Revista teatros

Entrevistas

volver
Entrevista a Javier Gutiérrez y Luis Bermejo por El traje

Publicado el 31 de Mayo de 2024

Entrevista a Javier Gutiérrez y Luis Bermejo por El traje

Obra: El traje - Teatro de La Abadía

 La risa se queda en una mueca de espanto y horror si realmente buceas en lo que te acaban de contar, JAVIER

En estos diez años nos hemos hecho más fuertes, más valientes y somos un poquito más sabios en el escenario, LUIS

Un trío de auténtico lujo cierra la temporada del Teatro de La Abadía: Juan Cavestany, Javier Gutiérrez y Luis Bermejo. Uno de nuestros dramaturgos y guionistas faro, con una escritura mordaz y honesta que nos obliga a mirar el entorno patético que nos rodea en nuestro día a día. Y dos actores con un talento descomunal que brillan en cada medio, en cada trabajo, en cada personaje al que prestan su alma. Ahora retoman este espectáculo singular que estrenaron hace diez años, una obra de tono realista y atroz, en la que se nos muestra cómo la voracidad del sistema nos convierte en depredadores, una comedia negra en la que dos personajes mantienen un pulso intelectual y físico lleno de tensión, crudeza, suspense y humor delirante. Charlamos con los actores sobre la corrupción política y la corrupción del alma, sobre la soledad y sobre un momento, el actual, en el que quizá estemos a tiempo de cambiar todo eso. Por VANESSA RAMIRO. Foto SERGIO PARRA
 

Han pasado más de diez años desde que vimos “El traje” en el entonces Teatro Galileo. ¿Quién ha cambiado más en este tiempo: esta España nuestra o ustedes?

Luis Bermejo: Todos cambiamos. Creo que en estos diez años nos hemos hecho más fuertes, más valientes, que somos un poquito más sabios, sobre todo en el escenario, en la manera de afrontar el trabajo, que, por fin, por momentos brotan todos los conocimientos que fuimos adquiriendo al principio de los tiempos (risas). Estamos en un momento muy bonito, muy bueno, muy saludable, a nivel artístico. A nivel de sociedad me parece que algunos cambios no han sido muy progresistas, no han crecido como interiormente. Pero quiero ser optimista. Bajo la negra noche somos un sí, un sí que palpita. Esto es una actitud revolucionaria.

Javier Gutiérrez: Somos otros actores, con más peso, con más poso, con más oficio. Y el texto ha cambiado. La inquietud que teníamos era la de hablar de la política, que en aquella época copaba los primeros puestos de preocupación en la sociedad española y ahora no está ni entre los cinco o diez primeros. En ese sentido el texto deja casi desenfocado el tema de la corrupción y habla de otros que estaban, pero quizá agazapados o no supimos leerlos bien. Después de un confinamiento, de una pandemia, de varias crisis económicas, cobran mayor importancia la soledad del individuo, una desazón vital, una deshumanización de la sociedad, una brecha generacional entre padres e hijos. Se tocan muchísimos temas...

Luis: Y siempre lo más emocionante es lo insólito en lo cotidiano. Hay un altercado, hay un interrogatorio, pero hay un hecho insólito en la función que le da un giro de trescientos sesenta grados. En esta pieza, que contada puede ser existencialista, inquietante, que puede entroncar con el teatro más becketiano o más pinteriano, lo más importante es el humor que maneja Juan Cavestany, un humor insólito también y que conecta con un humor muy español, muy berlanguiano, con el teatro del absurdo y que es descacharrante. Hemos pasado por muchas plazas y ha sido recibido celebrando este humor del que te hablo, esta risa sanadora que ayuda a defendernos del miedo.

“Hoy no sabemos si todo aquello ya pasó, se transformó o simplemente nos hemos anestesiado”, dice Cavestany, pero una obra como esta siempre es oportuna.

Javier: Hemos pasado del pasmo a la indiferencia. Creo que como sociedad nos hemos vacunado. Tristemente. También creo que los dispositivos móviles y las redes sociales han contribuido a esa anestesia generalizada. En el espectáculo se habla de ese egoísmo atroz, de ese individualismo del ser humano que muchas veces no es muy consciente de lo que le rodea. Y habla también de esa falta de empatía y de generosidad con el ser humano. De hecho, los dos personajes están necesitados de cariño, de amor y en un momento dado se fundirán en un abrazo, algo que estamos gritando casi a diario, que alguien nos abrace. Me da la sensación de que cada vez estamos más solos, más desprotegidos y somos más frágiles y más vulnerables, como individuos y como sociedad.

Luis: Yo priorizo lo oportuna que es esta obra artísticamente. Hay un duelo dialogístico que es muy primigenio, de escuela, de interpretación, de escucha, de estar ahí dos actores dando y recibiendo, modificándose y estando en presente absoluto, que es muy oportuno ahora mismo.


Javier es ese hombre de negocios que ha ido a comprar un traje y Luis, el vigilante de seguridad. Háblennos de ellos.

