Revista teatros

Entrevistas

volver
Entrevista a Iván Morales por Desayuna conmigo

Publicado el 01 de Enero de 2020

Entrevista a Iván Morales por Desayuna conmigo

Obra: Desayuna conmigo

 El teatro tiene que ser como el crimen perfecto, debe de parecer un accidente

 “Marcó un antes y un después. Por primera vez sentí que podía contar algo que me tocara profundamente y a la vez tocar a los demás. Y, además, que lo podía hacer a mi manera, con gente que le pidiera a la vida lo mismo que yo”. “Sé de un lugar” –Premios Butaca 2012 al mejor espectáculo de pequeño formato y Time Out Barcelona 2012 a la mejor obra de creación– marcó la trayectoria del polifacético actor, director, dramaturgo y guionista Iván Morales. Siete años después de aquel boom vuelve a hablar de las relaciones personales en “Desayuna conmigo”, un retrato intenso e imprevisible de la vida en pareja y el amor que podremos ver en La Abadía y del que ya se ha hecho una webserie inmersiva rodada en 360º.  Por V. R.  

¿Qué es “Desayuna conmigo”, cómo definiría su autor esta obra?

"Desayuna conmigo" es una historia de personajes que quieren aprender a amar desde lo que son y no desde lo que les gustaría ser o haber sido. Es un espectáculo donde cuatro actorazos nos dan el regalo de mostrarnos momentos robados en la vida de personajes que están en un momento límite de sus vidas, y que se enfrentan a sus demonios para poder ser un poco más felices y no sentirse solos. Hacer esta obra me ha enseñado a amar mejor y a estar más en paz. Espero que al público de Madrid le provoque algo similar.


Y a través de esta historia, ¿en qué llagas mete el dedo Iván Morales, a qué nos enfrenta, qué temas sobrevuelan el texto?

El punto de partida del texto es inseparable de la precariedad. La precariedad económica por supuesto, que es en la que vive la mayor parte de la gente que conozco. Y la precariedad emocional, que también está muy extendida, y a veces va de la mano de la primera. Me apetecía poner en escena gente común, como cualquiera de nosotros, y ser lo más sincero posible respecto a lo que nos impide saciarnos emocionalmente.

Últimamente veo mucho relato sobre lo que deberíamos ser, pero estos personajes necesitan enfrentarse a cambios profundos que pasan primero de todo por la honestidad: Atreverse a aceptar lo que son para poder evolucionar de verdad. Otro tema muy importante en esta obra es la cultura, pero no la visión romántica según la cual la cultura es algo que nos eleva sí o sí, sino la cultura como algo que también nos puede engañar y servir de placebo o de respuesta a nuestros vacíos complaciente pero endeble en última instancia.

En este caso, la cultura es la música pop, porque es una experiencia cultural que me apasiona y me acompaña 24/7, pero de la que también desconfío. Como decían Los Rodríguez, "No me gustan las canciones porque mienten, porque todo se resuelve en tres minutos".


¿De dónde surge la necesidad de escribir “Desayuna conmigo”? ¿Qué le remueve a la hora de sentarse a escribir?

Escribí esta obra para encerrarme en la sala de ensayo con gente que admiro como artistas y como personas. Quería hacer una obra sobre el amor con gente a la que amo. Porque de cada montaje que hago aprendo algo para mi propia vida, y aquí necesitaba aprender como podemos amar, como podemos tener fe, cuando lo que creíamos saber ya no nos sirve.

Uno también escribe como respuesta a lo que ve, y hay un género de "obras de parejas" que en el fondo es aspiracional, porque retrata el estilo de vida que los autores creen que el público quiere tener, pero no lo que realmente viven, que a veces es demasiado feo, incómodo. Pero no hay alegría real sin sinceridad.

Con "Desayuna conmigo" he querido darle legitimidad a eso que llaman "la generación perdida", a veces da la sensación de que hablar de que ya no toca hablar de nuestra cotidaneidad, porque eso delata un fracaso generacional que en cierto modo asusta, ya no tenemos esos retratos generacionales de los 90 porque parece que en el fondo estaban celebrando un pelotazo que se ha demostrado falso y que da miedo retratar en su cotidaneidad.

