Revista teatros

Entrevistas

volver
Entrevista a Malena Alterio y David Lorente por Los amigos de ellos dos

Publicado el 30 de Abril de 2024

Entrevista a Malena Alterio y David Lorente por Los amigos de ellos dos

Obra: Los amigos de ellos dos - Naves del Español en Matadero

 Hay mucho ritmo, mucho delirio y giros que te mantienen atento hasta el final, Malena

Veronese me ha pegado un repaso de arriba a abajo. Y siempre desde la más absoluta amabilidad y sencillez, David

Ella, la inolvidable Belén de “Aquí no hay quien viva”, alumna de Cristina Rota, formada en danza clásica y contemporánea, toca la flauta, canta y es una de las actrices más queridas, conocidas y sólidas de nuestro país, como demuestra su reciente Goya por “Que nadie duerma”. Él, prestigioso actor que lleva trabajando más de 30 años en teatro, cine y televisión, también canta y baila y dirige y escribe y lo compagina todo con la docencia. Ella, Malena Alterio. Él David Lorente. Ahora Eli y Nicolás. La pareja espera, como cada jueves desde hace más de doce años, a otra pareja de amigos para cenar. Ellos ya han llegado al restaurante, pero sus amigos no. Los minutos pasan y comienzan las preguntas: ¿Por qué llegan siempre tarde? ¿Qué papel ocupamos en sus vidas? ¿Se interesan realmente por nosotros? ¿Habrá llegado el momento de mostrarles nuestro descontento? Charlamos con los protagonistas de esta obra de Matías del Federico y Daniel Veronese que reflexiona sobre cómo percibimos el lugar que ocupamos en esta sociedad. Por VANESSA RAMIRO. Fotos SERGIO PARRA
 

¿Cómo son los amigos de Malena Alterio y de David Lorente? 

Malena Alterio: Mis amigos son los mejores (risas), son divertidos, talentosos y, sobre todo, son buena gente. ¡Qué te voy a decir yo! Son maravillosos.

David Lorente: Mis amigos son poquísimos, se pueden contar con los dedos de una mano, no porque yo lo haya elegido así, sino porque así es la vida. Hay algunos que hace demasiado que no uso, pero que sigo sintiendo que son amigos y lo serán para el resto de mi vida. Creo que con más seguridad que lo que pueda ser una pareja sentimental. Yo creo que eso se nota, se siente y a veces dudo si por afinidad de carácter o por gustos o porque vete tú a saber... En este trabajo mío tan explosivo en el que todos nos queremos tanto durante unos pocos meses y luego no volvemos a saber los unos de los otros, en 30 años que hago este año de profesional, bueno, tres, cuatro amigos me he hecho de verdad, de los que dices 'contigo voy a seguir, aunque que no nos veamos en tres o cuatro años'. 


Todos hablamos maravillas de ellos, pero, a veces, los amigos, como la familia, dan para un buen guion, ¿no? Desde luego son carne de teatro... 

Malena: Totalmente. Tengo la suerte de tener un ramillete selecto y variadito. Conservo amigos desde la época de la EGB y de cuando era chica, pero ¡claro que dan para guiones y obras de teatro! (risas).

David: Lo difícil es sacarles la comedia para, desde el humor, contar esos conflictos. Si se consigue contarlo desde la risa, el mensaje llega con mucha más dirección al espectador.


“Los amigos de ellos dos” es precisamente el título de la pieza con la que, tras un exitoso estreno en Avilés y una potente gira, que continuará después, por fin llegan a Madrid. ¿Qué nos contarían?

David: Me atrevo a decir que es una hora y veinte de buen teatro. Nada más y nada menos.

Malena: Tanto David Lorente como una servidora la estamos disfrutando mucho paseándola por toda España y con ganas de llegar a Madrid. Es una obra que aparentemente no cuenta nada extraordinario, pero mucha gente se va a sentir identificada en estas relaciones de pareja de largo recorrido, en donde cada uno tiene distintos posicionamientos en relación a los otros, cómo nos reflejamos y cómo nos medimos. Eso está a la orden del día y más ahora con las redes sociales, donde la comparación está muy presente: ¿Y por qué ellos sí y yo no? ¿Y por qué a ellos les pasan estas cosas? Y cómo se gestiona eso dentro de una pareja. Lo interesante es que aparentemente es una discusión ‘parejil’, pero luego va derivando en algo más abstracto, se torna en algo mucho más tenso y complejo y el espectador se queda pensando... Tiene giros sorprendentes y muy divertidos. 


¿Qué tiene de especial el texto de Matías del Federico y Daniel Veronese? 

David: Un dominio absoluto de lo que funciona en el teatro para que la historia que contamos sea universal pero con la máxima sencillez. 

Malena: No es aburrido, porque hay mucho ritmo, mucho delirio y giros que te mantienen atento hasta el final. Es una comedia curiosa.


¿Quiénes y cómo son Nicolás y Eli? 

Malena: Eli es una mujer que se conforma con lo que tiene, porque considera que lo que tiene es perfecto. Pero luego también tiene algo persistente y no ceja en su empeño de convencer a su marido de que entienda o que razone como ella lo hace. Es una mujer actual, trabajadora, con un hijo y que aprovecha lo que la vida le ofrece. Una mujer bastante reconocible.

David: Nicolás, en el momento de empezar la función, tiene una crisis encima de no te menees, en todos los sentidos que un hombre más o menos cincuentón puede abarcar como ser humano. 


Sobrevuelan la obra dos personajes que nunca aparecen en escena...  

