Revista teatros

Entrevistas

volver
Susi Sánchez

Publicado el 01 de Noviembre de 2017

Susi Sánchez

Obra: Espía a una mujer que se mata

 Veronese y Chéjov ponen un espejo ante la desnudez y nuestras pasiones íntimas

 

¿Qué es “Espía a una mujer que se mata”, cómo definiría brevemente esta obra?

“Espía a una mujer que se mata” es la versión de Daniel Veronese de “El tío Vania” de Chéjov.


¿A qué nos enfrenta Daniel Veronese y, en cierto modo, Chéjov en esta adaptación de “Tío Vania”, qué temas trata?

Veronese y Chéjov ponen un espejo ante la desnudez y las pasiones íntimas del ser humano. Trata muchos temas pero quizá el más sobresaliente es el deterioro emocional que nos produce el reconocimiento de no haber podido cumplir nuestros sueños.


Uno, quizás, de los aspectos claves de la obra original sea el deterioro de la vida, el hastío, el tedio que muestran, por la razón que sea, cada uno de los personajes. ¿Eso también está en “Espía a una mujer que se mata”? ¿Cómo es la atmósfera de esta propuesta y qué tiene del original?

Creo que Veronese ha mantenido intacta la atmósfera y los temas de la obra de Chéjov. La versión es actual pero los conflictos de los personajes son los mismos. Ahí podemos reconocer la atemporalidad de la obra de Chéjov.


Háblenos de su personaje, ¿quién es, cómo es, qué nos contaría de él?

Mi personaje es Maria, la madre de Vania. Dice de sí misma que “Siempre fui nerviosa, pero original” forma parte del mundo rural pero admira incondicionalmente el intelecto del profesor (Serebriakov) y critica duramente la falta de miras de su hijo.


Para abrir boca, ¿nos adelanta una frase de su personaje?

Dice en su última frase: “Cuantos pecados”


Casi todos han trabajado con Daniel Veronese y varios coincidieron en “Los hijos se han dormido”. ¿Cómo es el mundo de Veronese, cómo es trabajar con él?

Solo tengo palabras de reconocimiento. Es un maestro. Conoce con mucha profundidad los movimientos del alma, de los personajes y de los actores. Nos estimula a improvisar en los ensayos y va adaptando los personajes en la medida en que los actores vamos proponiendo. Es muy tranquilo y sabe “crear equipo”. Somos un equipo muy compacto.


¿Por qué no debemos perdernos este montaje? ¿O qué nos vamos a perder si no lo vemos?

Es una obra extraordinaria que debería conocer todo el mundo. En este montaje, el espectador vive la experiencia de una montaña rusa emocional. Hay humor y también dolor. Es como ver a través de una mirilla las pasiones que se desatan en una familia.


Hay un momento, creo que al final, en el que el personaje de Sonia dice algo así como “Yo creo en los sueños”. Si de sueños hablamos, ¿en qué sueño sigue creyendo usted?

Mi sueño? No dejar de luchar para que se cumplan. Y después de hacer “ESPIA A UNA MUJER QUE SE MATA, más. 

  • Mamen Camacho
  • Aitana Sánchez-Gijón
  • Ana Wagener
  • Maxi Iglesias, Fela Domínguez e Iván Sánchez
  • Tricicle
  • Natalia Verbeke
  • Ginés García Millán
  • Susi Sánchez
  • Guillermo Dorda, José Soto, Blanca Rivera y Paco Ferrer
  • Mariano Peña
  • José Carlos Plaza
  • Marina Salas
  • Jorge Bosch
  • Magic Pablo
  • Pedro García de las Heras
  • Malena Gutiérrez
Cartas de amor 180 lat
Madrid en Danza lat
Habitación Verónica 179 lat
Hits 180 lat
Karpas 181 lat
FEstival de Vitoria lat
LEganés 180 lat
Escuela Víctor Ullate 179 lat
Circo del Sol 180 lat
Ratón Pérez 180 lat
Flauta Ópera Divertimento lat 181
Español 181 lat
Caperucita Ópera Divertimento 181 lat
CDN 181 lat
Zas lat
Smoking lat
CCV 181 lat
¡El último que apague la luz! 179 lat
Casa de muñecas 181 lat
Price 180 lat
ARte 180 lat
El Gran Libro Mágico 179 lat
Maldita locura 179 lat
Danvers lat
FOP lat