"Desayuna conmigo" es mi manera de decir: Vale, nos hemos quedado en un terreno yermo, no hemos podido crecer como queríamos, pero no vamos a rendirnos en lo más básico, vamos a acompañarnos, vamos a desayunar juntos, y vamos a celebrar que nos tenemos los unos a los otros.


Brevemente, unas pinceladas, ¿quiénes y cómo son Natàlia, Salva, Carlota y Sergi?

Natalia tiene miedo de amar porque todo en lo que ha tenido fe le ha fallado. Madre separada, trabajos basura, vocación artística frustrada, relaciones estériles. Pero una fuerza tremenda para tirar adelante con todo lo que se ponga por delante.

Sergi es mi homenaje a todos esos superheroes de barrio con los que me he criado y que se suelen retratar a menudo con un clasismo poco disimulado. Ha crecido masticando la violencia de la supervivencia y hace poco que ha entendido profundamente a tomar responsabilidad de lo que le da al mundo, y ha girado su vida con una lucidez poco leída pero muy vivida. Pero sus demonios siguen atormentándole.

Salva es el último de Filipinas, de los últimos en aprovechar el pelotazo de los 90. De punk a compositor de jingles y hits radiofónicos solo hay un paso, el del pragmatismo del superviviente. Pero, como siempre, ser práctico a veces es lo menos práctico del mundo, sobre todo si sientes que traicionas tus principios y en algún momento del camino bloqueaste tu capacidad de crecer.

Carlota es la más lúcida y la más limítrofe, para ella vivir o morir es una decisión diaria. Su precariedad no es económica, pero está en lo más profundo de su sistema emocional. Por eso también es valiente y decidida, porque no se trata de hacer las cosas bien, tanto como de hacer y no dejarse tragar por el vacío.

Los cuatro son gente que es secundaria en su propia vida, aún buscando la manera de sentirse de una vez protagonistas.


Cuenta en escena con cuatro valores seguros: Anna Alarcón, Andrés Herrera, Aina Clotet y Xavi Sáez. ¿Qué nos diría de sus actores?

Son algunos de mis actores favoritos, de calle. He escrito, dirigido y producido esta obra para hacer una de las cosas que más feliz me hace, que es encerrarme en una sala de ensayo con gente de talento excepcional. Son actores de los que me enamoran, humanistas, no entienden la artesanía de actuar sin ser un canal para que el público se acerque un poco más a su condición humana.

Son extremadamente generosos y siempre me sorprenden, porque no trabajan desde fórmulas. Les gusta volar y trabajan como bestias para lograrlo. Creo que son un regalo para el público. Los personajes tienen mucho de ellos, y también de sus sombras. Y logran generar algo que me apasiona, la sensación de estar viendo algo demasiado íntimo, que como público tal vez no deberías ver, a menos que seas un voyeur.


Al hilo de Desayuna conmigo se ha hecho, además, una webserie inmersiva rodada en 360º.

Sí, hemos empezado con los dos primeros capitulos, aparte de un teaser. En ellos tenemos a algunos de los actores de la obra, Andrés y Xavi, y otros intérpretes invitados: Álvaro Cervantes, Bruna Cusí, Greta Fernández, Neus Asencio… Están rodados por otros directores, Alex Monner y Alex Manyas, y los guiones los he escrito con Ian de la Rosa.

Hemos intentado abrir la perspectiva de la obra, completar el retrato de la geografía emocional que nos rodea, mostrando otras relaciones de los personajes, y otro tipo de intimidades más allá de las que aparecen en la obra. Pero además los presentamos como experiencia inmersiva, se pueden ver en el teléfono o usando unas gafas de realidad virtual, pero de cualquier manera piden la interactividad de lxs espectadorxs. No deja de ser un experimento, dentro de la voluntad de mi productora, Los Montoya, de abrir nuevos horizontes.


Cómo se llevan el Iván dramaturgo y el Iván director? ¿Están siempre de acuerdo, se ‘boicotean’?

