Revista teatros

Entrevistas

volver
Entrevista a Nancho Novo por El Cavernícola

Publicado el 01 de Octubre de 2018

Entrevista a Nancho Novo por El Cavernícola

Obra: El Cavernícola

 “Llevo 10 años consecutivos y 13 en total. ¡Creo que iré al cielo sólo por lo que he hecho reír a tantísima gente...! (risas)” 

 

Ni una ni dos. Lo que ha conseguido este carismático actor y cómico gallego durante 10 temporadas en la piel del irresistible cavernícola de Rob Becker es un fenómeno único. Con una mochila de casi 2000 funciones y más de 525.000 espectadores a sus espaldas, Nancho afronta la que, probablemente, es ya la temporada de despedida. Hacemos un repaso con el artista acerca de esta joya del género capaz de desentrañar de manera ancestral y desternillante el misterio de las relaciones de pareja.


• ¿Cuál es la clave de este exitazo?

¡Ser la madre de todos los monólogos sobre la pareja! Es una original forma de entender las relaciones entre hombres y mujeres. Muy instructiva y terriblemente divertida. Convierte la ‘guerra de sexos’ en una ‘entente entre sexos’. Tiende puentes y aboga por la conciliación. Y habla de cosas con las que la gran mayoría se siente muy identificada.


 

• ¿Cuántos años lleva en la piel de este personaje y qué evolución ha sen-tido en su manera de interpretarlo?

Llevo 10 años consecutivos y 13 en total. A día de hoy, contabilizo 1.960 representaciones. A punto de las 2.000. Y, eviden-temente, el monólogo ha ido evolucionando a merced de los tiempos y de las ‘morcillas’ que a uno se le ocurren cuando está especialmente inspirado. Es un espec-táculo vivo, en continua mutación.


 

• ¿Qué balance se lleva de esta expe-riencia tan larga y aplaudida?

Uno muy positivo. Es muy difícil que una obra aguante tantos años haciendo seis funciones semanales en teatros de más de 500 butacas durante 10 temporadas enteras. Máxime siendo un monólogo. ¡Creo que iré al cielo sólo por lo que he hecho reír a tantísima gente...! (risas).


 

• ¿Cuál es ese momento de la función que siempre desata la carcajada masiva del público?

Hay varios. Incluso el público más soso –a veces lo hay– siempre ríe unas cuantas veces. Un buen público –entiéndase el término– puede interrumpir con risas cons-tantemente. Lo cual me contagia y hace que me lo pase muy bien cada día, año tras año.


 

• ¿Y ese momento que resulta ser el más especial para usted como actor?

Hay un momento determinado de la función que lo dejo a la improvisación y la interacción con el público. No te lo voy a des-velar, obviamente. Ese momento me gusta mucho. Y no porque sea creación mía, sino porque es muy real, muy próximo al espectador.


 

• Una frase ‘para enmarcar’ de su texto:

“… mi mujer cree que quiero más a la tele que a ella… ¡y las quiero igual!” (risas). Es un gag que me regaló mi amigo el Mago More.


 

• El comentario más sorprendente que ha escuchado referente a su trabajo en “El cavernícola”:

Ha venido gente a darme las gracias por diferentes motivos, muchos de ellos tre-mendamente emocionantes. Un hombre aquejado de cáncer vino expresamente a verme desde México, después de haber visto la obra allí, porque le habían hablado muy bien de “El Caver-nícola” español… y sólo le daban seis meses de vida. Me estremeció.


 

• ¿Qué influencia y efecto ha tenido este papel en su vida profesional y personal?

Personal y profesionalmente me ha marcado la última década. No concibo mi vida sin “El Cavernícola” de por me-dio. Empecé a represen-tarla soltero y sin com-promiso y ahora tengo mujer y dos hijos. Creo que algo me ha cambia-do la vida.


 

• ¿Qué personas del siglo XXI se compor-tan como verdaderos cavernícolas?

Todos somos un poco cavernícolas, está en nuestros genes. De ahí venimos. Y no es tan malo. Los cavernícolas eran gente sen-sible: pintaban cuadros en las paredes de sus casas antes de que nadie inventase la pintura. Tan brutos no serían, ¿no?


 

• Si pudiera elegir el proyecto de sus sueños para iniciarlo cuando “El Cavernícola” baje el telón de manera definitiva... ¿cómo sería?

No he dejado de levantar proyectos en todos estos años. He escrito dos novelas, varias obras de teatro, he adaptado y diri-gido textos cásicos, me tomé un año de excedencia para representar “Salvator Rosa” en el María Guerrero… Quiero seguir haciéndolo y seguir tra-bajando como actor, que es lo que más me gusta en este mundo después de la sonrisa de mis hijos.

  • Entrevista a Natalia Millán por Billy Elliot, el musical
  • Entrevista a Imanol Arias por El coronel no tiene quien le escriba
  • Entrevista a Cristina Clementa por Andrea pixelada
  • Entrevista a Manuel Bandera y Bibiana Fernández por El amor está en el aire
  • Entrevistas a Carlos Hipólito y Emilio Gutiérrez-Caba por Copenhague
  • Entrevista a Lluís Pasqual por Doña Francisquita
  • Entrevista a Benjamín Prado por La hija del aire
  • Entrevista a Laia Manzanares por Tres sombreros de copa
  • Entrevista a Pablo Gómez-Pando por Tres sombreros de copa
  • entrevista a Víctor Parrado por El Peliculero
  • Entrevista a Ignacio Nacho y Carmen Baquero por Mi hijo es imbécil
  • Entrevista a Blanca Portillo por Mrs. Dalloway
  • Entrevista a Aitana Sánchez-Gijón por La vuelta de Nora
  • Entrevista a Ernesto Alterio por Shock
  • Entrevista a Miguel del Arco por Jauría
  • Entrevista a José Luis Gómez por Unamuno, vencereis pero no convencereis
Solo para adultos 197 lat
La vuelta de nora 197 lat
Ben-Hur 196 lat
Abadía 197 lat
Copenhague 198 lat
TFM 198 lat
Mostra Alcoi 198 lat
Cüá 197 lat
El viaje 198 lat
Cosacos de Rusia 197 lat
Billy Elliot 197 lat
West Side Story 197 lat
La Maquineta 198 lat
Mérida 198 lat
Padres 197 lat
Kamino de risas 197 lat
La ternura 198 lat
Español 198 lat
Extafadas Banner lat
Andrea pixelada lat
Nueve Norte 197 lat
La casa de Bernarda Alba 195 lat
España baila flamenco 198 lat
CDN 198 tres sombreros lat
Facyl 198 lat
CND 198 lat
We love Queen 198 lat
Conversaciones con mamá 198 lat