Revista teatros

Entrevistas

volver
Entrevista a Íñigo Rodríguez-Claro, María Prado y Júlia Barceló por El disfraz / Las cartas / La suerte

Publicado el 29 de Abril de 2022

Entrevista a Íñigo Rodríguez-Claro, María Prado y Júlia Barceló por El disfraz / Las cartas / La suerte

Obra: El disfraz / Las cartas / La suerte - Teatro de la Comedia

 Hubo cierta parte de la crítica y de la profesión que hablaba del talento de Joaquina Vera para lo joven que era, pero nadie le daba espacio, ÍÑIGO 

Este proyecto puede generar mucho interés para acercarnos un poquito más a estas mujeres, MARÍA

Acercarse a la dramaturgia escrita por mujeres es necesario para hacer justicia poética y real a las autoras del XIX, pero también para el presente y el futuro, JÚLIA 

 La Compañía Nacional de Teatro Clásico quiere acercarse a un patrimonio escénico profundamente desconocido para nuestros escenarios: la dramaturgia escrita por mujeres en el siglo XIX. Lo hace a través de tres voces completamente distintas: El mundo galaico de Emilia Pardo Bazán; el mundo de las clases populares de la Barcelona ochocentista de Víctor Català, pseudónimo de Caterina Albert; y el mundo de las adaptaciones teatrales de éxitos que provenían de los escenarios franceses, que con una libertad infinita encarnó Joaquina Vera. Charlamos con Íñigo Rodríguez-Claro, María Prado y Júlia Barceló. 

¿Qué les parece esta iniciativa de la CNTC de apostar por mujeres del XIX?

Íñigo: Es algo realmente necesario y muy concretamente sobre esta época y el ambiente hostil masculino en que se desarrolló la dramaturgia de las mujeres, estaban muy poco valoradas y lucharon en un ambiente de empresarios, directores, críticos, académicos... que, incluso, hablaban de una manera muy paternalista de la creación femenina.

María: Es algo necesario, porque es muy desconocida y creo que a raíz de esto puede generar mucho interés para el público, tanto para continuar poniéndolas en escena como para leer más y para acercarnos un poquito más a ellas.

Júlia: Cualquier acercamiento a la dramaturgia escrita por mujeres es un proyecto necesario y urgente, sobre todo para hacer justicia poética y real a las autoras del siglo XIX, que a duras penas pudieron escribir y publicar, pero también para el presente y el futuro, para que las chicas y mujeres se vean representadas en el escenario.


¿Quiénes fueron Joaquina Vera, Víctor Català –Caterina Albert– y Emilia Pardo Bazán y qué han descubierto de ellas?

Íñigo: Siempre que hablamos de Joaquina Vera hay una sensación de incógnita muy grande, de vacío respecto a ella, no se recogieron datos sobre su vida, no se sabe muy bien dónde nació ni en qué año nació ni dónde murió. Ella era actriz, y se sabe de algunas piezas que sí han llegado hasta hoy, pero es una figura más conocida como traductora de piezas del francés. Era una intelectual y una lectora incansable, que hablaba idiomas. Hubo cierta parte de la crítica y de la profesión que hablaba de su talento para lo joven que era, pero nadie le daba espacio...

María: Caterina Albert presentó a un concurso su obra “La infanticida” y cuando abrieron la plica y vieron que era una mujer se montó tal escándalo que ella decidió que no volvía a publicar nada suyo si no era con pseudónimo masculino, Víctor Catalá. Fue una mujer fascinante. Escribía, dibujaba, tenía una creatividad desbordante y a mí lo que más me fascina de ella es su capacidad para romper con los convencionalismos y hacer lo que realmente quería hacer. Sus textos son muy contemporáneos.

Júlia: Emilia Pardo Bazán fue una mujer de armas tomar, porque dentro de toda esta hostilidad del siglo XIX, de literatos que decían que no era válida para estar en sus círculos, ella siguió luchando para que sus obras fuesen publicadas, para ser una persona respetada en todos los sentidos, incluso intentó entrar en la Real Academia Española y se le negó una y otra vez. Me sorprende su grandísima capacidad literaria. Es una mujer muy privilegiada porque no todas podían escribir. Ella pudo porque su familia era aristócrata y su padre quiso que su hija fuera educada en las letras, sabía idiomas, había leído un montón de autores...


Íñigo, usted dirige “El disfraz”, de Joaquina Vera...

Íñigo: De las tres piezas que hacemos, que es una especie de tríptico que recorre el siglo XIX, es la obra tal vez más costumbrista, es un sainete más puro, una comedia muy loca. Una historia de enredo que sucede en un ambiente rural entre unos personajes nobles y unos personajes que son campesinos y es el elemento del disfraz el que dispara toda la narrativa de la función.

