Revista teatros

Entrevistas

volver
Entevista a Alicia Borrachero, Ben Temple, Manuela Velasco, Cristina de Inza, Anna Moliner y Joan Bentallé por Un delicado equilibrio

Publicado el 01 de Abril de 2024

Entevista a Alicia Borrachero, Ben Temple, Manuela Velasco, Cristina de Inza, Anna Moliner y Joan Bentallé por Un delicado equilibrio

Obra: Un delicado equilibrio - Teatro Fernán Gómez

 Albee nos enfrenta a nosotros mismos, a nuestras miserias, a lo más oscuro, Joan

Edward Albee es uno de los grandes autores del teatro moderno, Alicia

La incertidumbre es el motor  de la vida. Es una falacia buscar la estabilidad, Cristina

La vida está llena de giros inesperados e incertidumbres,  solo podemos adaptarnos, Ben

En la obra os vais a encontrar con diálogos afilados, crueles y divertidísimos, Manuela

Nuestra sociedad está en un momento muy vulnerable y parece como si Albee lo anticipara, Anna

Agnes y Tobías, una adinerada pareja de mediana edad, ven cómo el delicado equilibrio de su hogar se rompe cuando sus amigos de toda la vida, Harry y Edna, aparecen en su puerta afirmando que un ‘miedo’ invasor y sin nombre les ha obligado a abandonar su propia casa. Con ellos traen una tormenta de dudas, recriminaciones y, en última instancia, consuelo... Alicia Borrachero, Ben Temple, Manuela Velasco, Cristina de Inza, Anna Moliner y Joan Bentallé protagonizan esta tensa y turbulenta obra de Edward Albee, galardonada con el Pulitzer en 1967, que pone bajo la lupa las relaciones familiares y de amistad. Una reflexión dirigida por Nelson Valente sobre la incertidumbre en la sociedad contemporánea. Por VANESSA RAMIRO. Foto JAVIER NAVAL
 

¿Qué podría tambalear el ‘delicado equilibrio’ de sus vidas hoy? 

Ben Temple: Tal y como sugiere el título, el equilibrio es delicado, un pequeño cambio o desajuste en el sistema familiar puede inclinar la balanza hacia un lado u otro, o hacia aguas desconocidas. Lo que más terror les produce es el cambio. 

Alicia Borrachero: Ya vivimos en un delicado equilibrio y cualquier cosa podría llegar a tambalearlo. Vivimos en una sociedad que está como cogida con pinzas en muchos sentidos y en este momento con toda la situación mundial, política y social, estamos en un delicadísimo equilibrio. 

Joan Bentallé: Cualquier cosa que no fuera deseada ni entrara en los planes.

Manuela Velasco: Cualquier cosa, hasta la visita de unos amigos, puede hacer que tu estructura se tambalee. Tan inmersos estamos en la individualidad. En preservar nuestro malentendido bienestar. Toleramos al otro en la medida en que no venga pidiendo, necesitando. Te quiero si, y solo si, no molestas.

Cristina de Inza: Nuestro equilibrio está en peligro permanente... Todo depende de cómo lo enfrentes.

Anna Moliner: Si algo ha quedado claro, y más después de la pandemia, es que somos muy frágiles y en cualquier momento todo puede cambiar. Pero también para bien. ¡Estamos vivos!


¿La incertidumbre, la pérdida de nuestra sensación de seguridad es uno de los grandes escollos de nuestra sociedad? 

Anna: Totalmente, estamos viviendo una época muy compleja que nos obliga a replantear nuestra manera de vivir, y esto da miedo. Una de las cosas más importantes que he aprendido de nuestra profesión es a convivir con la incertidumbre y es algo que te ayuda a estar más conectado con el presente, a adaptarte, aunque a veces cuesta encontrar el equilibrio también. Todos en el fondo necesitamos estabilidad.

Manuela: El capitalismo, el American way or life nos lleva décadas queriendo convencer de que podemos conseguir felicidad, estabilidad, control, poder, mediante la posesión de cosas. Eso es una gran mentira. Nada garantiza la estabilidad. Y la vida nos demuestra todo lo contrario. La vida es cambio, es devenir.

