Revista teatros

Entrevistas

volver
Entrevistas a Carlos Hipólito y Emilio Gutiérrez-Caba por Copenhague

Publicado el 30 de Abril de 2019

Entrevistas a Carlos Hipólito y Emilio Gutiérrez-Caba por Copenhague

Obra: Copenhague

 La obra está llena de hondura. Un buen exponente del teatro de reflexión y de palabra, Carlos

¿Ángeles o demonios? Hay seres humanos. Frayn deja la obra abierta a cualquier consideración, Emilio

 Excelencia, trabajos impecables, personajes colosales y el veneno del teatro corriendo por sus venas. No coincidían en un escenario desde “La verdad sospechosa”, dirigida por Pilar Miró hace casi treinta años, pero hoy Emilio Gutiérrez Caba y Carlos Hipólito, dos de los mejores actores que pisan los escenarios hoy, se convierten en el científico danés Niels Bohr y su ex alumno Werner Heisenberg en el ocupado por los nazis Copenhague de 1941. Maestro y discípulo se enfrentan al problema ético del uso de los avances en física teórica para el desarrollo de armamento nuclear en el conflicto armado. Claudio Tolcachir dirige la premiada obra del británico Michael Frayn. Malena Gutiérrez completa el soberbio triángulo como Margrethe, la esposa de Bohr. Por V. R. Foto MARIETA ÁLVAREZ
 

Casi treinta años sin ver juntos a Carlos Hipólito y Emilio Gutiérrez Caba...

EMILIO: El reencuentro ha sido muy agradable, trabajar con Carlos siempre es un placer porque es un grandísimo actor. Ha sido una feliz coincidencia además que haya sido Claudio Tolcachir el que nos haya convocado y lo estamos pasando muy bien.


Y se citan en “Copenhague”...

 

CARLOS: Es una función escrita por Mi-chael Frayn que habla del encuentro entre Niels Bohr y Heisenberg en el Copenha-gue recién invadido por los nazis en 1941. La fantasía que hace este autor sobre ese encuentro, que es una anécdota famosa del mundo científico, convierte la obra en una pieza muy especial, llena de hondura y de reflexión. Es un buen exponente del teatro de reflexión y de palabra.

EMILIO: Una obra en la que se aúnan una serie de dificultades, no sólo de naturaleza científica, sino también de naturaleza humana y en la que se va explicando realmente cómo somos los seres humanos. Dos grandes Premios Nobel de Física se enfrentan a sus convicciones y una mujer sirve de mode-radora y al mismo tiempo de hilo conductor de lo que ellos están dilucidando.


¿Quiénes fueron Niels Bohr y Werner Heisenberg?

CARLOS: Fueron dos de los investigadores de física cuántica más importantes que existieron. Ambos Premios Nobel de Física. Niels Bohr fue el maestro de Werner Heisenberg y entre los dos crearon las bases de la física cuántica, el principio de complementariedad, el principio de incertidumbre… Crearon la posibilidad de avanzar en la investigación nuclear para conseguir la bomba atómica. Fue algo que ellos no deseaban, sobre todo el uso que se podía hacer.


¿Existen en esta historia héroes y villanos?

CARLOS: No, precisamente lo interesante es que Frayn hace una radiografía del ser humano, de las cosas que nos atormentan, de las consecuencias de nuestros actos. Vemos que ambos tenían sus ángeles, sus demonios y sus fantasmas personales. Heisenberg era el jefe de investigación nuclear del ejército de Hitler, pero no pertenecía al partido nazi. Una de las teorías de la obra es que él pudo haber fabricado la bomba atómica antes que los americanos, que los aliados, pero no quiso hacerlo para no darle a Hitler un arma de ese calibre. La obra plantea unos debates en los que el público se puede posicionar en determinados momentos con uno o con otro y necesariamente no uno es el malo y el otro el bueno.

EMILIO: Es una historia en la que se expone lo que ocurrió, lo que podría ocurrir, lo que puede ocurrir si las cosas siguen por donde van. ¿Ángeles o demonios? Hay seres humanos y limbo en el que se desarrolla esa acción. Frayn deja la obra abierta a cualquier tipo de consideración. El espectador debe decidir.


Dennos alguna pincelada más...

EMILIO: Neils Bohr… El personaje que se va a ver tiene un cariño especial a Heisenberg, que es más joven y se ha criado científicamente a los pechos de él. En alguna medida lo tiene casi adoptado como un hijo. Cuando Heisenberg se desmadra un poco y se pone a favor de los nazis, Bohr se pone muy crítico con él y al mismo tiempo Heisenberg se pone muy crítico con Bohr porque ha ayudado a fabricar la bomba atómica. Niels Bohr es un personaje cargado de un gran egocentrismo, estos científicos se dan una gran importancia a ellos mismos, y naturalmente está muy receloso de lo que ha podido conseguir ese joven que cuando lo conoció lo primero que hizo fue rechazar unos cálculos matemáticos que hizo delante de todo el mundo. Eso lo ha guardado en su corazón como una afrenta, a pesar de que luego lo quiere mucho. Lo tre-mendo de la historia es que tras aquella entrevista de Copenhague nunca más volvieron a verse ni a hablar...

