Revista teatros

Entrevistas

volver
Javier Pereira

Publicado el 01 de Mayo de 2017

Javier Pereira

Obra: La cantante calva

 La gente se lo va a pasar muy bien y ¡va a salir removida!

 

Decía Ionesco que antes de escribir “La cantante calva” no quería convertirse en un autor teatral, sino que lo que quería era aprender inglés. ¿Cómo les va a ustedes con la lengua de Shakespeare?

Ahí vamos, lidiando como podemos. ¡Pero lo sacamos adelante con ganas!


¿Ya la dominan o aún les domina ella?

Estamos en el proceso, cerca de poder dominarla en parte porque es muy difícil llegar a dominarla en su totalidad.


Lejos de lo que parece, en esta historia no aparece ninguna cantante, ni calva ni no calva. ¿Qué es entonces “La cantante calva”?

Yo creo que la cantante calva simboliza muchas cosas, puede tener muchas interpretaciones. Cada actor hace su sustitución para que le toque más profundamente dentro de unos parámetros comunes que si están hablados entre todos. Creo que para cada espectador también simbolizara algo diferente.


Aunque al parecer al principio los críticos no daban un duro por Ionesco, la obra se convirtió en obra culmen del teatro del siglo XX y una de las más representativas del teatro del absurdo. ¿Por qué, cuáles son los ingredientes de este éxito?

Sin duda es una obra muy especial y particular .Parece una comedia pero luego tiene su fondo y su crítica. Es única e irrepetible.


Que hay siete días de la semana o que abajo está el suelo y arriba el techo… Ionesco pretendía comunicar a sus contemporáneos las verdades esenciales reveladas por un manual de inglés, pero ¿qué se esconde detrás de este absurdo? ¿De qué nos habla en realidad?

Habla de que la burguesía a veces habla sin hablar de nada. Habla por hablar pero sin pensar lo que dice. Desconexión total e incomunicación.


Háblenos de su personaje: quién es y cómo es, cómo lo definiría.

Mi personaje es el bombero .Llega a la casa a buscar fuego. Es alegre, trae luz y algo de esperanza. Quiere ayudarles.


¿Cuál podría ser una de las frases o de los momentos más disparatados o absurdos de la obra?

Hay muchos momentos disparatados. Desde la escena de los Martín hasta mi monólogo y sobre todo la última escena.


Dennos una buena razón por la que no debemos perdernos “La cantante calva”.

Porque es una obra diferente. La gente se lo va a pasar muy bien ¡¡y además va a salir removida!!

  • Roberto Enríquez
  • Nuria Mencía
  • Fernando Cayo
  • Jorge Usón
  • Olena Sloia
  • Muriel Sánchez
  • Nacho Sánchez
  • Verónica Forqué
  • Leonor Bonilla
  • Cristóbal Suárez
  • Ángel Ruiz
  • Javier Hernández-Simón
  • Carmen Ruiz
  • Javier Pereira
  • Alfredo Sanzol
  • Fernando Tejero
Hay que deshacer la casa lat
Teatro Victoria ab lat
Karpas 177 lat
Inconsolable lat
Escuela Nave 73 lat
Clásicos en Alcalá lat
Festival de Cáceres lat
Scaena lat
Suma Flamenca lat
ARte lat
Escuela Méndez Leite lat
ICCMU lat
Price lat
CCV 177 lat
Pareja abierta lat
Temple lat
Carmen lat
Eaem lat
REal lat
Accion escena lat ok
Mérida lat
Dos más dos lat
Español lat
Chinitas 176 lat