Revista teatros

Entrevistas

volver
Entrevista a Aitana Sánchez-Gijon y Marta Poveda por Malvivir

Publicado el 29 de Abril de 2022

Entrevista a Aitana Sánchez-Gijon y Marta Poveda por Malvivir

Obra: Malvivir - Naves del Español en Matadero

 Elena de Paz es trapacera, ladrona, pendenciera, pero por encima de todo lucha por sobrevivir, AITANA

Los ‘ronlaleros’ son como los U2 del rock’n’roll: increíblemente buenos, talentosos y todos son guapísimos (risas), MARTA

Si algo les sobra a Aitana Sánchez-Gijón, Marta Poveda, Bruno Tambascio, Yayo Cáceres y Álvaro Tato es talento. El ingenio, el saber hacer, la maestría, la genialidad en la interpretación, en la música, en la dirección, en la escritura se les escapa a estos cinco por cada poro de su piel. Repóquer de ases, ya ven, para viajar a la cara oscura del Siglo de Oro, para recorrer las distintas capas sociales, escenarios y personajes de una época turbulenta y fascinante, para reflexionar sobre la libertad y la supervivencia y para rescatar la literatura picaresca femenina del Barroco de la mano de la pícara Elena de Paz, una mujer de armas tomar. ¿Se vienen? Por VANESSA RAMIRO Fotos DAVID RUIZ

¿Quién es Elena de Paz?

Aitana: Elena de Paz es un compendio de varias pícaras que ha inventado Álvaro Tato basándose en varias peripecias y personajes picarescos. Ella es hija de una morisca y un buhonero y es una superviviente, una mujer marcada por origen, por la pobreza y por la necesidad de buscarse la vida a toda costa. Una gran defensora de su libertad y una amante de la vida por encima de los avatares y los sinsabores que le depara cada aventura. Es trapacera, ladrona, pendenciera, embaucadora, estafadora, pero es sobre todo y por encima de todo una mujer que lucha por sobrevivir y para la cual la libertad es lo más importante y las ganas de vivir y de llegar al mar.

Marta: Dramatúrgicamente Elena de Paz es un personaje que se construye con los cimientos de personajes de la picaresca, esencialmente femenina del Siglo de Oro y basándonos en esos personajes Álvaro Tato ha construido la vida y la muerte de Elena de Paz. Ha construido a una mujer fuerte, astuta, valiente, arriesgada, temperamental, sensual, divertida, apasionada, amante de la vida y con una gran necesidad de vivir y de experimentar más allá de las dificultades de vivir en un estado económico paupérrimo y de estar todo el rato rozando el barro en un mundo en el que tanto tienes, tanto vales. Ella se enfrenta constantemente a esta jerarquía de clases y siempre desde abajo intenta burlar al que está por encima que no hace más que procurar someterla y en su caso siendo una mujer también cosificarla, vejarla, violarla, herirla… Y ella como una buena mujer del Barroco se va sobreponiendo a todos esos obstáculos y va defendiéndose como puede de todo ello.

Es un personaje muy apasionado pero también con un grandísimo sentido del humor, que es un poco su manera de afrontar la vida, una maravillosa cínica, que todo lo cuestiona, que ante todo se rebela y que no tiene el menor espíritu de honra, sino todo lo contrario. Para ella la ética tiene que ver con otra cosa que no tiene que ver con esa famosa honra que defendían en esos tiempos.


¿Qué es “Malvivir” y a qué nos enfrenta?

Aitana: “Malvivir” es una tragicomedia sobre la picaresca vista desde el punto de vista femenino de la pícara Elena de Paz del Siglo de Oro y nos adentra en las luces y las sombras de este periodo en el que no es habitual que la historia se cuente a través de una mujer, que la protagonista sea una mujer. Estamos muy acostumbrados a conocer y a leer y a ver representada la historia de los pícaros y no así de las pícaras.

Marta: “Malvivir” es una función que habla de la España claroscura del siglo XVII pero que perfectamente podría trasladarse al siglo XXI. Habla de la picaresca del pasado, en el presente perfectamente reconocemos también esa picaresca, solo que en el caso del siglo XVII era la gente pobre, la gente que no tenía nada la que sobrevivía a través de la picaresca y ahora son los ricos y los de las clases altas los que todavía quieren muchísimo más y engañan a las clases que están por debajo de ellos.