CARLOS: Heisenberg es un personaje apasionante para mí como intérprete porque está lleno de emoción por dentro. Es un tipo que vivió los últimos 30 años de su vida, cuando terminó la Segunda Guerra Mundial, poco menos que perseguido por unos y por otros. Está lleno de amargura y con la necesidad de po-ner muchas cosas al día. Eso crea un personaje permanentemente en ebullición.


Si les pido una frase de su personaje...

EMILIO: Hay muchas... “Cuando no haya que resolver grandes asuntos ni pequeños, cuando ya no exista la incertidumbre, tam-poco existirá el conocimiento”. Esa es realmente muy brillante, pero tiene otras. “Cuando uno trata de aferrarse a algo la vida se acaba”.

CARLOS: “Hay dos mil billones de habi-tantes en el mundo y el que tiene que deci-dir el futuro de todos ellos es el único que siempre se esconde de mí”. Y habla de sí mismo. Es maravilloso.


Premio Tony en el 2000, esta es una de las piezas más premiadas y representadas de los últimos años. ¿Por qué?

EMILIO: Michael Frayn es un sabio autor, sabe muy bien lo que hace cuando está escribiendo una obra y nos lo ha demostrado en muchas ocasiones, no sólo porque hace un tipo de teatro muy sorprendente y muy variado, sino porque en esta obra sencilla-mente enfoca un tema para el que ha tenido que imbuirse mucho en el mundo científico y lo hace de una manera acertadísima.

CARLOS: Plantea una dramaturgia muy original en el sentido de que no es lineal: los tres personajes, Niels Bohr y su mujer Mar-grette, y Werner Heisenberg, están muertos ya. En ese sentido, los personajes entran y salen de las situaciones dramáticas que van planteando y que finalmente son las distintas versiones sobre el mismo encuentro que se produjo entre ellos. La obra les da la posibilidad de ponerse al día. Es una obra muy inte-resante porque el autor va dando datos sobre lo que fue pasando de tal manera que capta la atención del público y no decae en ningún momento. Es casi, como lo define nuestro director, un ‘policial cuántico’ (risas).


¿Tiene cabida el humor?

CARLOS: Sí, en momentos sí. De hecho se escuchan risas del público en algunos momentos, yo creo que para liberar la enorme tensión que crea el texto. Podemos asistir al día a día y a la forma en que investigaban estos seres que nos parecen como de otro planeta, estos hombres con esa erudición, con esa inteligencia, a los que de repente vemos discutir, enfadarse y eso a veces provoca risa. La obra tiene un poco de todo.


¿Y cómo ha respondido el público?

EMILIO: El público está respondiendo muy bien sorprendentemente. Digo sorprendentemente porque esta obra tiene sus dificultades. En Zaragoza, cuando ya habían salido las críticas, cuando ya se había podido leer lo que es “Copenhague”, el pú-blico respondió de una manera entusiasta y eso significa que, conocedores de lo que iban a ver, no quedaron defraudados. Y eso nos deja muy contentos.


¿Qué gana la obra con la dirección de Claudio Tolcachir?

CARLOS: Muchísima hondura. Claudio es un director especialista en sacar el alma de los personajes a flote. Y esta es una obra que tiene un texto muy emocionante, muy apasionante, pero que está llena de subtexto y él era el director más adecuado para sacar todo eso.

EMILIO: Trabajar con Claudio es estupendo, es una persona muy cercana, llena de buenas ideas, que te ayuda muchísimo a comprender tu personaje, a desarrollar tu creatividad. Es un ambiente ideal de trabajo.

  • Entrevista a Pedro Víllora, Barrio de las Letras
  • Entrevista a Jesús Cisneros y María Luisa Merlo, Conversaciones con mamá
  • Entrevista a Elsa Ruiz, Albert Boira y Archie Bezos, HTS
  • Entrevista a Iñigo Guardamino, Metálica
  • Entrevista a Juan Carlos Corazza, Especial formación
  • Entrevista a Clara Méndez-Leite, Especial formación
  • Entrevista a Álvaro Torrente, Especial formación
  • Entrevista a Iker Karrera y Fernando Lázaro, especial formación
  • Entrevista a Alberto Salas, Especial formación
  • Quién es quién en La ternura
  • Entrevista a Miguel del Arco, La función por hacer
  • Entrevista a Aitor Tejada, La función por hacer
  • Entrevista a Juan Gea, Por los pelos
  • Entrevista Carmen Roche, Especial formación
  • Entrevista a Natalia Millán por Billy Elliot, el musical
  • Entrevista a Imanol Arias por El coronel no tiene quien le escriba
Nuremberg 199 lat
TFM 199 LAT
Veranos en la muralla lat
Suma Flamenca lat
Nave 73 199 lat
Ballet San Petersburgo 199 lat
Copenhague 198 lat
El coronel lat
We love Queen 198 lat
ñ 199 lat
CDN 199 3 sombreros lat
Festival de Almagro lat
La función por hacer 199 lat
Cáceres lat
La ternura 198 lat
Conversaciones con mamá 198 lat
5 horas con mario 199 lat
Mérida 198 lat
Clásicos en Alcalá 199 lat
Teatro del Barrio lat 199
España baila flamenco 198 lat
Corazza 199 lat
Escuela Mendez-Leite 199 lat
Scaena 199 lat
La vuelta de nora 197 lat
LO MEJOR DE YLLANA lat
Por los pelos 199 lat
Danza 180º 199 lat
Español 199 lat