Javier: Es un tipo al que la vida le pasa por encima, la vida, su familia, su trabajo... Como dice en un momento determinado lo único que intenta en la vida es sobrevivir. Necesita asideros y esos asideros pasan por no perder la empresa que tiene y para ello va a necesitar un traje. Sospechamos para qué, pero se irá desvelando a medida que avance el espectáculo.

Luis: Es un tipo que trabaja como guarda de seguridad en unos grandes almacenes, que trabaja de algo más, que no sabemos de qué es. Un hombre que tiene un hijo de 14 años y que en un momento dado vivió un episodio muy doloroso en un parque infantil, en un carrusel, con su hijo. También es un hombre plagado de dudas, de incertidumbres y con rabia y dolor. Y Cavestany ha cambiado el final. Luis: El primer final era mucho más extraño, los personajes se quedaban parados en un lugar muy de ensoñación y ahora es un final mucho más chistoso, mucho más juguetón y mucho más en la línea que propone la obra. Es un final más abierto. El final para mí es más redondo.


Hablábamos antes de cambiar, también como espectadores hemos cambiado...

Javier: Claro. Como espectador encuentro espectáculos menos interesantes ahora que hace unos años. Compañías como Animalario o Kamikaze hacían un teatro muy, si me apuras, político, muy pegado a la realidad. No quiero decir con esto que haya bajado la calidad, sino que quizá tengo que buscar mucho más un teatro que me interese. Un montaje asfixiante y desternillante al mismo tiempo.


¡Qué cosa esta del humor para hacernos reflexionar!

Javier: Para hablar de temas peliagudos y no hacer la herida más grande la comedia es perfecta. Es algo inherente a nuestra naturaleza, tanto del ser humano como de los españoles, reírnos de la desgracia ajena, mofarnos y hacer sangre de situaciones trágicas en el otro que a nosotros nos mueven a la risa. En ese sentido el espectador se divierte mucho, pero esa risa se queda en una mueca de espanto y de horror si realmente buceas en lo que te acaban de contar.


Para terminar, si a Javier le digo Luis Bermejo y a Luis le digo Javier Gutiérrez y a ambos Juan Cavestany, me dicen...

Luis: De Juan Cavestany: Lo más importante es lo que uno te enseña sin darse cuenta. Y de Javi: Por mucho que pase, nunca pasa nada. Y esta frase tiene muchas lecturas. Javi es el fin de un sueño. Que también tiene muchas lecturas.

Javier: Luis Bermejo es uno de los grandes actores de este país. Es un compañero envidiable. Es un híbrido entre Luis de Funes y Michel Piccoli. Es una caja de sorpresas tanto para los compañeros como para el público que lo disfruta. Y Juan Cavestany es un compañero de fatigas desde hace mucho tiempo. Es un placer coincidir con él, con esa visión tan particular, tan extraña y tan mordaz que tiene del mundo. Siempre es muy apetecible ponerse en la piel de los personajes que escribe y que sueña.

VENTA DE ENTRADAS

  • Entrevista a Bibiana Fernández y Pablo Quijano por La Señora
  • Entrevista a Juan Echanove por La reina de la belleza de Leenane
  • Entrevista a Ana Belén Beas y Goizalde Núñez por Estrelladas
  • Entrevista a Joaquín De Luz, se despide de la Compañía Nacional de Danza
  • Entrevista a Juan Mayorga, hace balance y presenta la nueva temporada
  • Entrevista a Rubén Olmo por Generaciones – BNE
  • Entrevista a Juan Carlos Rubio, Christian Escuredo y Carmen Raigón por El novio de España
  • Entrevista a Alfonso Sánchez y Alberto López por Somos carajotes
  • Entrevista a Susana Gómez por Cállate corazón
  • Entrevista a Álvaro Carrero y Salva Reina por Abre fácil
  • Entrevista a Emilio del Valle por Coriolano
  • Entrevista a Gabriel Chamé Buendía por Othelo (termina mal)
  • Entrevista a Luciano Ruiz por Carmen de G. Bizet – Ballet Flamenco de Madrid
  • Entrevista a María Galiana y Lucía Quintana por La reina de la belleza de Leenane
  • Entrevista a Toni Acosta por El fin
  • Entrevista a Javier Gutiérrez y Luis Bermejo por El traje
Zarzuela lat
Reina belleza lat
Alcantara Lat
Cállate corazón lat
TFM CARMEN Lat
CND lat
Olmedo lat
Verbena Paloma 18jun lat
Sagunt lat
La pareja equivocada Lat
Escenas Patrimonio Lateral
Olite lat
San Javier Lateral
Firatarrega Lat
Estrelladas Lateral
Mil campanas lat
Malinche lat
Niebla lat
Semana Teatro Caravaca Lat
Abadía nueva temporada lat
Coriolano Lat
Teatro de Rojas lat
TFM lat
La señora lat
Festival de Mérida lat
Mentiras lat
Semana Teatro Caravaca Lat
CIR&CO lat
torralba de Calatrava lat
Empezar a los 30 Lat
Friends jun lat

¡Apúntate a nuestra newsletter!

Recibirás un email quincenal con la revista completa, la actualidad destacada y ventajas exclusivas

  He leído y acepto la política de privacidad.