Alicia: La pérdida de nuestra sensación de seguridad, la incertidumbre, es algo que nos acompaña como especie, no sé si es tanto algo característico de nuestra sociedad, como de nuestra humanidad. Creemos tal vez controlar más de lo que realmente controlamos y la vida se da la vuelta en un segundo. Lo sabemos, pero aún así seguimos viviendo con la sensación de que podemos tener más orden en la vida del que realmente hay.  

Joan: Es un gran escollo, porque forma parte de nuestra vida y nuestros retos diarios.

Cristina: Para mí la incertidumbre no es un escollo, es el motor de la vida. Es una falacia buscar la estabilidad.

Ben: Mi padre creció durante la Gran Depresión y perdió a su madre a una temprana edad. Esto le condicionó para el resto de su vida. Su objetivo prioritario ha sido buscar estabilidad y seguridad para él y su familia. A sus 85 años recibió la noticia de que la empresa para la que trabajó durante toda su vida, declaraba la bancarrota y ya no se haría cargo de su seguro médico, ni del de mi madre. Encontrarse a esa edad en EE.UU. y tener que buscar un seguro médico es aterrador y exageradamente caro. El mensaje que parece que la vida le mandó, tanto al principio como hacia el final de su vida, ha sido que ‘la seguridad’ es una ilusión. La vida está llena de incertidumbres y giros inesperados, no se puede controlar, solo podemos adaptarnos.


Tras su estreno en Avilés, llegan al Teatro Fernán Gómez con “Un delicado equilibrio”, de Edward Albee. ¿A qué nos enfrenta, qué nos contarían de la obra?

Cristina: Albee, con este gran texto, nos invita a mirarnos en el espejo y enfrentarnos a nuestra propia oscuridad.

Joan: Nos enfrenta a nosotros mismos a nuestras miserias, a lo más oscuro de nosotros y a nuestro ego malentendido.

Alicia: Es una obra en la que se cuestiona el modelo familiar de la burguesía occidental. Se cuestiona esta estructura que hacemos de familia en ocasiones sin que haya mucho afecto, en otras sí, pero esta estructura que hacemos para no estar solos y para no quedarnos solos con nuestro vacío. Y todo esto contado con una situación en la que hay un humor ácido, un sarcasmo y una ironía importantes y bastante geniales por parte de Albee.  

Ben: La obra es una tragedia en toda regla, y contiene toda la comedia negra de una buena tragedia. En palabras de Albee, la historia trata de personajes que eligen atravesar sus vidas a medias, y llegan al final con arrepentimiento y amargura, al darse cuenta de que no se han implicado en sus vidas todo lo que hubieran podido.

Anna: Cuando una obra está tan bien escrita es universal y te permite descubrir cosas nuevas cada día. A través de la historia de una familia (“las felices se parecen y las desgraciadas lo son cada una a su manera”) que ha sufrido una pérdida y que intenta sobrevivir a ella, el autor nos habla de nuestros miedos más profundos, del amor y del terror.

Manuela: De la obra os diría que es un gran texto –premio Pulitzer 1966– de uno de los dramaturgos estadounidenses más importantes del siglo XX y que ahonda en las relaciones personales. Plantea las relaciones como una cárcel, una rueda de hámster, una caverna de Platón en la que vivimos, en la que no somos felices y paradójicamente luchamos por seguir manteniendo. No queremos enfrentarnos a la verdad de nuestra infelicidad, insatisfacción, vacío, miedo. El clásico “más vale lo malo conocido...” o “más vale lo malo, si te une la sangre, que lo bueno si viene de fuera”. También os diría que os vais a encontrar con esos diálogos afilados, crueles, divertidísimos de Albee. Personas que beben y dejan de tener filtros, que se vuelven peligrosas en la palabra. Diálogos brillantes en su inhumanidad. Esa fiereza e impiedad que sentimos a veces hacia nuestros seres más queridos. Albee la deja salir, le pone palabras y resulta deliciosamente cruel y divertida. Y reveladora.