“Malvivir” habla del sentido de la vida, de la defensa de la libertad, tanto física como moral, y del amor tóxico, también habla de la soledad y habla de la valentía que cada uno de nosotros tenemos que tener para enfrentarnos a un mundo que por lo general siempre es hostil. El código es tragicómico, como toda buena pieza barroca en un segundo pasas de llorar a carcajearte y eso es lo que hace que esta función sea tan adictiva, que toca muchísimos universos y muchísimos planos emocionales.

 


 

Los espectadores verán desfilar a lo largo de una hora y media a más de una docena de personajes que giran en torno a Elena de Paz. A todos ellos les ponen cuerpo, voz y alma dos grandes actrices, ¡solo dos! ¡Menudo reto!

Aitana: ¿Qué pensé cuando leí el texto y vi el reto que suponía interpretar a tantos personajes y sobre todo el hecho de que Marta y yo compartiéramos el personaje principal de Elena de Paz y algunos de los otros que aparecen? Pensé que era una fiesta (risas), una fiesta para dos actrices, un regalo, una máquina de precisión, un juego de muñecas rusas y una oportunidad fabulosa para narrar una historia que tiene que ver con nuestro pasado, con nuestra literatura y con nuestro presente también a través del juego, de la música, de la composición física, del trabajo corporal, de la composición de personajes y todo desde un lugar muy, muy lúdico, como hace siempre Ron Lalá con sus espectáculos.

Marta: Yo iba conociendo bien el texto porque la idea de hacer “Malvivir” nació de una conversación que tuvimos Álvaro Tato y yo en la que hablábamos de las ganas que teníamos de seguir trabajando juntos y de seguir investigando juntos en el Siglo de Oro más allá de la CNTC. Y Álvaro empezó a pensar, a investigar y le pareció una grandísima idea hablar del personaje de la pícara, que es cierto que no está muy tocado y no está muy investigado en el teatro español.

Álvaro construyó este personaje y como cualquier personaje es un reto, pero en este caso estábamos hablando de un personaje que requiere muchísima preparación física, no solo porque trabajemos desde un lugar muy físico, sino porque el ritmo de esos textos tal y como se defienden requiere un trabajo de respiración y de preparación vocal importante.

En resumen, cualquiera de las piezas que componen esta función y cualquiera de los requisitos que uno tiene que cumplir para hacer esta función es tan difícil como apasionante. Por lo tanto, no ha sido más que una grandísima motivación..


Y junto a ustedes Bruno Tambascio.

Aitana: Es el juglar que nos acompaña con su música, con las composiciones que ha escrito Yayo Cáceres para este espectáculo y con los arreglos del propio Bruno. Él va narrando las peripecias de Elena de Paz y observando cómo va transcurriendo su vida y también nos acompaña a través del espacio sonoro, va transformando también los espacios y el tiempo y todo lo que sucede en la vida de Elena de Paz y de todos los personajes.

Marta: Bruno es un gran músico y hace todo el espacio sonoro del espectáculo a la vez que a través de las canciones es una especie de narrador. Va contando de una manera más cercana a lo metateatral los diversos momentos por los que va pasando Elena de Paz y cómo se siente en los momentos en los que estamos saltando de una escena a otra y a la vez hace como todo el espacio sonoro con elementos normalmente artesanales que apoya a la escena y lo que está sucediendo apelando sobre todo a la imaginación del espectador.

 


 

¿Cómo es trabajar con estos ‘ronlaleros’ de Ay Teatro?

Marta: Yo siempre digo que los ‘ronlaleros’ son como los U2 del rock’n’roll. Son increíblemente buenos, talentosos, siempre están evolucionando y encima todos son guapísimos(risas). Siempre habían sido mi compañía favorita y la verdad es que yo siempre les he andado suplicando trabajar con ellos, no solo con Álvaro y con Yayo, sino que todo el equipo de Ron Lalá me parece fascinante.