Malena: Ellos son nuestros amigos ideales (risas). Para mí es un placer y una alegría estar a su lado y compartir la vida que les va pasando a ellos. Porque a ellos siempre les pasan cosas, a nosotros no tanto, nosotros somos más comunes. Y yo, lejos de vivirlo en la comparación y en anhelar lo que ellos tienen, lo comparto, lo disfruto. No así mi marido, él es el que lo sufre más porque se compara con ellos.

David: Cómo son realmente nunca lo sabremos. El espectador sólo puede conocer a esos personajes a través de lo que les pasa a nuestros personajes. 


¿Qué rol ocupamos en la vida de nuestros amigos? ¿Se interesan realmente por nosotros? ¿Habrá llegado el momento de mostrarles nuestro descontento? La pieza está llena de preguntas. ¿Alguna respuesta? 

Malena: Sí, creo que sí. Uno asocia el nombre de Jardiel con el humor, inevitablemente apareolor y de sufrimienamargura para convertirla en risa.

David: El buen teatro no ofrece respuestas.


La obra reflexiona sobre cómo nos sentimos valorados por nuestros allegados, sobre nuestras inseguridades..., pero es una comedia. ¿Con el humor todo entra y se digiere mejor? 

David: No creo que todo. Precisamente una de las actitudes de esta sociedad que a mí menos me gusta es eso de que con humor todo entra mejor, porque eso nos ha llevado a una infantilización de la vida a veces sonrojante. 

Malena: Yo creo que sí. El humor hace que no esté uno tenso y preocupado. El humor relaja.


¿Cómo es trabajar con Daniel Veronese?  

Malena: Ay, ¡qué maravilla y qué afortunada me siento, qué bien rodeada y qué bien haber conseguido hacer esta aventura con David y con Daniel! A Daniel ya lo conocía porque ya habíamos trabajado en “Los hijos se han dormido”, una adaptación de “La gaviota” que hicimos hace unos años, y ya sabía yo que que iba a estar bien. Me encanta el trabajo con él porque es fácil, porque es interesante, es inteligente y siempre te hace ver cosas que no sabías. Nos gusta lo lo que propone y cómo lo hace. 

David: A mí me ha pegado un repaso de arriba a abajo. Lo ve todo. Y siempre, siempre, subrayo esto, desde la más absoluta amabilidad y sencillez. No hace falta tratar mal al actor para que de lo mejor de sí. Incluso es mejor tratarse bien. Esto tan sencillo casi nunca ocurre.


Si a David Lorente le digo Malena Alterio, me dice...

David: Algo bueno he debido hacer en este oficio para estar ahora compartiendo escenario con tan grandísima actriz y tan maravillosa compañera.


¿Y si a Malena Alterio le digo David Lorente? 

Malena: Estoy enamorada de cómo es él como compañero y de compartir esta esta hora y veinte que dura este viaje. Es genial porque hay algo que tenemos que ir construyendo los dos mano a mano, yo le necesito como el aire que respiro para construir esta esta comedia. Y lo tengo, sé que lo tengo y él me tiene a mí. Hablamos un poco el mismo idioma y estamos todos los días peleando todas las funciones para que eso esté vivo y trabajar en el presente y tratar de modificarnos y no acomodarnos en algo que ya está hecho. Es fantástico, porque porque sé que cuento con él y él cuenta conmigo. Me siento muy afortunada De hecho, la gente que ha venido a vernos destaca que se nos ve pareja (risas).

VENTA DE ENTRADAS

  • Entrevista a Iván Campillo por ¿Buscas pareja?
  • Entrevista a Sandra Marchena por Catártica
  • Entrevista a Belén Rueda por Salomé - Festival de Mérida en Madrid
  • Entrevista a Silvia Marsó por La importancia de llamarse Ernesto
  • Entrevista a Malena Alterio y David Lorente por Los amigos de ellos dos
  • Entrevista a Claudio Tolcachir por Las guerras de nuestros antepasados
  • Entrevista a Israel Galván y Natalia Menéndez por Dream
  • Entrevista a Javier Crespo Lorenzo por 9 Festival Visibles Arte Inclusivo
  • Entrevista a Irina Kouberskaya por Deje que el viento hable
  • Entrevista a Nuria Castejón por La verbena de la Paloma
  • Entrevista a Inma Nieto y Elisabet Gelabert por Lady Anne
  • Entrevista a Juan Ceacero por Ficciones
  • Entrevista a Emiliano Suárez por Ópera Garage
  • Entrevista a Dan Jemmett por Los gatos mueren como las personas
  • Entrevista a José Antonio Feito por Mil campanas, un musical para recordar
  • Entrevista a Álvaro Tato y Yayo Cáceres por Vive Molière
Vive Molière lat
Verbena Zarzuela lat
El Ejido lat
Umore lat
Fernán Gómez 249 lat
Banner Lat Sounds
Importancia lat
Galicia Escena Pro lat
Banner Catartica Lat nuevo
CDN Los guapos lat
Mil campanas lat
Mirador lat
El barrio lat
Pagagnini lat
Por la calle de la zarzuela lat
Banner Candela rectangulo
Novaria lat
Laponia 2ªtemp lat
Cádiz en danza lat
Azarte lat
Visibles lat
Fàcyl lat
Tacones papá lat
Abonos Real lat
Así habló Zarathustra lat

¡Apúntate a nuestra newsletter!

Recibirás un email quincenal con la revista completa, la actualidad destacada y ventajas exclusivas

  He leído y acepto la política de privacidad.