Alicia, Ben, ¿cómo cae en sus manos este texto de Edward Albee y por qué deciden traducirlo y apostar por él?   

Ben: Teníamos otro proyecto propuesto por la productora que no pudo ser, y en seguida el director propuso “Un Delicado Equilibrio”. Después de leerla, no había duda alguna que estábamos ante una obra maestra y un reto irrechazable.

Alicia: En nuestras manos este texto aparece cuando PTC y Nelson Valente deciden apostar por él y nos lo proponen. Decidimos traducirlo porque es muy difícil actuar cuando la traducción se basa solamente en lo que se dice y no tanto en el cómo se dice. Mi marido es norteamericano, yo española, también soy norteamericana por parte de madre, y hemos hecho ya traducciones anteriormente. En este caso teníamos el tiempo y pensamos que íbamos a acabar antes si la traducíamos desde el principio que si tratábamos de trabajar con otras traducciones. 


¿Y cómo es el Edward Albee que firma la obra, qué le caracteriza, cuáles son sus grandes aciertos?   

Alicia: Edward Albee es uno de los grandes autores del teatro moderno, sin duda uno de los grandes autores americanos. Cómo él refleja esa sociedad acomodada americana, estadounidense, que es absolutamente trasladable también a la occidental, cómo es capaz de presentar una estructura que es casi, y digo esto muy entrecomillado, de alta comedia, de whisky en la mano y sofá y de gente charlando y por debajo estar reflejando una gran crueldad, una gran crueldad, un gran aburrimiento, una gran necesidad de contacto y una gran dificultad para tener contacto con los demás y con uno mismo... Y todo esto con un ingenio, un sarcasmo y una ironía maravillosos.  

Ben: Como otros grandes autores de teatro como Shakespeare, Chéjov e Ibsen, Albee tiene un conocimiento profundo del ser humano – respetando y revelando su complejidad y sus contradicciones. Es un maestro a la hora de crear personajes que sienten una cosa por dentro y muestran una cara muy distinta al exterior.


Han pasado casi 60 años desde su publicación y parece que habla de nosotros, de este 2024, porque sigue hablando de nosotros, ¿no? 

Alicia: Sigue hablando de nosotros porque no hemos cambiado mucho, incluso tal vez hayamos ido a peor, diría yo. O no, no lo sé, pero desde luego mejor no, en este aspecto no. Casi sesenta años desde su publicación, pero los grandes textos suelen tener una vigencia eterna. Ahí tenemos a Shakespeare, a Chéjov, a Lorca, los griegos, Ibsen... y Albee es también uno de los grandes autores americanos. Yo creo que por eso es tan vigente, porque es un texto que refleja claramente un asunto de la humanidad, independientemente de la época, eso sí, de la humanidad, digamos, de la era moderna. 

Ben: La obra sigue vigente hoy en día porque tiene esa hondura de los grandes autores que hablan de la condición humana. ¿Tenemos consciencia de la vida que llevamos, o nos dejamos arrastrar sin hacernos muchas preguntas por miedo a la respuesta?... y mientras tanto, nos distraemos todo lo que podemos con las redes - observando las vidas de otros, “supuestamente” reales.

Anna: Sin duda. Es maravilloso comprobar que, como te comentaba, los textos universales lo son por algo y nos interpelan a día de hoy. Todos necesitamos agarrarnos a algo, tener un rol, engancharnos a relaciones a veces tóxicas. ¿Y qué pasa cuando todo se tambalea y estas relaciones se ponen en peligro? ¿Cómo mantener el equilibrio? ¿Hay que mantenerlo a cualquier precio? Nuestra sociedad contemporánea está en un momento muy vulnerable y parece como si Albee lo anticipara.

Cristina: Así es, a pesar de los 60 años transcurridos desde su estreno, la obra nos plantea conflictos universales donde todos podemos vernos reflejados.

Manuela: Es lo que tiene los grandes textos, que no tienen fecha de caducidad.


Háblennos de sus personajes.