Pero la oportunidad de que por mi boca vuelvan a pasar las palabras y los versos de Álvaro y todo esto bajo la batuta de Yayo para mí es cumplir con uno de los retos actorales que más me apetecía cumplir. Me siento muy identificada con ese tipo de teatro, entiendo a la perfección esa manera de enfrentarse a los textos y de enfrentarse al público, me fascina que siempre haya música en directo en un espectáculo teatral. Todo lo que tenga que ver con lo lúdico sin evitar en absoluto la reflexión y la profundidad me parece muy difícil de hacer y conseguirlo es muy satisfactorio. Estoy teniendo esa oportunidad.

Aitana: Trabajar con los ‘ronlaleros’ para mí ha sido una experiencia totalmente nueva en mi carrera teatral. Quizás lo más parecido que he hecho ha sido “Los cuentos de la peste” dirigida por Joan Ollé, de Mario Vargas Llosa y también con Marta Poveda, por cierto.

Es trepidante trabajar con ellos, desde el texto de Álvaro Tato, que es una joya, llena de poesía, hondura y al mismo tiempo de cercanía con el público, los malabares que hace Álvaro Tato con el texto logrando ese rigor y esa belleza y ese respeto al lenguaje del Siglo de Oro pero acercándolo a la actualidad es increíble y la dirección de Yayo Cáceres es circense.

Realmente las propuestas del trabajo físico, de trabajar desde la acción, ese lenguaje que hemos encontrado desde muy pocos elementos de crear situaciones y espacios con lo mínimo y hacer volar la fantasía a través de la transformación de nuestros cuerpos, de nuestras voces y con ese ritmo musical que nos acompaña constantemente, que marca la pauta de lo que estamos haciendo para mí es un regalo.

Es justo lo que necesitaba después de tanta tragedia (risas) y de tanto personaje tan duro que había hecho hasta ahora.

“Malvivir” es muy duro también, porque nos deja sin aliento, porque hacer todos estos personajes entre  las dos… no paramos en escena y es agotador, pero el lugar desde donde lo hacemos es como desde la alegría, desde el juego, desde la risa y luego en contraposición a los momentos trágicos, que los hay y muchos.


 

Llevan a sus espaldas mucha carretera y mucha manta. Una lee las críticas que han cosechado por toda España y ufff...

Aitana: Esta gira está siendo una fiesta. Realmente como tú dices entre esas críticas maravillosas que están valorando el trabajo de todos de una forma tan extraordinaria y sobre todo la respuesta del público, que el aplauso es siempre eufórico, es siempre festivo, nos recarga las pilas después de cada función. Y a Madrid siempre se llega un poco con ese temblor de  que vas a estar un tiempo largo, es inevitable sentir algo de nervios, pero ya venimos con la tranquilidad de saber que el espectáculo funciona como un tiro y tenemos la seguridad de que en Madrid también va a gustar muchísimo.

Marta

Lo hemos vivido con muchísima implicación y con muchísimo compromiso porque es una función que requiere, como todas, pero esta requiere un especial compromiso físico. Nos sentimos muy implicadas y muy comprometidas con esta función, eso ha dado sus frutos porque la gira está siendo tremendamente exitosa, llega al público de una manera muy saludable y además muy brillante. El público sale brillante y juguetón después de vernos y a la vez emocionado.

Generar algo así a un público que viene a verte al teatro es casi tocar el cielo, es lo mejor que te puede pasar como compañía de teatro.

Llegamos a Madrid con la certeza de que el espectáculo va a interesar y de que la gente lo va a disfrutar y con muchísimas ganas de compartirlo en un espacio como el Matadero. A mí el Teatro Español es uno de mis lugares más queridos y siempre me parece un regalo trabajar en el Teatro Español y el espacio del Matadero ya sabemos todos que es muy particular, único en Europa y maravilloso y siempre venir a Madrid es ofrecer la oportunidad de que llegue a público muy diverso, a gente también de la profesión, que también es bonito compartirlo, pero sobre todo que tiene un público muy ecléctico y eso siempre es muy positivo.


Y otros proyectos que puedan contarse...