Dirijo con mucha gratitud al autor, porque sé que se ha sacrificado un poco para que yo tenga el material que dirigir, pero le traiciono todo lo necesario para poder serle fiel. Cuando el texto es mío más. No tengo ningunas ganas de que la gente cuando vea mis obras se quede, principalmente, con el texto. Prefiero que piensen que es improvisado o que viene de improvisaciones. El teatro tiene que ser como el crimen perfecto, debe de parecer un accidente.


¿Qué significó para Iván Morales “Sé de un lugar”, marcó de algún modo un antes y un después o nada más lejos?

Marcó un antes y un después. Totalmente. Por primera vez sentí que podía contar algo que me tocara profundamente y a la vez tocar a lxs demás. Que no estaba tan solo. Y además que lo podía hacer a mi manera, con gente que le pidiera a la vida lo mismo que yo. A partir de "Sé de un lugar" me entregué al teatro. Y con "Desayuna conmigo" hemos vuelto al punto de partida, con los mismos actores, Anna y Xavi, para celebrar que seguimos aquí.


¿En qué otros proyectos está trabajando Iván Morales?

Yo me he tomado un año para experimentar un poco, estoy cocinando cosas de teatro desde lugares nuevos, sin mucha urgencia para enseñar nada. Mientras tanto dirijo actores en cine, trabajo de actor en series, y preparo dos obras para la temporada que viene, un whodunnit para un teatro del paralelo, y una obra para el TNC con mi viejo y admirado amigo y actorazo Bruno Bergonzini, al que voy a juntar con los 4 actores jóvenes más hambrientos de vida y teatro que encuentre.


¿A quién le diría Iván Morales “desayuna conmigo”?

A mi novia, a la que le preparo unos desayunos muy parecidos a los de la obra. A mi hijo, que pasa de desayunar. Y a cualquier extraño o extraña con quien me cruce y que yo sospeche que tiene una historia divertida y sorprendente que compartir. 

  • Entrevista a Carmen Machi, Nathalie Poza y Carolina Yuste por Prostitución
  • Entrevista a María Botto por Sobre Holderlin
  • Entrevista a Juan Diego Botto por Sobre Whitman en la mirador
  • Entrevista a Emilio Gavira, Juan Ceacero y Paco Déniz por La Ternura
  • Entrevista a Marta Etura. Escuela de Interpretación Cristina Rota
  • Entrevista a Iván Morales por Desayuna conmigo
  • Entrevista a Elaine Álvarez por Cecilia Valdés
  • Entrevista a Elizabeth Caballero por Cecilia Valdés
  • Entrevista a Jacobo Dicenta por Drácula, biografía no autorizada
  • Entrevista a Pepa Pedroche, directora de Reinar después de morir
  • Entrevista a Alejandro Pelayo por Sobre Whitman y Sobre Holderlin
  • Entrevista a Manuela Velasco. Estudio Corazza para el Actor
  • Entrevista a Álex García. Escuela de Interpretación Cristina Rota
  • Entrevista a Claudia Salas. Arte 4 Estudio de Actores
  • Entrevista a Amaia Aberasturi. Escuela para el Arte del Actor
  • Entrevista a Carlos Moreno e Itziar Manero. Escuela Nave 73
Jauría 204 lat
Asalto a la sede 204 lat
Tribueñe 204 lat
Función que sale mal 204 lat
Cartas de amor 205 lat
Peter Pan 202 lat
Dubbi  kids 204 lat
Perfectos desconocidos 204 lat
Todas las noches de un día 205 lat
Mirador 205 lat
Nave 73 205 lat
Cristina Rota 205 lat
Flashdance 205 lat
Escuela Mendez Leite 205 lat
Corazza 205 lat
La ternura 204 lat
Drácula 205 lat
español 205 lat
Arte 4 205 lat
Como una perra 205 lat
La Cubana 203 lat
Ópera Divertimento 202 lat
Emociones 205 lat
Banner 33 el musical 202 lat
Domingos de Vermut 205 lat