Revista teatros

Entrevistas

volver
Entrevista a Carmen Machi, Nathalie Poza y Carolina Yuste por Prostitución

Publicado el 01 de Enero de 2020

Entrevista a Carmen Machi, Nathalie Poza y Carolina Yuste por Prostitución

Obra: Prostitución

 “Hay algo en la prostitución que parece que es una categoría única: prostituta. Boom. Y no, detrás de la prostitución hay una mujer, un ser humano”, Carmen

“Queremos es ponernos en los tacones de las mujeres que hemos conocido. Ha sido un aprendizaje brutal”, Nathalie

“La lección es la escucha, siempre, y la empatía, tan lejos de la sociedad que hemos construido”, Carolina

 

 Deseo, necesidad, secreto, violencia, ternura, dolor, placer, compañía, pagar por sexo, cobrar por sexo. Trata, tráfico y explotación sexual de mujeres y niñas, mercantilización del ser humano, la industria de placer, dinero. Abolición, legalización, estigmatiza-ción, prejuicios morales, culturales, religiosos, intereses económicos y políticos. A las órdenes de Andrés Lima, que firma la dirección de este espectáculo concebido a cuatro manos con Albert Boronat, tres actrices, Carmen Machi, Nathalie Poza y Carolina Yuste, comprometidas como mujeres y artistas, se sumergen en un mundo lleno de controversia subidas a los tacones de las prostitutas a las que dan voz en un espectáculo que nace en la calle, a través de un proceso de exploración, de una investigación documental, y se mueve hasta el escenario. Por VANESSA RAMIRO. Foto VALENTÍN ÁLVAREZ
 

Prostitución. ¿Trabajo, explotación? ¿Se puede ejercer con libertad? ¿Quién tiene la potestad de tomar una decisión acerca de este tema? El debate no es nuevo ni fácil. ¿Cómo se ve el mundo subida a los tacones de una prostituta?

CAROLINA: Es un tema complejo y profundo. Hay que hablar de prostitución, de inmigración, de trata, de mercado y capital, de la manera en la que nos relacionamos. No es un único tema, son tropecientos. ¿Es posible desvincular el cuerpo del ser? Desde arriba, con los tacones puestos, todo lo que surgen son preguntas y millones de posibles respuestas. Pero si algo descubro, es la claridad y lo directas que son las mujeres que han dado voz a los textos de esta función.

NATHALIE: Nosotras lo que queremos es eso, ponernos en los tacones de las mujeres que hemos conocido y otros testimonios que aparecen en esta función precisamente para darles voz, para ponernos en su piel y que a través de esa voz, su voz, conozcamos las distintas posturas que tienen estas mujeres. Las que están a favor de la abolición, las que quieren ejercer libremente…

CARMEN: Las que quieren regularlo. Algunas ni siquiera se lo plantean porque sus necesidades son pura supervivencia. Sobre todo, yo creo que hay algo en la prostitución que parece que es una categoría única: prostituta. Boom. No, prostituta es tremen-damente amplio, variado. La cantidad distinta de personas que hay... Porque detrás de la prostitución hay una mujer y, sobre todo, un ser humano, que es a quienes nosotras estamos dando voz.


 

España es el país europeo con ma-yor demanda de sexo pagado, el tercero a nivel mundial, mueve más de 20 000 millones anuales, 4 de cada 10 hombres españoles ha pagado por sexo, somos uno de los principales destinos de tráfi-co de mujeres del mundo. ¿Qué sienten?

CAROLINA: Angustia. La trata de perso-nas me revuelve el alma. Niñas, muchas menores, son empujadas, obligadas a pros-tituirse al contraer unas deudas con proxenetas. Mujeres con necesidades económicas, que es la base de todo, que llegan a este país de manos de proxenetas. A mí me vuela la cabeza cuando pienso que hay hombres que saben perfectamente cuál es la situación de estas niñas/mujeres y aún así deciden pagar por sexo… ¿Pagar por sexo? ¿Qué es lo que verdaderamente estás haciendo en casos como éste? ¿No estás contribuyendo de alguna manera a que la explotación y trata de personas siga? ¿Qué pasa por tu cabeza y por tu cuerpo? En realidad es la pregunta que más me hago: ¿Por qué los hombres demandan este tipo de ‘servicios’? ¿Qué es lo que buscan? Es bastante habitual encontrarte amigos, conocidos, que en algún momento han frecuentado estos clubes o han consumido prostitución...


 

Hablamos de esto porque es el eje sobre el que gira “Prostitución”, el trabajo que las ha reunido sobre las tablas del Español.

CARMEN: Andrés, nuestro director, lo dice muy a menudo: lo que quiere es que el público se venga de putas al teatro, que se ponga también en sus tacones y que salga con una reflexión. Además, el cascarón del espectáculo tiene algo de revista...

CAROLINA: Yo lo definiría como debate, sin lugar a dudas. Es un intento honesto de poner en pie testimonios de muchas mujeres que han ejercido o ejercen la prostitución desde diferentes puntos de vista, diferentes historias. Creo que es lo más valioso de la función, no hay nada inventado. Son sus palabras, lo que ellas han dicho y opinado. Y es precisamente eso lo que genera el debate. Un intento de desestigmatizar a las mujeres prostituidas. Recuerdo que una de ellas una vez dijo “es que como yo soy puta, soy eso, nada más. Nadie puede verme de otra manera”. Y es verdad. El montaje mete el dedo en todas las llagas.


