Revista teatros

Entrevistas

volver
Entrevista a Emilio Gutiérrez Caba por La cueva de Salamanca

Publicado el 31 de Mayo de 2018

Entrevista a Emilio Gutiérrez Caba por La cueva de Salamanca

Obra: La cueva de Salamanca

 Viví una historia maravillosa en Salamanca, no sólo de cine, sino personal. Para mí tiene atisbos románticos fantásticos y este año los ha vuelto a tener

 Pertenece a una de las sagas de actores más prestigiosas de España, actores de casta, de aquellos a los que, como a él, su nacimiento les pilla de gira. Quizás el pequeño Emilio estaba ya envenenado por este oficio, pero a base de excelencia se ha labrado una carrera en la que figuran grandes premios y grandes títulos en cine, teatro y TV. Ahora, junto a la Compañía Nacional de Teatro Clásico, celebra el VIII Centenario de la Universidad de Salamanca dirigiendo este montaje que protagonizan Eva Marciel, María Besant, Daniel Ortiz, Juan Carlos Castillejo, Chema Pizarro y José Manuel Seda.
 

Salvador Collado le propone crear un espectáculo con motivo del VIII Centenario de la Universidad de Salamanca. Debe ser ilusionante imaginar todo desde el principio, ¿no? ¿Cómo enfrenta esa primera parte?

Es una gran ilusión y al mismo tiempo una gran responsabilidad y al mismo tiempo un gran desconcierto (risas). Todo junto. Porque dices: ‘¿Y ahora, por dónde cojo este rábano?’ (risas). Sabes que hay una serie de obras del Siglo de Oro, del siglo XVII, que versan sobre Salamanca, pero no sabes bien ni en qué profundidad ni cómo, porque afortunadamente tenemos un enorme repertorio de obras de teatro del siglo XVII.


Uno piensa en “La cueva de Salamanca” y aparece Cervantes. ¿Cómo llega Emilio Gutiérrez Caba a “La cueva de Salamanca” de Ruiz de Alarcón?

Llego buscando (risas). Sabía que existía “La cueva de Salamanca” de Ruiz de Alarcón, la leí y me pareció que era muy posible que el público la entendiera desde el ‘siglo XXI’, que la entendiera perfectamente y sobre todo que entendiera el teatro de Juan Ruiz de Alarcón, del que yo era viejo amigo a través de “La verdad sospechosa” que hace muchos años hice en el Teatro Clásico. Leí “La cueva de Salamanca” de Cervantes y me pareció muy corta.


Se basa en una leyenda…

Es una leyenda que hay en Salamanca sobre esa cripta donde el diablo tiene como sirviente al Marqués de Villena y este consigue escaparse del diablo a cambio de dejar su sombra. Esa es la leyenda. A partir de ese momento en “La cueva de Salamanca” de Ruiz de Alarcón se habla de la magia blanca, de la magia negra, de los poderes sobrenaturales de la magia y todo eso me pareció muy atractivo.


Y a partir de ahí se puso a crear…

Busqué una dramaturgia en la que se mezclaran otras dos obras, que versaban en cierta medida sobre Salamanca, “La Fénix de Salamanca” y “Obligados y ofendidos y Gorrón de Salamanca”. Los cómicos de hoy en día, que son los que empiezan a verse en escena desde el principio de la obra, descubren que estas dos últimas obras sólo hablan de Salamanca de pasada y de pronto encuentran “La cueva de Salamanca” de Ruiz de Alarcón, que es la que les sirve para hacer un montaje con motivo del VIII centenario de la Universidad, del cual se habla al público en mi dramaturgia. Se le cuenta por qué están ensayando una serie de obras, qué están buscando… lo que habitualmente nos ocurre a nosotros en la vida cotidiana de este siglo XXI.


¿Cómo es el Ruiz de Alarcón que firma esta obra?

Es siempre un autor magnífico, un autor perseguido por sus contemporáneos españoles, porque él es mexicano, muy denostado por ellos, pero al mismo tiempo una gran personalidad teatral, un hombre muy sensible, lleno de sabiduría teatral y eso está reflejado también en “La cueva de Salamanca”. Yo lo único que he hecho ha sido hacer una versión, porque forma sólo una parte central de la obra, pero no es la obra entera. Me he permitido desde mi punto de vista resaltar las escenas que tenían más importancia dentro de “La cueva…”, seguir su hilo argumental y terminarla de una manera un tanto sorprendente, que no puedo contar (risas).


¿Cómo es la Salamanca de aquel siglo XVII que nos trae a este 2018? ¿Algo que ver con la actual?

La Salamanca del siglo XVII debía ser una Salamanca muy efervescente en cuanto al nivel cultural. Yo creo que muy parecida a la de hoy. Hay gente joven en Salamanca hoy, mezclados con los turistas, pero se ve una atmósfera de estudiantes... Me refiero a que aquí en Madrid se diluye como un azucarillo en el agua inmensa de esta ciudad, pero allí no, allí está muy presente la vida del estudiante en la calle, en los comercios, en los bares, en todas partes. Mezclado hoy en día, insisto, con los turistas que son muchos. Salamanca es de esas ciudades esplendorosas de España, yo creo que debería estar muchísimo más visitada aún de lo que está, no sólo por el turismo nacional, sino por el turismo extranjero, porque realmente es una joya. No en vano la llaman la Roma chica y es verdad.


¿Existe alguna relación especial entre Emilio Gutiérrez Caba y Salamanca?

