Revista teatros

Actualidad

volver

Publicado el 02 de Diciembre de 2019 a las 10:19 horas

Vuelve a escena "Firmado Lejárraga" de Vanessa Monfort

Vuelve a escena

Vuelve a escena "Firmado Lejárraga", un texto de Vanessa Monfort que ya hizo las delicias del público la pasada temporada. Miguel Ángel Lamata dirige una obra que sirve para rememorar y homenajear la figura de la escritora y feminista española María de la O Lejárraga. La cita es en el Teatro Valle-Inclán del 4 al 22 de diciembre.

 Gerald B. Filmore, Cristina Gallego, Miguel Ángel Muñoz, Alfredo Noval y Jorge Usón son los protagonistas de un montaje cuya puesta en escena plantea una investigación sobre la figura de María Lejárraga desde el presente, lo que permite bucear en todas sus relaciones, en toda la historia de su autoría y en su intimidad.

Imaginemos a un autor capaz de vivir cien años y de publicar noventa obras entre poesía, prosa, ensayo político, guion y teatro. Imaginemos que ha escrito Canción de cuna, uno de los textos más representados de su época, llevado al cine en más de una ocasión. Imaginemos que se enamora de la música y da a luz libretos como El amor brujoEl sombrero de tres picosMargot o Las golondrinas.

Imaginémoslo escribiendo mano a mano con Marquina, Arniches, Turina y Falla, convirtiéndose en parlamentario, alzando su voz por la igualdad, fundando una revista con Juan Ramón Jiménez. ¿No sería uno de los autores españoles más importantes del siglo XX?

Ahora imaginemos que también fue capaz de mantener su nombre siempre oculto pero que sí dejó un esmerado rastro de cartas y unas memorias, quizás, para que llegaran hasta nuestros días. Esta obra ha seguido ese camino de baldosas amarillas para darle rostro, voz, sexo y nombre a María Lejárraga. En escena, una sola mujer rodeada de los célebres hombres que protagonizaron su vida, que firmaron sus obras.

Vanessa Montfort

María Lejárraga fue feminista, fue diputada del PSOE en la Segunda República y luchó y escribió mucho por los derechos de la mujer. Su labor y su legado fue determinante para que yo pueda firmar hoy una obra en el Centro Dramático Nacional. Por eso, gran parte del misterio es por qué cedió la autoría de toda su obra —teatral, novelística, poética, libretística, incluso sus traducciones, noventa obras en total—, a su marido Gregorio Martinez Sierra. 

Escribió más de 90 obras de teatro y libretos que hoy forman parte de nuestros clásicos más internacionales, entre ellos, "Margot", con música de Joaquín Turina, "El amor brujo" con música de Manuel de Falla o la pieza teatral "Canción de cuna", llevada al cine por José Luis Garci. También escribió novelas muy comerciales en la época como "Tú eres la paz", además de discurso político.