Alicia: Mi personaje es Agnes, esposa y madre, hermana, es la jefa del corral. Agnes es la mujer que sostiene esta casa, que sostiene este equilibrio. Para sostenerlo tiene que tratar de que no se le desmadre la familia y es difícil porque tiene un marido pasivo, desconectado, ausente, una hermana alcohólica, que va todo el día provocándola, poniendo bombas y una hija que, aunque no vive en casa, vuelve a casa porque se ha divorciado por cuarta vez. Y viene, además, reclamando cosas. Poco después llegan los amigos, Harry y Edna, y vienen con una situación que no puedo revelar, pero es muy inquietante, que acaba de desequilibrar todo y ella está todo el tiempo haciendo lo imposible por tratar de sostener esta casa y esta familia. Detrás de eso hay un vacío muy grande y un dolor muy grande inconsciente. Ellos hace unos cuantos años tuvieron una desgracia familiar y no la han podido vivir ni la han podido transitar y se han pasado la vida tratando de sostenerse. Este es el equilibrio que tienen que sostener, seguir adelante como sea. Seguir adelante. 

Joan: Como el mismo texto dice, es un personaje tímido, hosco, que, viviendo en en su rutina burguesa, también vive junto a su mujer un momento de desequilibrio.   

Ben: Tobías experimenta algo muy común en el ser humano – la vida no ha sido lo que él había imaginado, ni deseado – y no ha sido capaz de superarlo. El miedo al vacío o a un cambio que puede ser para peor, le hace agarrarse férreamente  a lo poco que le queda.

Manuela: Soy Claire, una mujer de clase acomodada, entrada en los cuarenta. No trabajo. No me he casado, no tengo hijos. Se dice de mi que soy alcohólica aunque yo lo niego rotundamente. Soy hermana de Agnes y vivo con ella y su marido. Tengo una relación muy difícil con mi hermana. La estoy retando constantemente. Provocándola. Claire busca desesperadamente romper el equilibrio. Quiere conseguir que aborden los temas que hay que abordar. Que se afronte el dolor. Quiere soltar a los demonios.

Cristina: Edna, mujer de Harry, clase acomodada y superficial, un matrimonio duradero en el tiempo, pero vacío por dentro, no tienen hijos, tampoco duermen juntos. Hablan poco, su afición a la costura busca la evasión de la rutina y la monotonía que se ha instalado en su vida. Comparten sus ratos de ocio con sus mejores amigos, Agnes y Tobías. Una noche la realidad de sus vidas les hará mirarse en el espejo y el pánico les invadirá.

Anna: Yo interpreto a Julia, la hija de casi cuarenta del matrimonio protagonista, que vuelve a casa después de su cuarto divorcio. Es la representación del fracaso, sin herramientas para afrontar una vida adulta sin depender de sus padres. Como todos, solo busca algo tan senzillo y a veces tan difícil como amar y ser amada.


Y al frente del barco, Nelson Valente. ¿Con qué tipo de director se han encontrado y cuáles son sus líneas maestras? 

Alicia: Nelson Valente es un hombre tranquilo, eso es una maravilla, que deja mucho espacio para ver qué es lo que va surgiendo en cada actor intuitivamente, es un director que está muy, muy, muy abierto a todo tipo de propuestas. Desde ahí es un director con el que se trabaja con mucha libertad. Y es un director que conoce muy bien este texto, pero sobre todo yo diría que es un hombre con un sentido del humor muy fino, con una paciencia inmensa y con un gran respeto por el actor y por darle al actor espacio y libertad. 

Ben: Nelson es un director muy abierto a lo que proponen los actores y nos ha dejado mucha libertad para navegar por esta historia y encontrar nuestro camino.

Manuela: Nelson es un gran observador. Es autor. Se alimenta de los comportamientos humanos, de las situaciones. En su memoria tiene una gran reserva de anécdotas y escenas vividas que ayudan a comprender momentos que leídos en papel pueden parecer increíbles. Las relaciones humanas le fascinan. Y tiene un gran sentido del humor.

