Revista teatros

Entrevistas

volver
Entrevista a Blanca Oteyza por Cámara lenta

Publicado el 01 de Marzo de 2023

Entrevista a Blanca Oteyza por Cámara lenta

Obra: Cámara lenta - Teatro Lara

 Hay muchas cosas que no dependen de nosotros y hacen que tu vida pueda dar un giro en un segundo

 Argentina. Dictadura militar. En medio de un mundo duro y afilado que los atraviesa se encuentran tres sujetos despedazados: Dagomar, una antigua gloria del boxeo, Amílcar, su entrenador, y Rosa, amiga de ambos. Eduardo Pavlovsky nos traslada al mundo poético y ajado de tres seres marginados. Pocas miradas más certeras que la de Blanca Oteyza –la actriz que arrasó hace años con “El diario de Adán y Eva”, y que casi acaba de bajarse de las tablas del Lara con una maravillosa Margarita Xirgu, también la directora sensible y comprometida, la maestra de actores, la mujer disciplinada, valiente, exigente– para ponerse al frente de esta historia llena de humanidad, amor, generosidad y dolor.  Por R. P.  Foto Javier Mantrana

¿Qué tal se lleva Blanca Oteyza con el pasado? ¿Qué ve si echa la vista atrás?

Muchos años (risas). No soy de las personas que quiera volver a los 20 ni a los 30 años, me quedaría aquí, me gustaría que el tiempo no siguiese avanzando (risas), pero si echo la vista atrás veo mucha experiencia, muchas cosas buenas, mucha intención de ser honesta con cómo he querido vivir mi vida. He sido una privilegiada, he peleado mucho, y lo sigo haciendo, pero nunca me ha faltado ni mi familia, ni amigos, ni unas hijas maravillosas, ni proyectos. Veo mucho teatro, mucho amor por lo que he hecho, mucha pasión y mucha aventura recorrida.


Hablamos de esto porque el pasado regresa, una y otra vez, al presente de Dagomar, Amílcar y Rosa.

La suya es la historia de tres seres marginales y marginados que en su momento lo tuvieron todo, pero que, como Dagomar dice, por una fatalidad un golpe simplemente cambia el destino de una persona. Confiamos en que llevamos las riendas de nuestra propia vida y hay muchas cosas alrededor que no dependen de nosotros y hacen que tu vida pueda dar un giro en un segundo. Y la historia de estos tres seres pasa por ahí. Hay respeto entre ellos, se apoyan, se cuidan, se quieren, se escuchan y de alguna manera siguen viviendo con las ganas de volver a retomar un sueño y una vida que ya pasó. Amílcar es el entrenador de Dagomar. Por fidelidad y porque ha dado su palabra, se queda cuidándolo toda la vida y a Rosa no le ha quedado otra cosa que buscarse la vida en la calle, pero cuando va a casa de Dagomar encuentra su hogar. Sería como un hogar para tres, es un refugio.


Un refugio que evoca mucho más...

Hay un paralelismo con unos años muy específicos en Argentina, donde se vivió el golpe militar, los desaparecidos y todo ese proceso. Podríamos trasladar la casa de Dagomar y ver la gran desestructura, deterioro y dolor que va sufriendo. Sería como un afuera y un adentro donde todo va avanzando casi de la misma manera.


Ellos son los protagonistas de “Cámara lenta”. ¿Cómo le llegó esta obra?

Conocí a Tato Pavlovsky en Argentina y en España hemos coincidido varias veces. Es un ser que me atrae y me gusta muchísimo. En mi estudio de formación de actores y actrices cayó Héctor Berna, que es el actor que hace de Dagomar, y traía este proyecto maravilloso debajo del brazo. Fue quien me propuso hacer la dirección de “Cámara lenta”. El texto me impactó y me pareció muy complicado de llevar a escena. Era una responsabilidad muy grande, no es un texto fácil ni liviano, estuve varios meses pensándomelo.


¿Y cómo ha sido el viaje?

Ha sido un viaje maravilloso. Héctor Berna, Carmen Gallardo y Patricio Rocco pertenecen al estudio y han hecho unos trabajos estupendos. El equipo que tengo que es maravilloso. No es la primera vez que trabajo con ellos y me han vuelto a demostrar que son un equipazo: la asistencia de Nazareno Ciminari, Juan Seade y Miguel Barón hicieron una apuesta de luces y una música maravillosas, Pier Paolo Alvaro y Roger Portal, escenografía y vestuario.


Acaban de estrenar y están llenando en todas las funciones.

Está gustando mucho. Yo sabía, y lo está demostrando el público, que no sales indiferente y ese es el objetivo del teatro. 

VENTA DE ENTRADAS

  • Entrevista a Iván Campillo por ¿Buscas pareja?
  • Entrevista a Sandra Marchena por Catártica
  • Entrevista a Belén Rueda por Salomé - Festival de Mérida en Madrid
  • Entrevista a Silvia Marsó por La importancia de llamarse Ernesto
  • Entrevista a Malena Alterio y David Lorente por Los amigos de ellos dos
  • Entrevista a Claudio Tolcachir por Las guerras de nuestros antepasados
  • Entrevista a Israel Galván y Natalia Menéndez por Dream
  • Entrevista a Javier Crespo Lorenzo por 9 Festival Visibles Arte Inclusivo
  • Entrevista a Irina Kouberskaya por Deje que el viento hable
  • Entrevista a Nuria Castejón por La verbena de la Paloma
  • Entrevista a Inma Nieto y Elisabet Gelabert por Lady Anne
  • Entrevista a Juan Ceacero por Ficciones
  • Entrevista a Emiliano Suárez por Ópera Garage
  • Entrevista a Dan Jemmett por Los gatos mueren como las personas
  • Entrevista a José Antonio Feito por Mil campanas, un musical para recordar
  • Entrevista a Álvaro Tato y Yayo Cáceres por Vive Molière
Vive Molière lat
Por la calle de la zarzuela lat
Tacones papá lat
El barrio lat
Mirador lat
El Ejido lat
Verbena Zarzuela lat
Mil campanas lat
Visibles lat
Fàcyl lat
Galicia Escena Pro lat
Pagagnini lat
Fernán Gómez 249 lat
Cádiz en danza lat
Azarte lat
Banner Candela rectangulo
Así habló Zarathustra lat
Banner Lat Sounds
Laponia 2ªtemp lat
CDN Los guapos lat
Abonos Real lat
Novaria lat
Banner Catartica Lat nuevo
Umore lat
Importancia lat

¡Apúntate a nuestra newsletter!

Recibirás un email quincenal con la revista completa, la actualidad destacada y ventajas exclusivas

  He leído y acepto la política de privacidad.