Esteve, Sara, Carmen, Paco, Laura, Óscar y Ana
  • Mamen Camacho
  • Aitana Sánchez-Gijón
  • Ana Wagener
  • Maxi Iglesias, Fela Domínguez e Iván Sánchez
Casa de muñecas 181 lat
Español 182 lat
Circo del Sol 180 lat
Flauta Ópera Divertimento lat 181
Isadora 182 lat
Grandes éxitos 182 lat
EVA lat
Alfil 182 lat
CCV 182 lat
ARte 180 lat
Madrid en Danza lat
Danvers lat
Ratón Pérez 180 lat
Hits 180 lat
Karpas 181 lat
Caperucita Ópera Divertimento 181 lat
CDN 182 lat
5 y accion 182  lat
Ballet St. Petersburgo 182 lat
Tarzán 182 lat
Invisibles 182 lat
FOP lat
Price 182 lat
MAgia Majara 182 lat
24 horas 182 lat
Circo mágico 182 lat