Cristina: Esto no es un barco, es un transatlántico. Al frente Nelson V. Nos adentra en su mundo, en la palabra y el silencio. En lo que se dice frente a lo que se piensa. Albee nos retrata y nos habla de la familia, de la amistad, del amor, del terror, de la muerte y del lado oscuro del ser humano. Nos coloca un espejo donde da miedo mirarnos. Premio pulitzer en 1967 y rabiosamente actual. “Un delicado equilibrio” es, sin lugar a dudas, uno de esos textos que no deben perderse.

Anna: Nelson nos ha dado alas para crear el personaje desde nosotros, sin ponernos límites ni marcarnos con ideas preconcebidas. Admiro mucho sus obras que he tenido la suerte de ver en Barcelona y Buenos Aires y me alegro mucho de que pueda estrenar en Madrid.


¿Por qué no debemos perdernos “Un delicado equilibrio”?

Joan: Porque podréis ser testigos invisibles de los acontecimientos de una familia que nunca permitiría que supieran lo que le sucede a la gente más próxima. Venid a cotillear a esa familia tan especial...

Manuela: En este momento de tanta superficialidad y consumo rápido y frívolo, creo que es necesario que se programen este tipo de grandes textos, que sigan teniendo hueco en los teatros es una buenísima noticia. Obras de contenido, que requieren de una atención, que te van a suscitar preguntas, que van a hacer que reflexiones (si te atreves) sobre cómo nos relacionamos con las personas que más queremos, cómo afrontamos o no el dolor, el alcoholismo como sustituto, el sexo, el fin del sexo, el fracaso, la falsedad... creo que nos hace bien y es muy necesario frente a tanta banalidad.

Cristina: De adolescente coleccio-naba discos y cintas de mis grupos favori-tos. De vez en cuando, sigo ampliándola.

Anna: Es una oportunidad única para disfrutar de un texto magistral que hacía tiempo no se representaba en casa con un reparto de lujo.

VENTA DE ENTRADAS

 

  • Entrevista a Iván Campillo por ¿Buscas pareja?
  • Entrevista a Sandra Marchena por Catártica
  • Entrevista a Belén Rueda por Salomé - Festival de Mérida en Madrid
  • Entrevista a Silvia Marsó por La importancia de llamarse Ernesto
  • Entrevista a Malena Alterio y David Lorente por Los amigos de ellos dos
  • Entrevista a Claudio Tolcachir por Las guerras de nuestros antepasados
  • Entrevista a Israel Galván y Natalia Menéndez por Dream
  • Entrevista a Javier Crespo Lorenzo por 9 Festival Visibles Arte Inclusivo
  • Entrevista a Irina Kouberskaya por Deje que el viento hable
  • Entrevista a Nuria Castejón por La verbena de la Paloma
  • Entrevista a Inma Nieto y Elisabet Gelabert por Lady Anne
  • Entrevista a Juan Ceacero por Ficciones
  • Entrevista a Emiliano Suárez por Ópera Garage
  • Entrevista a Dan Jemmett por Los gatos mueren como las personas
  • Entrevista a José Antonio Feito por Mil campanas, un musical para recordar
  • Entrevista a Álvaro Tato y Yayo Cáceres por Vive Molière
Visibles lat
Importancia lat
Mil campanas lat
Abonos Real lat
Verbena Zarzuela lat
Vive Molière lat
Umore lat
Fàcyl lat
Pagagnini lat
El Ejido lat
Banner Candela rectangulo
Banner Lat Sounds
El barrio lat
Mirador lat
Novaria lat
Así habló Zarathustra lat
Fernán Gómez 249 lat
Por la calle de la zarzuela lat
Azarte lat
CDN Los guapos lat
Cádiz en danza lat
Banner Catartica Lat nuevo
Laponia 2ªtemp lat
Galicia Escena Pro lat
Tacones papá lat

¡Apúntate a nuestra newsletter!

Recibirás un email quincenal con la revista completa, la actualidad destacada y ventajas exclusivas

  He leído y acepto la política de privacidad.