Aitana: Justo coincide con pocos días de diferencia que se estrena en las pantallas la película “La jefa” que hice el verano pasado, dirigida por Fran Torres, es una primera película, junto a Cumelen Sanz, una actriz joven argentina, está Pedro Casablanc también, Vanesa Rasero y es una historia muy perturbadora de dos mujeres que establecen una relación muy peculiar entre ellas alrededor del tema de la maternidad. El 29 se estrena La jefa y el 5 se estrena en Madrid Malvivir, así que van a coincidir las dos cosas. De próximos proyectos, no se pueden contar todavía (risas), pero con “Malvivir” vamos a seguir girando hasta el 31 de julio. Después de Madrid estaremos cuatro días en Zaragoza y luego haremos los festivales de verano, Cáceres, Alcalá de Henares, Almagro y otros que ahora se me olvidan.

Marta: Estoy trabajando en una serie diaria muy consagrada y muy querida por el público, que se llama “Servir y proteger”, con un personaje interesantísimo. Me han dado la oportunidad de trabajar en un rol muy divertido y lo estoy disfrutando mucho. Estoy también trabajando en una producción de David Victori, que se llama “Tú también lo harías”, con un personaje precioso. Creo que se estrenará en Disney+ y estos son los que se pueden contar. Los siguientes, esperando que se hagan realidad y con muchas ganas siempre de trabajar, siempre con proyectos de teatro por delante y siempre con deseo de seguir dándolo todo.

VENTA DE ENTRADAS

  • Entrevista a Darío Facal en Especial formación por Work in Progress
  • Entrevista a Jon Plazaola, Agustín Jiménez, Rebeca Sala y Mara Guil por Un Oscar para Óscar
  • Entrevista a María Pagés por De Scheherezade
  • Entrevista a Felipe Ansola, Jorge Basanta, Natalia Hernández, Joaquín Notario, Paco Ochoa, Ana Ruiz, Ainhoa Santamaría y Ernesto Caballero por Esta noche se improvisa la comedia
  • Entrevista a Víctor Palmero y Jesús Torres por
  • Entrevista a Pablo Fidalgo por La enciclopedia del dolor Tomo 1: esto que no salga de aquí
  • Entrevista a Sara Beer por Richard III Redux OR Sara Beer [is/not] Richard III
  • Entrevista a Borja Quiza y Cristina Faus por El barberillo de Lavapiés
  • Entrevista a Chela de Ferrari por Hamlet
  • Entrevista a Blanca Martínez por Especial formación y Arte 4 Estudio de Actores
  • Entrevista a Clara Méndez-Leite en Especial formación por Escuela para el Arte del Actor
  • Entrevista a David Fraile en Especial formación por Escuela Cuarta Pared
  • Entrevista a Eduardo Fedriani en Especial formación por Escuela Fedriani
  • Entrevista a Itziar Luengo en Especial formación por Máster en Gestión Cultural ICCMU
  • Entrevista a Juan Carlos Corazza y Ana Gracia en Especial formación por Estudio Corazza para la Actuación
  • Entrevista a Cristina Rota en Especial formación por Escuela de Interpretación Cristina Rota
Magnolia banner lat
CND 228 lat
Puños 228 lat
Cádiz en danza 228 lat
Primera Toma 228 lat
El secreto 229 lat
Feria Palma del Río 228 lat
Abadía 228 lat
Festival Cáceres 228 lat
Esta noche se improvisa 228 lat
Banner Lírica al margen lat
Festival Olite 228 lat
Pape Pérez 228 lat ok
Me lo dijeron 227-228 lat
Factoría del Guion 228 lat
Mérida en Madrid 228 lat
Mostra Cangas 228 lat
Museg 228 lat
Amores flamencos 228 lat
Escuela para el arte... banner lat
Cinemaroom 228 lat
Burundanga 227-228 lat
Nave 73 228 lat
ICCMU 228 lat
Clásicos en Alcalá 228 lat
Arte 4 228 lat
Un Oscar 228 lat
Escuela Jana 228 lat
CTE 228 lat
Escuela Cuarta Pared 228 lat
Corazza 228 lat
Forever Young 228 lat
Cristina Rota 228 lat
Fedriani 228 lat
El abanico 229 lat
Venganza Mendo 228 lat

¡Apúntate a nuestra newsletter!

Recibirás un email quincenal con la revista completa, la actualidad destacada y ventajas exclusivas

  He leído y acepto la política de privacidad.