Revista teatros

Actualidad

volver

Publicado el 12 de Febrero de 2020 a las 09:53 horas

La Comedia estrena "Andanzas y entremeses de Juan Rana", un tributo ronlalero

La Comedia estrena

La Compañía Nacional de Teatro Clásico y Ron Lalá estrenan en La Comedia "Andanzas y entremeses de Juan Rana", un tributo ronlalero a uno de los grandes comediantes del Siglo de Oro al grito de ¡Vivan Juan Rana, la risa y el humor! El espectáculo estará en cartel a partir del 14 de febrero.

El idilio entre la Compañía Nacional de Teatro Clásico y Ron Lalá comenzó a forjarse en 2013 con “En un lugar del Quijote” y se afianzó en 2016 con “Cervantina”. Tras los rotundos éxitos nacional e internacional que han supuesto estas alabadas y aplaudidas coproducciones, con un Max a mejor espectáculo musical en 2017 incluido, las almas de ambas compañías vuelven a aliarse en una nueva aventura. Esta vez el espectáculo explora la inmensa comicidad de los géneros breves del teatro áureo y recupera una de las figuras más singulares del Siglo de Oro y de todos los tiempos: el comediante Juan Rana. Un tributo festivo, musical y ‘ronlalero’ que sirve, además, para cuestionarnos acerca de la risa y el humor. 

“POR VALIENTE A Juan Rana / prenderle quieren. / Eso es lo que se saca de ser valientes. Ya es valiente Juan Rana, / ténganle miedo / para cuando las ranas / tengan más pelo”.

La Inquisición prepara un juicio secreto que puede cambiar el curso de la historia. El acusado es Juan Rana, el comediante más célebre del Siglo de Oro. Su delito, hacer reír con su humor irreverente y burlesco donde toda la sociedad queda retratada. Como prueba se aporta una selección de entremeses de los más grandes autores de la época que tuvieron como protagonista al genial actor. Le acusan de blasfemia, desacato, irreverencia, provocación, espíritu crítico, herejía… y se enfrenta ¡a la hoguera!

Bendito humor

“Juan Rana era un tipo de una fama extraordinaria, uno de los grandes olvidados. Escribían para él Lope, Calderón, Moreto…”, afirma Yayo Cáceres, director de este espectáculo con humor, canto y música en directo con el que Ron Lalá y la CNTC reivindican la figura de un tipo sin igual.

“A tanto llegaba su sentido del humor que enfrentó un juicio por puto, por sodomita. Al final no fue adelante y Calderón le escribió un entremés en el que él se disfrazaba de mujer (risas). Hacer esto hace quinientos años, ¡telita marinera!”, nos relata divertido.

“Andanzas y entremeses de Juan Rana” es, para Álvaro Tato, la siempre luminosa mano que firma esta dramaturgia original escrita en verso clásico,

“una fiesta carnavalesca teatral y musical de entremeses barrocos que se convierte en un elogio de la risa en libertad. Poner en escena al gran comediante del Siglo de Oro nos permite reivindicar la tradición más iconoclasta e irreverente de nuestro teatro clásico y reflexionar sobre los límites del humor en estos tiempos de autovigilancia y autocensura. Para Ron Lalá, Juan Rana es un precedente, un referente y nuestro gran clásico cómico”.

En este sentido, Cáceres y, por ende, el espectáculo se cuestionan:

“¿Qué pasaría si perdemos la capacidad de reírnos? Estamos al borde... La única manera de soportar la tragedia de la vida es la risa y un indicador de la inteligencia del hombre es el humor”.

… y benditas plumas

Todo ello a través de una puesta en escena –diseñada por Carolina González, con vestuario de Tatiana de Sarabia, iluminación de Miguel Ángel Camacho y sonido de Eduardo Gandulfo– que, inspirada en el cuadro de Francisco Rizi “Auto de fe en la Plaza Mayor”, se convierte ahora en tablado de auto de fe, ahora en escenario en que se representan algunos de los más de 40 entremeses conservados que tienen a Juan Rana como protagonista.

“Hemos elegido aquellos que muestran la burla del poder, “Los galeotes” de Jerónimo de Cáncer; de la honra, “Los dos Juan Ranas” de Calderón o “El retrato vivo” de Moreto; del valor caballeresco, “El toreador” de Calderón; de lo trascendente, “El infierno”,... y rescatamos un entremés calderoniano maravilloso y casi surrealista: “El triunfo de Juan Rana”, en que el actor, ya anciano, cree que es su propia estatua”, dice Tato.

Por el escenario veremos pasar a lo más granado de la sociedad del Siglo de Oro. Los actores Miguel Magdalena –también director musical del espectáculo–, Juan Cañas, Íñigo Echevarría, Fran García y Daniel Rovalher transmutarán en, además del insigne Juan Rana, inquisidores, presos, pícaros, soldados, brujas, vividoras, damas…

“Y contamos con grandes cameos: Velázquez, Calderón, la actriz Bernarda Ramírez…”, nos desvela el dramaturgo.

Un fresco de personajes que, movidos por el interés, el dinero, el deseo y el hambre, nos ponen frente al espejo de nuestros propios vicios.

“Rescatar la figura de Juan Rana es rescatar el espíritu de las viejas compañías de teatro y ese humor español sarcástico, de doble sentido, agudo, social, humanista que tenían todos estos autores del Siglo de Oro y que corremos el riesgo de ir perdiendo si no reaccionamos como sociedad y recuperamos la capacidad de reírnos de nosotros mismos”, finaliza Yayo a modo de invitación para que no nos perdamos esta fiesta.

¿Quién fue Juan Rana?

Juan Rana, cuyo nombre real era Cosme Pérez (Tudela de Duero, 1593 - Madrid, 1672), fue uno de los grandes comediantes de su época y el más importante gracioso de entremeses del siglo XVII. Tanto es así que, cuentan, hasta el propio rey tapaba su risa tras un guante ante su gracia irresistible.

A pesar de su clamoroso éxito, estuvo vinculado siempre a compañías destacadas y comenzó su andadura en comedias de autores de la talla de Lope o Montalbán, su vida no estuvo exenta de polémicas. Incluso llegó a ser encarcelado en 1636 durante un proceso de busca y captura contra sospechosos de homosexualidad.

Protagonista de más de medio centenar de entremeses, a medias alcalde bobo, a medias bufón de la aristocracia, prácticamente olvidado durante los últimos siglos, Rana es la memoria viva de la risa barroca.