Debe haber una línea mágica de contacto porque yo a partir del 65 que hice allí “Nueve cartas a Berta” me quedé prendado de la ciudad. Viví una historia maravillosa en Salamanca, no sólo de cine, sino personal. Salamanca siempre para mí tiene unos atisbos románticos, sentimentales fantásticos y este año lo ha vuelto a tener. En Salamanca ha gustado muchísimo la obra, hemos cubierto las expectativas de lo que se esperaba el Rectorado de la Universidad con respecto a esta obra, vamos a regalarles el telón de “La cueva de Salamanca” cuando acabe el montaje porque lo pidió el Rectorado, lo quieren colocar en el Palacio Fonseca… Si todo eso sirve para unir las cosas y no desunirlas, hacer que la cultura vaya de un sitio a otro, que fluya tranquilamente entre las instituciones académicas y el teatro profesional, eso es muy enriquecedor para la cultura en general. Mi relación con Salamanca es mágica también en ese sentido.


Conocemos al Emilio Gutiérrez Caba actor y su excelencia en el trabajo, ¿cómo es el director?

Eso tendrían que decirlo los intérpretes y el equipo técnico (risas). Es la tercera obra que dirijo y las experiencias anteriores han sido muy gratas, no he tenido ningún problema. Y en este caso tampoco. Han sido unos colaboradores excelentes, creadores excelentes de cosas que me han sugerido durante el montaje y yo las recogido, a algunas he dicho que no, a otras he dicho que sí, pero yo me siento muy bien dirigiendo. No es un mundo que me resulte ajeno, lo único que me tengo que colocar al otro lado del escenario y ver las cosas desde la cuarta pared, pero ver a los intérpretes moverse por allí, ver el trabajo de los técnicos cada día, de cómo se dedican a pintar una cosita y a dejarla puesta habla mucho en favor del trabajo dentro del teatro y de esa denostada historia de que nosotros no damos golpe. Yo llevaría a los inspectores de Hacienda y que vieran realmente lo que estamos haciendo cada día, no solamente por nosotros, sino realmente el teatro no sería nada si no va el público, lo hacemos también por el público, porque nos gusta y porque creemos que el público tiene derecho a ver eso.


¿Cómo recomienda al público ir a ver este espectáculo para empaparse bien de él?

Yo le recomendaría que fuese con el espíritu abierto. Va a ver una obra que va a entender perfectamente porque hay trozos en prosa que he escrito yo y en los que se explican una serie de cosas, va a ver todas las vicisitudes de una compañía teatral del siglo XXI, es meta teatro, teatro dentro del teatro, y va a entenderlo perfectamente y se va a reír mucho con las incidencias de esta compañía, porque se han reído en Salamanca,  y con lo que les pasa al final de todo eso y yo creo que van a conectar muy bien porque el teatro clásico nunca es aburrido, sino que además de eso es muy formativo. El teatro clásico español  es único en el mundo occidental, ni siquiera el teatro inglés llega a la altura en ese sentido, sólo Shakespeare puede compararse realmente a gente como Calderón, pero el resto de autores ingleses más vale que estudien y beban en las fuentes de Ruiz de Alarcón, de Rojas Zorrilla, de Mira de Amescua, que son tres de los autores que yo trato en esta obra porque hay que ver cómo eran estos señores de sabios.


Otros proyectos entre manos que puedan contarse…

Acabo de terminar un libro sobre la familia que ya tiene una gente que va a tratar de que se publique, ya está escrito, sobre las mujeres de la familia, un libro que me ha llevado varios meses hacer, llevo casi un año, pero ya está hecho. Cuando lo acabé dije ‘por fin ya puedo respirar tranquilo’ (risas). Ahora vamos a corregir el estilo, que lleva tiempo. Y estoy haciendo un recital sobre Fray Luis de León, que también lo hago en Almagro, voy a hacer otro en Baeza sobre los versos de amor y también otra cosa sobre San Juan de la Cruz. Estoy haciendo muchas cosas, pero es que hoy en día hacemos muchas cosas, aunque luego nos cunda poco (risas). 

  • Entrevista a Anthony Blake por Aquí se viene llorao
  • Entrevista a Gon Ramos por La familia no
  • Entrevista a Jesús Castejón por 24 horas mintiendo
  • Entrevista a Álvaro Puertas por Nine, el musical
  • Entrevista a Xavier Alberti por Islandia
  • Entrevista a Ramon Paso por Lo que mama nos ha dejado
  • Entrevista a Roko por Nine, el musical
  • Entrevista a Kira Miró por Dos más dos
  • Entrevista a José Luis Gil por Cyrano de Bergerac
  • Entrevista a Pablo Remón por El tratamiento
  • Entrevista a Emilio Gutiérrez Caba por La cueva de Salamanca
  • Entrevista a María Hervás por Iphigenia en Vallecas
  • Entrevista a Alfredo Sanzol por La valentía
  • Entrevista a Font García por La valentía
  • Entrevista a Francesco Carril por La valentía
  • Entrevista a Jesús Barranco por La valentia
Mérida 187 lat
Escuela Nave 73 188  lat
Temple lat 187
Cristina Rota 188 lat
Aguacates lat
El tratamiento lat 188
Corral Cervantes lat
CCV 188 lat
Cantante calva lat 187
Hipster Show lat 187
Carmen BFM 188 lat ok
Clásicos en Alcalá 188 lat
Rocky Horror 188 lat
Escuela Mendez-Leite 188 lat
Cáceres lat
CDN Afasians lat
Nine lat
Scaena 188 lat
Ballet St. Peterburgo 188 lat
Blake lat
Juicio a una zorra lat 188
Ítaca 188 lat
TFM 188 lat
Lo que mamá lat 187
Almagro lat
Dos más dos 188 lat
Accion escena 188 lat
Real 187 lat
Mudanza Show lat
Real Coliseo lat
A través de la luz lat