 

El montaje nace de un proceso de exploración de la prostitución que pone en marcha Andrés Lima. Una inves-tigación documental para comprender bien esta realidad. ¿Cómo ha sido o esá siendo el trabajo?

 

NATHALIE: En los ensayos, nosotras nos hemos despojado un poco, por lo menos yo, de esa piel que una misma se coloca juzgando: “Soy puta”. Realmente cuando te pones a trabajar a partir de las motiva-ciones de cada una es cuando aparece la mujer y el estigma de la prostitución se convierte en otra cosa. Para mí ha sido un aprendizaje brutal y además lo que me provocaba conflicto se ha convertido en valorar mucho también la valen-tía que hay que tener para tomar la decisión de vender tu cuerpo de alguna manera.

CAROLINA: Yo al principio lo viví con cierta sensación de curiosidad. Era un mundo que tenía en la calle pero que no me paraba a mirar, a hablar, a adentrarme. Te-nía una opinión muy clara con respecto a mis principios e ideas y se fueron desmoronando, volviéndose a construir y a desmoro-nar y a construir...y así sigo. En un conflicto constante como mujer y como actriz.


¿Cómo se traslada eso al escenario, qué vamos a ver y escuchar?

 

CAROLINA: Ese mismo conflicto. Vamos a poner en pie voces de diferentes mujeres, con las cuales estás de acuerdo y luego no, y luego las entiendes y luego no. Son voces tan claras y contundentes, tan reales, que es imposible imponer tu pos-tura a su propio testimonio. Andrés es un monstruo de la escena, sabe perfectamente generar imágenes que te contradigan, que te pongan en tesituras complejas y que te hagan refle-xionar… Son todos personajes reales los que te hablan, su historia, su manera de vi-vir dentro del mundo de la prostitución o la trata.


Si sólo pudieran salvar un fragmento de este texto, ¿cuál sería?

CAROLINA: Uy, que difícil. Muchos, pero te digo dos. “Es hora de que comience la revuelta de las putas. Pero solas no podemos. Las putas necesitamos que los feminismos pongan esta cuestión en el centro y que se convierta en un problema social de primer orden”.

Y otro... “Es indigno que el gobierno hable y hable de víctimas pero no haga nada bueno por ellas. Solo quieren sacárselas de delante. Y sí, yo he conocido a chicas que han sido violadas en los clubes pero no hace falta ser prostituta, la propia limpiadora del piso. Y como son mujeres, inmigrantes y sin papeles nunca han denunciado porque tienen miedo. Lo peor no es cobrar por follar. Lo peor es que sea tan fácil atentar contra una puta”.


Dice Andrés Lima que todo comienza dando voz a las prostitutas, hablando con ellas, en-trando en sus clubes, acompañándolas en sus calles. ¿Qué se llevarán de este trabajo para siempre?

CARMEN: Este es uno de los trabajos que más te puede transformar. Primero, porque hemos tenido contacto físico, personal, con muchísima cercanía con ellas y luego, aparte, porque estamos dando vida continuamente a prostitutas y hay una normalización que creo que es muy sana para nosotras como mujeres.

CAROLINA: Intuyo que este tipo de proyectos son esos que luego se quedan, que te amplian la mirada, que te construyen. La lección es la escucha, siempre, y la empatía, tan lejos de la sociedad que hemos construido.

 

  • Entrevista a Thaddeus Phillips por Antropoceno
  • Entrevista a Ana Digón por Flashdance
  • Entrevista a Ángel Ruiz, Silvia de Pé y Camila Viyuela por El tiempo todo locura
  • Entrevista a Jesús Noguero por Naufragios de Álvar Núñez
  • Entrevista a Carmelo Gómez y Ana Torrent por Todas las noches de un día
  • Entrevista a Natalie Pinot por Españolas, Franco ha muerto
  • Entrevista a Jessica Belda por Españolas, Franco ha muerto
  • Entrevista a Manuela Rodríguez por Españolas, Franco ha muerto
  • Entrevista a Carmen Gallardo por Rey Lear
  • Entrevista a Carlota Ferrer por La leyenda del tiempo
  • Entrevista a Darío Facal por La leyenda del tiempo
  • Entrevista a Quique y Yeray Bazo en el especial Dramaturgos a escena
  • Entrevista a Albert Boronat en el especial Dramaturgos a escena
  • Entrevista a Rakel Camacho en el especial Dramaturgos a escena
  • Entrevista a Clàudia Cedó en el especial Dramaturgos a escena
  • Entrevista a Alberto Conejero en el especial Dramaturgos a escena
Jerusalem lat
Leyenda tiempo lat
Arte 4 205 lat
Cenicienta Barbarie 206 lat
Ópera Divertimento 202 lat
Todas las noches de un día 205 lat
Escuela Mendez Leite 205 lat
Querella Lope 206 lat
Tribueñe 204 lat
Flashdance 205 lat
Mirador 205 lat
Corazza 205 lat
La ternura 204 lat
Fernán Gómez 206 lat
Nave 73 205 lat
Antropoceno lat
El tiempo todo locura 206 lat
Cristina Rota 205 lat
Función que sale mal 204 lat