Es curioso también que los dos personajes que hacen que se mueva la acción son las mujeres: está el personaje femenino de la Condesa, que se ha quedado viuda hace un año y quiere recuperar su vida, salir del luto, casarse y volver a vivir su sexualidad, y el personaje de Luisa, la campesina, que también está tratando de buscar su sitio en su vida. Hay una parte que no tiene mucho que ver con el texto original, pero nosotros hemos añadido una parte más musical que nos divertía mucho, hay unas cuantas piezas musicales que acompañan a lo que les pasa a los personajes.


María, ¿qué es “Las cartas”?

María: “Un actor bien conocido del público”, como ella pone en la acotación, comienza introduciendo la pieza, como un experimento de un arte espontáneo al natural, y al personaje de Madrona, que es la que nos va a contar su historia. Una historia que viene atravesada por distintas cartas, cartas de tarot, cartas como misivas que iba recibiendo también, que le condicionan y le rompen su vida. Es un monólogo que nosotros hemos querido trabajar como un intento desesperado de Madrona por establecer diálogo con el público. Vamos a ser testigos de su historia, a veces puede ser que incluso cómplices y también jueces en cómo ella nos va contando su realidad. Es muy bonito cómo trabaja Víctor Catalá estas fronteras entre la verdad y la ficción.


Por último, Júlia dirige “La suerte”...

Júlia: Es una pieza breve, como un cuento teatral en el que de repente en media hora Emilia nos presenta dos personajes potentísimos: Doña Bárbara y Payo. Doña Bárbara es una mujer que por circunstancias de la vida se ha quedado sola, se mueren su prometido y su padre muy temprano, en un territorio hostil, es una persona rural, de la Ribeira Sacra de Galicia, y decide adoptar un niño, pero ella tiene un secreto escondido: durante toda su vida, toda su juventud la dedicó a recoger oro porque era lo único que la salvaba un poco de la tristeza. Y la historia va de esta relación con este oro y cómo ha intentado educar a este hijo adoptivo que resulta que sigue un poco la estela de la mala suerte de su madre.

En el fondo es un drama familiar muy bonito, muy trágico, pero que nos acerca a una relación muy curiosa y que se ve muy poco en los escenarios.

VENTA DE ENTRADAS

  • Entrevista a Darío Facal en Especial formación por Work in Progress
  • Entrevista a Jon Plazaola, Agustín Jiménez, Rebeca Sala y Mara Guil por Un Oscar para Óscar
  • Entrevista a María Pagés por De Scheherezade
  • Entrevista a Felipe Ansola, Jorge Basanta, Natalia Hernández, Joaquín Notario, Paco Ochoa, Ana Ruiz, Ainhoa Santamaría y Ernesto Caballero por Esta noche se improvisa la comedia
  • Entrevista a Víctor Palmero y Jesús Torres por
  • Entrevista a Pablo Fidalgo por La enciclopedia del dolor Tomo 1: esto que no salga de aquí
  • Entrevista a Sara Beer por Richard III Redux OR Sara Beer [is/not] Richard III
  • Entrevista a Borja Quiza y Cristina Faus por El barberillo de Lavapiés
  • Entrevista a Chela de Ferrari por Hamlet
  • Entrevista a Blanca Martínez por Especial formación y Arte 4 Estudio de Actores
  • Entrevista a Clara Méndez-Leite en Especial formación por Escuela para el Arte del Actor
  • Entrevista a David Fraile en Especial formación por Escuela Cuarta Pared
  • Entrevista a Eduardo Fedriani en Especial formación por Escuela Fedriani
  • Entrevista a Itziar Luengo en Especial formación por Máster en Gestión Cultural ICCMU
  • Entrevista a Juan Carlos Corazza y Ana Gracia en Especial formación por Estudio Corazza para la Actuación
  • Entrevista a Cristina Rota en Especial formación por Escuela de Interpretación Cristina Rota
Amores flamencos 228 lat
Magnolia banner lat
Escuela Cuarta Pared 228 lat
Escuela Jana 228 lat
Corazza 228 lat
Museg 228 lat
Cristina Rota 228 lat
Venganza Mendo 228 lat
Burundanga 227-228 lat
Factoría del Guion 228 lat
Mostra Cangas 228 lat
CND 228 lat
Feria Palma del Río 228 lat
ICCMU 228 lat
Nave 73 228 lat
Pape Pérez 228 lat ok
Cinemaroom 228 lat
Primera Toma 228 lat
Abadía 228 lat
Esta noche se improvisa 228 lat
Mérida en Madrid 228 lat
Puños 228 lat
Un Oscar 228 lat
El abanico 229 lat
Cádiz en danza 228 lat
Banner Lírica al margen lat
Festival Olite 228 lat
Fedriani 228 lat
CTE 228 lat
Me lo dijeron 227-228 lat
Forever Young 228 lat
Festival Cáceres 228 lat
El secreto 229 lat
Escuela para el arte... banner lat
Arte 4 228 lat
Clásicos en Alcalá 228 lat

¡Apúntate a nuestra newsletter!

Recibirás un email quincenal con la revista completa, la actualidad destacada y ventajas exclusivas

  He leído y acepto la política de privacidad.